Expertos en México reconstruyen el rostro de un hombre de hace 700 años

El Instituto de Antropología informó sobre el proceso de reconstrucción facial de la osamenta de un hombre del periodo Posclásico Tardío
osamenta_rostro
osamenta_rostro  osamenta_rostro
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Especialistas trabajan en México para reconstruir el rostro de una osamenta prehispánica, que corresponde a un individuo que vivió hace más de 700 años.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó este lunes en un comunicado que el arqueólogo Román Piña Chan encontró la osamenta hace 35 años, en unas milpas del municipio de Ario de Rayón, en el estado de Michoacán.

Desde entonces se le han realizado estudios, con los que se ha logrado establecer que los restos óseos son de un hombre que perteneció a las culturas de Occidente, “y que al parecer formó parte de la élite”.

La antropóloga forense Lilia Escorcia será la encargada de hacer una “aproximación facial del personaje”, en el proceso para reconstruir el rostro.

Como siguiente paso “colocará músculos profundos, medios y superficiales para darle volumen al rostro. Posteriormente el artista visual Irwing Minero le dará expresión”.

El objetivo de la reconstrucción es obtener más datos sobre el hombre que vivió durante el periodo Posclásico Tardío (1300-1500 d.C.), según los especialistas.

“Los estudios realizados por el antropólogo físico, Jorge Gómez, lograron determinar que el esqueleto pertenece a un individuo de sexo masculino, que murió entre los 22 y 24 años de edad”, detalló el INAH.

“Tenía una complexión delgada, medía alrededor de 1.60 metros, y al parecer no realizaba trabajos físicos, debido a que sus huesos no muestran mayor desarrollo”, agregó.

Según los analistas, era una persona “sumamente sana”, a la que “muy probablemente” sacrificaron, “hipótesis que podrá ser confirmada o descartada más adelante”.

Para conservar los restos, se han realizado procesos de “remineralización y bioconsolidación”, que favorecen su resistencia, dureza, flexibilidad y elasticidad.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Antes de intervenir el entierro, tomamos un registro fotográfico por cuadrícula de cada uno de los huesos, pues la posición de los esqueletos en muchos casos es indicativo de la época y la región a la que perteneció el individuo en estudio”, dijo la restauradora Luisa Mainou, de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del INAH.

En la reconstrucción del rostro, además del INAH, participa la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×