Una jeringa inteligente cambia de color para avisar que ya fue utilizada

El diseño tiene como objetivo evitar la reutilización de estos dispositivos en establecimientos médicos en India
jeringa inteligente
jeringa inteligente  jeringa inteligente
Autor: Holden Frith | Otra fuente: 1

Nota del editor: Cada dos años, el prestigioso Premio: INDEX busca a diseñadores que trabajan en soluciones innovadoras para retos globales. En esta serie especial de CNN, hacemos una selección de los nominados.

(CNN) — De entre 4,000 y 5,000 millones de inyecciones administradas cada año en India, al menos 2,500 millones son inseguras, según un estudio.

En algunos casos, eso significa que son administradas con jeringas no esterilizadas de segunda mano que podrían estar contaminadas con una enfermedad de transmisión sanguínea como hepatitis o VIH.

Un simple cambio a la forma en que las jeringas se fabrican podría reducir dramáticamente esas cifras y salvar miles de vidas cada año, de acuerdo con David Swann de la Universidad Huddersfield, en Inglaterra.

Su diseño de un nuevo tipo de jeringa que cambia de color después de que fue utilizada, fue nominado para un Premio: INDEX.

“1.3 millones de personas (en todo el mundo) mueren cada año por prácticas inseguras en inyecciones”, dice Swann, al citar cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Representa más del 30% de casos de hepatitis A y B y el 5% de casos de VIH”.

El investigador explicó que en India es común que personas escarben vertederos de basura para buscar jeringas usadas que pueden limpiar y vender a las clínicas.

“Cuando comparas una jeringa estéril recién sacada de su empaque con una jeringa que fue lavada, ¿cómo determinas la diferencia?”, preguntó. “Creamos una tinta inteligente que, si es expuesta al aire al sacarla del empaque o si el empaque está abierto se activaría y cambiaría a color rojo”.

La Jeringa ABC está impregnada con una tinta que es sensible al dióxido de carbono y después es sellada en una atmósfera protectora para que permanezca transparente hasta que esté lista para utilizarse. Después de que se rompe el sello del empaque, el revestimiento de la jeringa comienza a ponerse de color rojo, alertando a los médicos del riesgo de que la jeringa pudiera haberse utilizado.

La intención de Swann es que la presentación de la jeringa ABC debe acompañarse de una campaña de información pública para que los pacientes asocien una jeringa roja con peligro y puedan insistir en equipo estéril.

“Tenemos que ser bastante inteligentes al observar tecnologías que cuestan casi nada, y el empaque de aire modificado es una de esas tecnologías”, dijo Swann. “Solo añade un 1% al precio de tienda minorista, así que una jeringa de cuatro centavos de dólar (cinco pesos) se vuelve una propuesta bastante interesante”.

Según los cálculos de Swann, si la jeringa ABC es utilizada para el 5% de las inyecciones administradas en India, después de cinco años habrá prevenido más de 700,000 infecciones y ahorrado 130 millones de dólares (1,733 millones de pesos) en costos médicos.

Denis Maire, quien trabaja para los sistemas de salud y fuerza laboral de innovación de la Organización Mundial de la Salud, dijo que la Jeringa ABC podría ayudar a asegurar las inyecciones.

“Cualquier cosa que pueda contribuir a disminuir la reutilización de jeringas vale la pena considerarse y el costo ciertamente es un factor importante”, dijo.

“La gran ventaja de este concepto es que no solo los encargados de salud sino también los pacientes pueden tener una apreciación visual del estatus de seguridad del dispositivo. En mi punto de vista esto podría ser un buen impedimento para que los profesionales las reutilicen”, añadió Maire.

Sin embargo, señaló que sería posible para los médicos sin escrúpulos anular la advertencia visual si los pacientes no conocieran el significado del cambio de color. También dijo que el retraso de un minuto antes de que la jeringa cambie a color rojo pueda que no sea suficiente.

“¿Cómo distinguirías las jeringas buenas y las malas si las inyecciones no se practican dentro de este lapso de tiempo?”, dijo. “Podría crear confusión y crear el concepto inefectivo”.

Ravi Naidoo, un miembro del jurado del Premio INDEX y director de Design Indaba, una agencia que tiene como objetivo poner en práctica ideas creativas, dijo que trabajar con la comunidad médica internacional ayudaría a convertir el prototipo en un producto viable.

“Esta innovación habla a las posibilidades infinitas del diseño, creatividad e innovación para hacer frente a los problemas del mundo real”, dijo.

“Además de ser efectiva con el costo, lo que asegurará la accesibilidad de la solución, también permite que los pacientes se hagan cargo de un problema crítico; un gran ejemplo de emprendimiento a través del diseño inteligente”.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×