Surface Pro 2: PC disfrazada de ‘tablet’

Microsoft logró corregir varios errores en la nueva versión de su dispositivo, dice Adrian Covert; sin embargo, las mejoras en el ‘hardware’ requerirán de un ecosistema de aplicaciones que las apoye.
Adrian Covert
NUEVA YORK -

Después de perder casi 1,000 millones de dólares con la Surface RT del año pasado, Microsoft no renunciará a su tablet. Por el contrario, la compañía está impulsando su nuevo gadget con más vigor que nunca.

El año pasado la Surface vivió en tierra de nadie: era algo grande para cautivar realmente como una tablet, y le faltaba algo de potencia para actuar como un sustituto de la laptop. El modelo de este año ofrece mejoras importantes en ambas áreas.

Mientras que la pizarra anterior era más pesada y gruesa que muchas tablets de 10 pulgadas, la Surface 2 es más delgada que la iPad actual, y casi igual de liviana. Al procesador del artefacto original le faltaba potencia para ejecutar Windows, en tanto que el procesador de la nueva versión promete un rendimiento tres o cuatro veces mayor.

La pantalla ligeramente granulada del modelo del año pasado se ha ido, ahora brinda una imagen en alta definición 1080p. Hasta el nombre fue actualizado: desapareció el confuso "RT".

El soporte o caballete se mantiene, ahora permite plegar la pantalla en un ángulo de 44 grados, lo que Microsoft dice que mejora la experiencia de uso del dispositivo en el regazo.

También conservaron las cubiertas ‘Touch Cover' y ‘Type Cover', que ahora son más finas, con retroiluminación y más sensibles. Hay incluso una nueva ‘Power Cover', que lleva una batería adicional para quienes no tienen a la mano una fuente de energía.

Por otra parte, la Surface Pro 2, que es más una PC disfrazada de tablet, recibió también algunas mejoras respecto a su predecesora. La nueva Surface Pro incluye una pantalla con una mejor precisión de color, un procesador Intel 50% más rápido y lo suficientemente potente para editar video profesional, así como una batería que dura más. Sin embargo, su actualización fue menos radical. La estrella del evento fue la otra Surface.

Al  probar la pizarra los beneficios de esos cambios fueron evidentes de inmediato. La tableta se sostiene más cómodamente con una mano. La cubierta ‘Touch Cover Typing' se siente más fiable e incluso intuitiva. El trackpad táctil, aunque un poco estrecho, obedece mejor a los gestos y es más sensible que antes. Mientras que la cubierta más delgada ‘Type Cover' parece ser más portátil que la versión del año pasado.

Pero el hardware solo -por muy mejorado que sea- no resolverá todos los problemas de la Surface. El énfasis que Microsoft le está dando al nuevo gadget, por encima de su más poderoso hermano Pro, significa que Windows RT está aquí para quedarse. Es la versión optimizada para móviles que no ejecuta aplicaciones heredadas como iTunes.

El año pasado, la empresa fracasó espantosamente a la hora de comunicar las diferencias entre estas dos versiones, lo que condujo a muchos socios de hardware a abandonar Windows RT por completo. Aunque ha aumentado su tienda de aplicaciones en el último año, aún carece de aplicaciones de alto perfil que podemos encontrar en la iPad y las tablets Android. Aplicaciones innovadoras como ‘Paper' y juegos como Infinity Blade no están disponibles en la Surface 2.

El reto de este año para la tecnológica será convencernos a todos de las virtudes de Windows RT (y, por extensión, de su mejorada tableta).

La buena noticia es que Windows 8.1 RT, la muy necesaria actualización del sistema, aparecerá muy pronto. Ofrece una gran cantidad de mejoras para cualquier dispositivo que lo utilice, pero los que más se beneficiarán serán los dispositivos RT como la Surface 2. La mejora de la multitarea, en particular, hace a la pizarra mucho más fácil de usar.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Si Microsoft quiere que su artefacto sea tomado en serio, tiene que seguir presionando a los desarrolladores para que diseñen aplicaciones para Windows RT.

La compañía, en el papel, ha hecho lo suficiente para que la Surface 2 merezca nuestra atención. Queda por ver si eso se traduce o no en un dispositivo que queramos utilizar cotidianamente.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×