El sueño de Zuckerberg de conectar a millones de personas no será fácil

El creador de Facebook se enfrentará a la falta de infraestructura, escasez de electricidad y analfabetismo para llevar internet a todos
conectividad internet mundo
conectividad internet mundo  conectividad internet mundo
Autor: David Goldman | Otra fuente: CNNMoney

El sueño de Mark Zuckerberg de darle acceso de internet a casi 5,000 millones de personas tiene buenas intenciones, pero no va a ocurrir pronto.

Primero se tendrán que hacer cambios fundamentales en las partes más pobres del mundo para cumplir con Internet.org, como se llama su proyecto.

“Soy un creyente del poder de la conectividad incluso en la parte más baja de la pirámide, pero no sé si la ambición de conectar a 5,000 millones de personas es realista cuando consideras los retos fundamentales a los que se enfrenta”, dijo David Rice, profesor en la Universidad de Nueva York en Estados Unidos y consejero de África en el Instituto Milken, también en Estados Unidos.

Hay cuatro problemas principales: la escasez de electricidad en todo el mundo en desarrollo, una falta de infraestructura de ancho de banda, pobreza extrema y analfabetismo extenso.

Aquí están las buenas noticias: la mayoría de la población mundial tiene acceso a una forma básica de comunicación: los teléfonos celulares y los mensajes de texto. Eso fue posible con una gran cantidad de torres de telefonía móvil en toda África.

Pero los teléfonos que se conectan a internet necesitan mucha electricidad. Y el 60% de los africanos tienen acceso limitado a esta, de acuerdo con Rice.

Solo para recargar sus teléfonos, algunas personas manejan cientos de kilómetros a la ciudad más cercana o aprovechan las baterías de sus automóviles para obtener energía extra. El problema creó un mercado en auge para las estaciones de recarga solar, pero los negocios que las dirigen cobran tarifas exorbitantes.

Si estos teléfonos de repente se conectaran a Facebook, eso agotaría la batería mucho más rápido que al hacer llamadas y enviar mensajes de texto.

El segundo problema es la falta de infraestructura de ancho de banda. Enviar llamadas en torres de telefonía móvil es una cosa, pero aprovechar todos los datos en internet usualmente depende cables de fibra.

Sería prohibitivamente costoso conectar a villas remotas. Eso significa que las torres de telefonía móvil en áreas remotas tendrían que soportar la carga. Pero fácilmente podrían verse abrumadas con el tráfico si las personas de repente utilizaran sus teléfonos para conectarse a internet.

Uno de los pilares del plan de Zuckerberg es hacer que las aplicaciones móviles sean eficientes con los datos para que gasten menos del valioso ancho de banda.

El problema de conectividad es uno que los gobiernos locales y las empresas occidentales de internet han buscado solucionar durante los últimos años.

En lugares no conectados, las personas a veces obtienen acceso temporal a internet de hotspots WiFi conectados a satélites en los lomos de burros o en la parte trasera de los autobuses. Sus habitantes esperarán a que el hotspot de WiFi llegue al pueblo, y se reunirán a su alrededor rápidamente para revisar su correo electrónico o navegar por la web.

Otras empresas también intentan resolver este problema.

Google envía globos con antenas de radio a la estratosfera como parte de un proyecto llamado Loon.

Alcatel-Lucent lleva su tecnología lightRadio que no es costosa a pequeños pueblos sin torres de telefonía móvil.

Y los fabricantes de teléfonos compiten para desarrollar smartphones que cuesten menos de 15 dólares (194 pesos); una meta en la que incluso trabajan los fabricantes de smartphones de primer nivel como Nokia, Samsung y BlackBerry.

También hay otros problemas. Para obtener los beneficios del acceso a internet, los países en desarrollo deben combatir el extenso analfabetismo que persiste. Si las personas no pueden leer y escribir, entonces los correos electrónicos, Facebook y otras aplicaciones de comunicación basadas en mensajes de texto no valdrán nada.

Las personas en pobreza también tienden a comprar teléfonos muy rudimentarios que pueden enviar mensajes de texto y llamar; pero no mucho más. Los teléfonos que pueden conectarse a internet no podrían ser una opción para muchas personas. 

Y algunos se preocupan de que el camino a un acceso completo solo exacerbará el problema.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Es fácil ser cínico sobre esto de Internet.org”, dijo Keith Proctor, miembro del Centro Internacional Feinstein de la Universidad Tufts en Estados Unidos. “Si no pueden evaluar los problemas de costo, energía y analfabetismo, existe el problema de que solo acaben afianzando esas desigualdades”.

A pesar de los retos, la visión de Zuckerberg es admirable. “Van a utilizarla para decidir qué tipo de gobierno quieren, obtener acceso al cuidado de la salud por primera vez en la historia”, dijo a CNN. “La conectividad es un derecho humano”.

Ahora ve
El de Cristiano Ronaldo y otros empujones famosos en la cancha de futbol
No te pierdas
×