Un videojuego para hackear a todos

En su lanzamiento global, ‘Watch Dogs’ tiene un objetivo: devolver la rentabilidad a Ubisoft; el título aborda temáticas de hackeo, privacidad y espionaje cibernético al estilo Snowden-NSA.
Videojuegos  (Foto: Getty)
Carlos Fernández de Lara
Ciudad de México (CNNExpansión) -

Ser hacker está de moda y es divertido. Esa podría ser la principal premisa detrás de Watch Dogs, uno de los principales títulos del desarrollador francés Ubisoft, que busca convertirse no sólo en la propiedad intelectual más rentable para la compañía, sino también poner a discusión uno de los temas más apremiantes de las sociedad modernas: no existe, ni existirá aparato digital que no pueda ser hackeado.

En el juego, los usuarios asumirán el control de Aiden Pearce, un hacker gris que busca conseguir justicia y venganza por su propia mano, y que aprovechará sus conocimientos informáticos para alterar desde computadoras, teléfonos y tabletas hasta sistemas de comunicación, automóviles, cámaras de seguridad e incluso la red eléctrica de Chicago.

Watch Dogs es un juego que, sin afán de broma, te dará el control completo y total de un ciudad. Se trata de una forma única de jugar, en la que el usuario decidirá que la situaciones y nivel de caos al que se va enfrentar”, dice Kevin Shortt, escritor principal y diseñador del videojuego en entrevista con CNNExpansión.

Aunque la historia detrás del juego ha llamado la atención por la similitud que guarda con temas de privacidad en Internet y el caso de ciberespionaje gubernamental de la NSA, Shortt asegura que la trama comenzó a desarrollarse en 2009 y se concluyó mucho antes de que la figura de Edward Snowden ganara fama internacional.

“Siempre me preguntan si tuvimos que cambiar la historia cuando el caso de Edward Snowden y la NSA estalló, pero la trama ya estaba cerrada. La realidad es que lo único que hicimos fue investigar y ver las cosas que ya existían, pero que en ese momento poca gente notaba”.

Para el escritor, el punto clave fue descubrir el valor que las compañías de Internet y los gobiernos daban a la información personal de los usuarios.

Watch Dogs es un juego que habla de la privacidad, de la protección de la información y el poder que viene detrás de los secretos. Ese es el mundo en el que vivimos ahora, el caso de la Snowden y la NSA son ejemplos perfectos de esa realidad”.

Para Shortt, el objetivo podría ir más allá de un tema de entretenimiento entra la comunidad de jugadores y convertirse en un canal para dar a la sociedad una imagen más clara de lo que significa la ciberseguridad en el siglo XXI.

“El ciberespionaje, robo de información y el hacking se han convertido en temas que fascinan a las personas y aparecen en portadas de periódicos, televisión y hasta películas. Creo que nosotros tenemos el contenido perfecto para que entiendan está nueva realidad”, afirma.

Si de realismo se trata, la gente de Ubisoft no quiso dejar nada a la imaginación o ciencia ficción. El equipo de desarrollo mandó el guión y estilo de juego al departamento de analistas en seguridad de la firma rusa Kaspersky.

Watch Dogs terminó en las manos de Vitaly Kamluk, uno de los principales investigadores del laboratorio de Kaspersky, y quien decidió entregar sus recomendaciones al desarrollador francés para elevar la calidad y veracidad del juego.

“El juego iba por buen camino, sin las tonterías de siempre como firewalls inviolables o hackers capaces de cifrar llaves criptográficas mientras una pistola les apuntaba en la cabeza”, explica Dennis Fisher uno de los colaboradores del Blog de Kaspersky.

El mismo Kamluk tuiteó días antes del lanzamiento global del videojuego: “Esto no es el típico estilo de hackers que vemos en Hollywood. Esto es la vida real”.

¿Hacker para las finanzas?

De acuerdo con sus resultados financieros, Ubisoft cerró su año fiscal del 2013-2014 con ventas de 1,007 millones de euros, 19% menos que lo facturado en el periodo anterior.

Yves Guillemot, CEO del desarrollador francés aseguró que 2014 “sería el año en que la compañía regresaría a la rentabilidad de doble dígito”. Watch Dogs juega un papel central en ese objetivo.

“El crecimiento del año será dirigido por cinco juegos: Assassins Creed Unity, Far Cry 4, Just Dance, The Crew y Watch Dogs”.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

La compañía no ha compartido estimados de ventas, pero asegura que Watch Dogs rebasó todos los récords de preventa para consolas de nueva generación, de acuerdo con datos del distribuidor GameStop International.

El juego ya está disponible desde para consolas PlayStation 3 y 4, y Xbox  360 y One. Ubisoft ha confirmado que más adelante será liberada una versión para WiiU de Nintendo.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×