Impresión 4D, el futuro industrial

Un ‘software’ creado por Autodesk permitirá desarrollar materiales programables e inteligentes; al reaccionar a estímulos ambientales, esta tecnología puede revolucionar varios sectores.
Skylar Tibbits 4D 2014  (Foto: Cortesía MIT)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La idea de crear objetos en tercera dimensión a partir de una impresora comienza a ser cada vez más común y real en el mercado. En el número uno de la calle Market en San Francisco, California, un grupo de 18 ingenieros se prepara para lanzar al mercado la pieza que faltaba para materializar la siguiente revolución industrial: la impresión 4D.

La impresión en tres dimensiones puede reducir costos de manufactura, al crear objetos o piezas industriales funcionales a partir de bocetos digital.

En contraste, la impresión en 4D se centra en el diseño del material que conforma el objeto, es decir, se trata de crear materiales inteligentes, programables que reaccionan ante estímulos naturales, como agua, calor o movimiento, lo que hace que funcionen de forma más eficiente por sí mismos al contacto con el mundo.

Hace aproximadamente siete años, el director del Laboratorio de Autoconstrucción del MIT, Skylar Tibbits, desarrolló la investigación en torno a lo que él llama 4D, en 2013 fundó el laboratorio y descubrió que lo que necesitaba para detonar esta industria era un software que facilitara el diseño de los materiales y pudiera lanzarse masivamente al mercado.

Mediante una asociación con la firma Autodesk, responsables de crear AutoCAD -uno de los programas más utilizados en la industria de arquitectura, ingeniería industrial y construcción- este año se liberará al mercado el software Cyborg.

“Cyborg tiene la capacidad para que podamos empezar a masificar tecnologías como biología sintética y materiales programables. Aglomera todas las herramientas que los científicos ya tenían para desarrollarlas, pero ahora todas están en un mismo lugar y al alcance de las usuarios”, dijo Tibbits en entrevista con Grupo Expansión.

El principal impacto que tendrá este software, basado 100% en la nube, será en industrias como la farmacéutica, la construcción, automotriz, aeronáutica e incluso la moda, al aplicarla a los textiles.

Tibbits explicó que un material inteligente no es necesariamente uno nuevo, puede ser la cinta de cobre dentro del termostato de tu casa, un pedazo de madera o cualquier metal, pero “la inteligencia del material está en lograr que haga lo que antes no podía hacer al programarlo”, dijo.

Programación a la mexicana

Con vista a la bahía de San Francisco está la galería de diseño de Autodesk, el lugar donde el mexicano y egresado del Tec de Monterrey Carlos Olguín y un equipo de 18 ingenieros desarrollaron Cyborg.

Para Olguín, quien forma parte del laboratorio de Bio/Nano Materiales Programables de la compañía, este programa representa la llave a una nueva economía creada a partir del diseño.

“La vida debe ser vista como una tecnología en sí misma. Lo que va a cambiar con este nuevo software será poder programar materiales naturales, como proteínas y adaptarlas para que tengan mejores funciones. Este es el canal para pasar de la investigación a la economía de mercado”, dijo Olguín en entrevista.

Olguín explica que Cyborg permitirá diseñar y simular formas y reacciones de los objetos ante distintos estímulos de forma sencilla desde la pantalla. Su objetivo es convertirse en lo que AutoCAD es para los arquitectos, pero para el mundo de la biología sintética y la programación de materiales.

“Se podrán simular células, por ejemplo, y probarles diferentes reacciones hasta crear fármacos nuevos diseñados para combatir algo específico o bien un panel para un avión que reaccione mejor en ciertas temperaturas o crear un automóvil, simulando la estructura de bacterias o proteínas”, advirtió.

Cyborg permitirá diseñar el material e integrar sensores en su estructura para que, a la hora de imprimirlo, se logre tener en una misma exhibición un material inteligente.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Actualmente dentro de la galería se muestran prototipos de autos Audi y aviones Airbus creados a partir de biología sintética aplicada a 4D, además de trabajos de firmas como Organovo, que juega con la idea de diseñar proteínas y células hechas al gusto.

Olguín y Tibbits estiman que el éxito de esta nueva forma de manufacturar objetos será parte de una revolución industrial, que ganará tracción en cinco o 10 años, en un mundo en el que la naturaleza sea la principal inspiración para crear tecnología nueva, más funcional y elegante.

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×