Los 'drones' serán los vigilantes, mensajeros y pastores del futuro

Los aviones no tripulados pueden ayudar en la agricultura, a encontrar a gente perdida y cuidar animales, pero hay temor sobre la privacidad
'Drones', a la venta en México
Autor: Daisy Carrington y Jenny Soffel
(Reuters) -

Aparte de las conocidas y controvertidas labores militares, los aviones no tripulados, o drones, ya han demostrado ser hábiles pastores de ovejas, repartidores, guías turísticos, directores de cine, arqueólogos y —posiblemente— espías.

El potencial económico global de estas máquinas es asombroso. Un estudio reciente calculó que el mercado global de vehículos aéreos no tripulados (VANT) es de 89,000 millones de dólares en 2013.

Sus promotores están ansiosos por señalar las muchas formas como estas naves mejorarán nuestras vidas. "Esta tecnología es una herramienta adicional para hacer que una industria sea más efectiva", dice Gretchen West, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos no Tripulados (AUVSI, por sus siglas en inglés).

"Con la agricultura de precisión, por ejemplo, se puede tomar fotografías de los campos para que los agricultores logren identificar los problemas que no necesariamente verían al caminar por ellos. En cuanto a la aplicación de la ley, podrías encontrar a un niño que esté perdido en el bosque con mayor facilidad, a diferencia de si debes caminar en el campo, sobre todo si hay mal clima, o si el terreno es engañoso".

Parecería que los VANT están a punto de invadir nuestras vidas, pero la realidad es un poco más complicada. El uso de estos aviones alrededor del mundo definitivamente está aumentando en el sector público, pero cuando se trata de la actividad comercial, muchos países tienen estrictas limitaciones.

Estados Unidos no permite el uso de aviones no tripulados comerciales en lo absoluto, aunque se espera que esto cambie en 2015, cuando la Administración Federal de Aviación (FAA) de ese país genere un plan para integrar estos aviones en su espacio aéreo.

Actualmente, el uso de aviones no tripulados entre la población civil en Estados Unidos sólo se permite en el sector público, como investigación o como hobby, aunque en este último caso se establece que no pueden volar por encima de 120 metros, cerca de áreas pobladas o fuera de la línea de visión del operador.

"Nos asombran los usos que surgen", dice Sue Rosenstock, portavoz de 3D Robotics, un fabricante estadounidense VANT para aficionados.

Uno de los países más abiertos, señala Rosenstock, es Australia.

Los emprendimientos Zookal y Flirtey anunciaron que unirían sus esfuerzos en Australia para ofrecer entregas de libros de texto por medio de VANT el próximo año.

"Las vemos como un maravilloso ejemplo del poder de la legislación para liberar esta tecnología emergente", dice Rosenstock.

A pesar de lo joven de la industria, muchos legisladores temen la posible invasión a la privacidad que los aviones no tripulados representan. Nueve estados de Estados Unidos ya aprobaron legislaciones que restringen el uso de VANT, tanto por parte de ciudadanos particulares como de agencias de seguridad.

"Los aviones no tripulados tornan la vigilancia más fácil y más barata, y cuando haces eso, puedes esperar ver muchos más", advierte Ryan Calo, profesor de Derecho en la Universidad de Washington y erudito en legislación web.

Calo argumenta que la facilidad con la que el gobierno puede espiarnos "debería ser una preocupación", pero también dice que los VANT podrían ayudar a iniciar una conversación que debería haberse dado hace mucho tiempo, con respecto a las leyes sobre privacidad.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

"Las leyes sobre privacidad han quedado rezagadas en comparación de la tecnología de vigilancia durante años, y esto probablemente tiene algo que ver con el hecho de que los ciudadanos no pueden ver cuál es el problema, pero sí pueden imaginarse cómo sería la vigilancia con aviones no tripulados", indica.

Como resultado, argumenta, los VANT "podrían ser un catalizador para tener mejores leyes sobre privacidad".

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×