Bitcoines, tres opciones en su futuro

Además de ser una forma de pago, la ciberdivisa podría formar toda una infraestructura de negocio; la inexperiencia es el riesgo más grande que analistas ven en un negocio de bitcoin.
bitcoin  (Foto: Getty)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para algunos inversionistas la temeridad es algo que caracteriza a los emprendedores. Es por esto que consideran ideal que sean ellos los que experimenten con productos y servicios basados en la criptodivisa digital bitcoin, especialmente en tres frentes de negocio en los que esta moneda puede ayudar a resolver un problema o necesidad social y detonar un mercado redituable.

Los bitcoines pueden ser una opción más de pago digital, un medio para intercambiar un servicio o la infraestructura sobre la cual construir un negocio, aseguró el inversionista de 500 Startups, Santiago Zavala.

“Las tres formas en las que los emprendedores pueden aprovechar el bitcoin es como medio de pago si haces comercio electrónico, en envíos de dinero en donde se puede hacer algo muy interesante con remesas o como infraestructura, es decir, desarrollar aplicaciones al interactuar directamente con el código central de la moneda”, dijo a CNNExpansión.

En el caso de los medios de pago, el bitcóin es la veta menos riesgosa para experimentar con esta divisa, consideró por su parte el socio fundador del banco de capital Naranya, Juan Pablo Salazar.

Esta es una forma de empezar a meterse cautelosamente al mercado de bitcóin. Si ya haces comercio electrónico, puedes incluir esto y ver cómo funciona; la ventaja sobre otros medios de pago son las comisiones”, dijo el inversionista de Naranya.

Sin embargo, advirtió que hay que tener en cuenta que al recibir un pago en bitcoines, lo único que tienes es código.

“Hay pocas entidades en donde puedes seguir moviendo ese dinero, no es una ganancia en dinero real y no hay una unidad que te respalde ese dinero, hay un riesgo, que hay que considerar”, recomendó.

En este rubro, Naranya contempla invertir en la startup argentina Bitpagos, comandada por Sebastián Serrano. Este proyecto brinda a sus clientes soluciones de pagos móviles, incluído bitcoin, para elevar sus ganancias.

Remesas digitales

La veta del envío de dinero a otros países como remesas es una de las maneras en que Zavala ve factible el uso del bitcóin para un proyecto emprendedor.

El lado de las remesas en donde creo que es el tema más obvio, pero a través de esto se puede eficientar mucho más (...) hay un tema regulatorio gigante, que se empezará a desbloquear y se empezarán a encontrar varias vetas de negocio de ese lado”, dijo el inversionista.

La comisión por enviar dinero de Los Ángeles, California -en donde vive el mayor número de mexicanos en el extranjero-  a México oscila entre tres y 10 dólares por envío, según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Esta cifra podría desaparecer en un esquema de envío por bitcóin.

Complicado pero redituable

La tercera forma en la que se puede aprovechar esta moneda digital es convirtiéndola en la base o infraestructura sobre la que se construya un negocio.

“Al menos en la región lo que me gustaría ver mucho más son esquemas en donde lo usen como una infraestructura; que se construyan aplicaciones basadas sólo para bitcóin o que se descubran formas nuevas de operar esta divisa, pero para esto hay que jugar con el código central de la moneda”, dijo Zavala.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Desde que el Satoshi Nakamoto inventó la criptodivisa en 2009, la forma de operar ha sido en un esquema similar al mercado de valores; sin embargo, los analistas coinciden en que la quiebra de la operadora más grande bitcoin Mt.Gox y la novedad de la moneda, lo hace aún muy perfectible y atractivo para desarrolladores.

A pesar del riesgo que representa esta divisa, el inversionistas de Naranya, concluyó que “si eres emprendedor o retailer y le quieres hablar a las nuevas generaciones debes estar ahí, sin duda”.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×