Las semillas de un MIT a la mexicana

La ropa interactiva es la apuesta de esta empresa que combina arte y diseño; Thinking Dojo es una de las pymes que buscan captar capital de algún inversionista en Campus Party.
Ropa interactiva  (Foto: Gabriela Chávez)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un matemático, una diseñadora y una física sumaron sus conocimientos para formar Thinking Dojo, una escuela experimental en donde se busca combinar la tecnología con el arte y el diseño para crear piezas interactivas, desde ropa hasta prótesis.

"Nos dimos cuenta que nuestras disciplinas podían tener cosas en común como una alternativa para implementar competencias tecnológicas en estudiantes de arte y diseño, que es realmente un valor agregado para estas disciplinas", dijo la diseñadora gráfica y cofundadora de Thinking Dojo, Zaira García en entrevista para CNNExpansión.

Zaira cuenta que la idea de este proyecto no fue sólo la unión de un trío de amigos, sino la adaptación de un modelo de educación que anhelan ver en México y que confían podría impulsar al ecosistema emprendedor nacional.

"Nos  basarnos en los modelos de educación del MIT Media Lab, que conjuntan diferentes disciplinas con base científica. Nos dimos cuenta que con un esfuerzo transdisciplinario se puede realmente innovar en diseño y arte", comentó el coordinador educativo de Thinking Dojo y matemático, Claudio Nebbia.

Desde hace dos años, Claudio, Zaira, Acenet, Suleyma y la física Lucila Guevara, trabajaron en levantar este laboratorio a base de prueba y error e invirtiendo de su bolsillo para desarrollar la matrícula de cursos fijos como HTML5, programación o moda interactiva, los cuales han llegado a 60 alumnos.

Cables para usarse

Al caminar, su falda enciende y apaga intermitentemente, no se le ven baterías ni cables, parece un vestido blanco y negro sólo que interactivo.

"Es parte de una colección del curso Techno Moda que tenemos en thinking Dojo, se ilumina con leds y es una de las piezas que presentamos hoy en Campus Party a los inversionistas", comenta Zaira portando el vestido que capta la atención de los paseantes en el evento.

Este vestido, además de una bufanda, sombrero luminoso y un corset terminado en hilo neón, son parte de una colección de ropa interactiva producto de los cursos de Thinking Dojo, la cual apuesta por la tendencia de tecnología vestible y esperan que sea su boleto de entrada al programa de aceleración empresarial Wayra, ante la cual presentaron su propuesta este miércoles durante la cuarta edición de Campus Party. 

Además de estas piezas Camilo cuenta que han desarrollado prototipos como un guante con sensores que permite maximizar la sensación táctil para personas ciegas.

Zaira detalla que cada una de las piezas lleva un proceso de investigación, producción- tanto tecnológica como textil- además de los acabados; el vestido de leds por ejemplo tiene un costo de aproximadamente 5,000 pesos.

Esta es una de las más de 350 ideas que se presentarán hasta el 4 de agosto en Campus Party ante inversionistas e incubadoras de empresas buscando ingresar a un programa empresarial, o en el mejor de los casos, algunos millones en capital para detonar su negocio.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×