Aprende a los 20, invierte a los 40

El mejor aprendizaje de negocio se da a temprana edad y se consolida con los años: Marc Randolph; el cofundador de Netflix dice que lo importante, más que las ideas, es la gente que las desarrolla.
personas de la tercera edad  (Foto: Thinkstock)
Gabriela Chávez/Enviada
ZAPOPAN, Jalisco (CNNExpansión) -

Justo antes de cumplir 40 años, Marc Randolph logró que una de sus ideas se convirtiera en una multinacional altamente rentable. Aunque no imaginaba que ese pensamiento formado en un garage pudiera generar dinero, actualmente esa idea se llama Netflix.

Lo hizo apenas antes de los 40 y logró el éxito; sin embargo, para Randolph emprender es algo que debe hacer mientras una persona está en sus 20, ya que se requiere de tiempo.

“Netflix fue mi sexta empresa”, cuenta como dando cátedra. “Para realmente buscar una idea que valga la pena necesitas tiempo, es más fácil hacerlo cuando no tienes cuentas que pagar, cuando no estás casado, ni con hijos, coche e hipoteca. Cuando se es joven es el momento de aprender a emprender”, dijo el cofundador de Netflix a CNNExpansión, durante su visita a Campus Party 2014.

Si bien aprender a emprender es algo que Randolph dice recordar con cariño, también afirma que lo realmente divertido de ser un emprendedor viene más tarde, a los 40 y después.

A sus 56 años, afirma que está viviendo el momento más divertido de vida empresarial, pues ahora tiene la experiencia para invertir en lo que le llama la atención, no por el dinero, sino por las personas que están detrás de los proyectos.

“La idea casi nunca importa, siempre cambia. La gente es lo importante y le dedico mucho tiempo siempre a saber si la persona tiene las características necesarias para ser exitoso. Antes invertía por generar un retorno de inversión pero ahora invierto para apoyarlos aunque el retorno sea poco. Quiero que ellos tengan lo que yo no tuve”, dijo Randolph.

Con ojo clave

Randolph advierte que algunas veces se ve traicionado por su optimismo. Tiende a creer demasiado rápido en ideas que tal vez no tengan futuro, pero ha aprendido que los emprendedores confiables deben ser persistentes, deben estar dispuestos a admitir que no saben algo y deben compartir su optimismo, de esta manera se ganarán algo de él, puede ser su dinero o su tiempo.

“Un emprendedor nunca se ganará las dos cosas. Pero si se gana mi tiempo, realmente me involucro”, advirtió.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El ingeniero dijo que recientemente le han interesado los negocios basados en educación digital, en comercio electrónico, pero aclaró que aún no ha encontrado uno que le llame tanto la atención como para invertir, aunque dijo estar abierto a encontrar buenas ideas en México, en Campus Party.

Tras 10 años de haber dejado la idea que fundó junto con Reed Hastings y en la que aún ve parte de su ADN, Randolph aconsejó a los emprendedores mexicanos ser optimista y sentirse motivado por sus ideas.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×