¿Las pantallas flexibles son el futuro de los teléfonos inteligentes?

Los fabricantes compiten por la mejor cámara, el procesador más rápido, la mayor oferta de 'apps' y ahora el tipo de pantalla
telefono_flexible  movil, tecnologia, smartphone
Autor: Heather Kelly
(Reuters) -

Varios gigantes de la tecnología están desarrollando lo que podría ser la próxima gran innovación de los teléfonos inteligentes: las pantallas flexibles. 

Este lunes, LG anunció que empezará la producción en masa de una pantalla curva y flexible, la OLED de 6 pulgadas, para dispositivos que estarán disponibles a partir del próximo año. 

Muchas compañías han mostrado prototipos de esta innovación, pero aún no hay un mercado masivo. Samsung lanzó este martes el Galaxy Round, el un dispositivo con pantalla curva y flexible.

Desde hace mucho tiempo se rumora que Apple evalúa una tecnología similar para el iPhone. Una patente registrada en marzo describe un "dispositivo electrónico con una envoltura alrededor de la pantalla" que ocuparía la mayor parte o la totalidad del dispositivo. Al igual que otras empresas, la firma de la manzana pide patentes de productos que al final no llegan al mercado.

Pero muchos creen que la ola de pantallas flexibles y curvas que se aproxima es solo el primer paso de un cambio dramático en el mundo de los smartphones.

"Lo que estamos viendo ahora es un gran salto lejos del diseño rectangular de los teléfonos inteligentes. Esto prepara el camino para que haya formas y tamaños más extravagantes en los próximos aparatos", escribió Aaron Souppouris, del blog tecnológico The Verge.

Desde que Apple lanzó el iPhone que mató el teclado, el diseño físico de los teléfonos inteligentes se ha estancado.

Hay pantallas táctiles rectangulares de diferentes tamaños, con carcasas de colores o diseños al reverso. Sin embargo, la apariencia es básicamente la misma.

La mayor parte de la competencia seria ocurre al interior de los dispositivos. Los fabricantes compiten por la mejor cámara, el procesador más rápido, la mayor oferta de aplicaciones y, por supuesto, los precios más bajos.

Cuando todas estas características empatan, las compañías recurren a funciones más ostentosas —algunos dirían incluso rebuscadas— para que sus teléfonos inteligentes Android de 5 pulgadas sean distintos a los teléfonos inteligentes Android de 5 pulgadas de alguien más. 

Por ejemplo, el Samsung Galaxy S4 tiene una función para controlar la lectura con gestos, en lugar de usar los dedos, mientras que un sensor de huellas dactilares permite desbloquear el nuevo iPhone. Otras empresas apuestan a cambiar la interacción con el teléfono mediante funciones de reconocimiento de voz (como Siri o Google Voice).

Y ahora tenemos pantallas curvas.

Según LG, su tecnología funciona porque los paneles no se construyen en vidrio, sino en sustratos de plástico. También llamados wafers, estos sustratos son pequeñas capas de material que actúan como semiconductores. 

La nueva pantalla de LG será completamente curva.

Pero, dejando de lado lo sorprendente, ¿cuáles son las ventajas reales de una pantalla de este tipo?

En primer lugar, una pantalla flexible es más delgada y liviana que una de vidrio. En un campo donde las compañías (principalmente Apple) presumen que sus teléfonos son unos cuantos milímetros más delgados que los de la competencia, aparentemente esto importa.

LG y otros también promocionan las pantallas como irrompibles.

No está del todo claro cuáles son los beneficios prácticos de una pantalla curva y cóncava de 6 pulgadas, más allá de la innovación que representa. Según, Samsung estas pantallas tienen un mayor espacio visible en la misma superficie.

Ya hay televisores con una tecnología similar. Sacan ventaja de las pantallas flexibles OLED, que se curvan hacia el espectador supuestamente para darle una experiencia visual completa. Pero el efecto no será el mismo en 6 pulgadas.

Los paneles de televisión se quedan en su posición curva permanentemente y en realidad no pueden volverse a doblar, así que la flexibilidad se pierde.

La otra gran tendencia móvil es la posibilidad de conectar a tu smartphone aparatos que puedes usar, como un reloj o unos lentes. 

Si LG o Samsung obtienen buenos resultados con la tecnología flexible, eso sería muy útil para la apuesta de la industria porque los usuarios vistan la tecnología en los próximos años. 

El voluminoso y mal recibido reloj inteligente Samsung Galaxy Gear, por ejemplo, podría beneficiarse enormemente de una pantalla que se ajuste a tu muñeca, en lugar del cuadrado sólido y gigante que es ahora.

Con información de Doug Gross

Ahora ve
Las preocupaciones que llevan a los hondureños a las urnas este domingo
No te pierdas
×