¿Por qué Microsoft decidió entrar al negocio de los programas de TV?

La empresa de tecnología sigue los pasos de Netflix y Amazon para la generación de contenido original de televisión con Xbox Originals
microsoft originals
microsoft originals  microsoft originals
Doug Gross
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

Steven Spielberg y Ridley Scott. John Goodman y Kevin Spacey. El caricaturista de Doonesbury, Garry Trudeau, y el creador de Robot Chicken, Seth Green.

Es una lista diversa de artistas con una pila de Premios Oscar, Emmy y Pulitzer entre ellos, sin mencionar docenas de éxitos taquilleros en la gran pantalla y favoritos de los fanáticos. Pero ellos, y una creciente lista de otros, tienen algo nuevo en común.

Todos son parte de proyectos desarrollados y lanzados por empresas tecnológicas mejor conocidas por fabricar productos que ofrecen entretenimiento en lugar de producirlo ellos mismos.

Microsoft es el titán tecnológico más reciente en confirmar esos planes. Esta semana, el gigante de la computación reveló Xbox Originals, una docena de series originales de televisión, desde documentales hasta series épicas de ciencia ficción, que estarán disponibles exclusivamente en sus consolas de videojuegos y otros dispositivos de Microsoft.

Liderando el mando están Spielberg y Scott, quienes están involucrados en dos series separadas basadas en la masivamente popular franquicia de videojuegos Halo. Otras en la alineación, que comenzarán a salir en junio, incluyen al drama de ciencia ficción, Humans, y Signal to Noise, una serie documental que “expondrá historias poco conocidas sobre cómo la tecnología moderna alteró radicalmente la forma en que interactuamos con nuestro mundo”.

El anuncio es solo lo más reciente en una serie de movimientos similares.

Si, como el propietario de Microsoft, Bill Gates, lo dijo alguna vez, el contenido es el rey, un creciente número de empresas de la era digital ya no están satisfechas con ser intermediarias y piden el trono.

Netflix lideró el mando hace dos años, y tiene Premios Emmy para exhibir. Dos programas para el servicio digital de streaming, Lilyhammer y The Ropes, se estrenaron en 2012. Pero fue House of Cards, que se llevó a casa dos Emmy el año pasado, el que cimentó a este servicio como una fuente seria de material original. Éxitos más nuevos como Orange is the New Black y un revivido Arrested Development mostraron que su éxito no fue un golpe de suerte.

El año pasado, Amazon comenzó a producir contenido original para su servicio de streaming Prime, más notablemente Alpha House, una comedia política creada por Trudeau y protagonizada por Goodman.

Y este lunes, Yahoo anunció que llevará sus propios programas de formato largo a nuestra multitud de pantallas el próximo año, comenzando con un par de comedias.

Por supuesto, todos queremos estar en el entretenimiento. Pero, ¿qué hay detrás de la repentina prisa de Silicon Valley al estudio? No te impresiones, pero los expertos dicen que es para ganar más dinero.

“Las razones por las que quieren hacerlo hoy en día son las mismas por las que predecimos que Netflix lo haría en 2010 y 2011; porque cuando tienes algo que nadie más tiene, puedes cobrar más dinero por esto”, dijo James McQuivey, un analista de tecnología en Forrest Research.

"Ya sea que cobres a las personas por el contenido en sí o que les cobres por la consola de videojuegos, tableta, o aplicación de la que es parte, el contenido original es una de las únicas formas legales para lograr poder monopólico y todos los beneficios que esto trae. Eminem lo sabe, J.J. Abrams lo sabe, y ahora Microsoft también lo sabe”.

McQuivey señaló que plataformas de entretenimiento como Netflix y Hulu; que lanza su propio programa de variedad con la comediante Sarah Silverman, a menudo se encuentran en desacuerdo con proveedores de contenido sobre quién gana cuánto de sus ingresos.

Pasar por encima de esa ventanilla única cuando sea posible elimina ese problema, dijo. Y eso tampoco significa tener que construir sus propios estudios de sonido.

"Muchas de las empresas de producción que proporcionan contenido a las cadenas de transmisión y estudios de cine estarían emocionadas de tener la oportunidad de desarrollar contenido para un distribuidor de contenido más rápido, ágil y directo”, escribió el analista profético en 2012.

Para una empresa como Amazon, los beneficios podrían ser dobles. Su contenido original está disponible para miembros que pagaron 99 dólares (alrededor de 1,300 pesos) por una membresía anual Prime. En teoría, alguien que se une a ver un programa tendrá más probabilidad de utilizar envíos gratis y otros beneficios también, generando más dinero en las arcas de Amazon.

De todos los participantes actuales, Microsoft podría estar especialmente preparado para este nuevo juego.

“Si eres Microsoft, el lugar en el que comienzas es con un monopolio que ya tienes”, dijo McQuivey. “Halo es el mejor ejemplo, y si Microsoft no intentaba convertirlo en oro de video, probaría que Microsoft no prestaba atención”.  

Desde que se lanzó en 2001, los juegos de Halo han vendido más de 50 millones de copias. El juego de ejércitos de ciencia ficción, que se enfoca en un conflicto interestelar entre humanos y una alianza de razas alienígenas empeñadas en su destrucción, ahora es propiedad de Microsoft Studios y está disponible exclusivamente para las consolas de videojuegos Xbox.

¿Eso hace que el título sea algo seguro, particularmente cuando nombres como Spielberg y Scott están mezclados? No necesariamente, dijo McQuivey.

“Saber que tienes una propiedad popular y convertirla en un éxito son dos cosas muy diferentes”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“No hay garantía de que una lleva naturalmente a la otra y de hecho, muchas personas han fracasado con oportunidades todavía más obvias en la historia del entretenimiento.

“Ve a Godzilla de Matthew Broderick, cualquier película de G.I. Joe, y las dos últimas películas de Superman si necesitas más evidencia”.

Ahora ve
Relámpago cayó en la punta del One World Trade Center de Nueva York
No te pierdas
×