Sin dolor ni 'cicatrices', ¿cómo salir de un tropiezo en redes sociales?

Las figuras públicas, no siempre habituadas a Twitter, deben aprender a aceptar sus errores y a responder oportunamente
Twitter crisis redes sociales  Twitter crisis redes sociales
Autor: William Turner M. | Otra fuente: CNNMéxico

Esta semana, la actriz Lucero protagonizó en redes sociales un papel que pocas veces ha tenido en telenovelas: el de villana. Una foto donde posa con su novio luego de una jornada de cacería la colocó en el centro de una polémica social.

El martes, cuando la revista TvNotas dio a conocer las imágenes, la también cantante emitió un comunicado en el que no abordó el tema objeto de críticas (la cacería), sino el "robo" de fotos privadas y la mención de sus hijos. La crisis no mermó, y siete de las 10 principales tendencias en Twitter ese día estuvieron relacionados con el tema. Hasta el momento de publicación, la etiqueta #LuceroAsesina tenía 182,000 menciones.  

"Los asesores de políticos o de celebridades deben entender que hay prácticas que el internet hizo obsoletas, como el tener el control de la forma en que se creaba una imagen a través de comunicados o fotos favorables", explica la doctora Maricela Portillo, coordinadora del Doctorado en Comunicación de la Universidad Iberoamericana. 

Aunque esta no es la primera situación polémica protagonizada por la actriz -que también es imagen del Teletón impulsado por Televisa-, sí es la primera de la era Twitter.

"No podemos pecar de ingenuos... Hay que cuidar las acciones antes de que ocurran", detalla Portillo. "Si la información ya está circulando, o se emite una disculpa y se admite el error, o defiende su postura. No puedes responder con indignación y culpando a todo el mundo".  

La especialista aclara que por muchos trendig topics que haya sobre un tema, las redes sociales no representan la opinión de todos los mexicanos, pues solo el 38% de los mexicanos tienen acceso a internet, sin embargo, "el tema es evitar que salte al flujo de información mediática, a los diarios o la televisión, al que sí tienen acceso la gran mayoría de las personas". 

Antes de tuitear, mantén la calma

“El avance tecnológico que ha fortalecido la mancuerna entre medios y redes sociales ha ido más rápido que la reacción de las figuras públicas sobre el hecho de que todas sus acciones y dichos se registran y se amplifican”, explica Víctor Gordoa, consultor en imagen pública y rector del Colegio de Consultores en Imagen Pública

Quienes gozan de fama, ya no necesitan convocar una rueda de prensa ser escuchados, basta colocar un tuit. Aunque la desventaja es la pérdida del control sobre su imagen, dice el experto.

Gordoa, quien coordina una licenciatura y dos posgrados sobre imagen pública, asegura que existen varias maneras para librar estas situaciones:

En primer lugar, se debe evitar negar el hecho, esconderlo o borrar la información. 

Tampoco se debe de culpar a alguien más de lo sucedido o justificarse. “El argumento de que fueron hackeados ya está muy gastado”, añade Gordoa. En vez de eso, hay que buscar un vínculo emocional con la audiencia para generar empatía y simpatía a través de los sentimientos.

Y por último, ¡sigue adelante! Gordoa afirma que si luego de la crisis no se toman acciones, el afectado puede parecer “cínico o de espíritu débil”. Y sugiere que en el menor tiempo posible se difundan mensajes sobre lo positivo de su trayectoria, para recordar su valor profesional y reducir lo sucedido a "un error".

Este puede ser el caso de Cristian Castro. El cantante tuiteó una foto suya, casi desnudo y con el mensaje: "Masajito con saiote", que generó una gran cantidad de 'memes' y chistes a su costa. Castro no ha tenido, hasta ahora, ninguna reacción y su tuit permanece en silencio.

“A diferencia de Lucero, el caso de Cristian Castro es cosa de risa. Cree que tendrá el mismo efecto que tiene Miley Cyrus y se equivoca. Una cosa es ser famoso y otra gozar de infamia”, dice Gordoa.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El experto en imagen pública sugiere que "hay que saber diferenciar entre el trolleo y la crítica negativa. Al primero hay que ignorarlo; a lo segundo hay que tratar de hacerle frente con argumentos inteligentes", pues este tipo de deslices en redes sociales, por la naturaleza del medio, se olvidan rápidamente. 

Cómo controlar una crisis en redes sociales:

  1. No intentar borrar la publicación. Seguro alguien más ya la respaldó
  2. No subestimar a los otros usuarios de redes sociales. Es poco efectivo culpar a los demás o alegar un hackeo
  3. La vida sigue. Por más duro que haya sido el 'golpe', luego de aclarar la publicación o haber pedido disculpas, regresa a tuitear con normalidad
Ahora ve
La Academia de la Música Latina nombra “Persona del Año” a Alejandro Sanz
No te pierdas
×