¿Quieres tener un drone? Imprímelo en 3D

Un grupo de ingenieros ensambló un avión no tripulado con elementos fabricados en una impresora; esto puede posibilitar la construcción de vehículos desechables para misiones riesgosas.
drone  (Foto: Tomada de CNNMoney/YouTube)
James O'Toole
NUEVA YORK -

¿Te gustaría ser el orgulloso propietario de un avión no tripulado? Muy pronto podrías serlo, todo lo que necesitas es una impresora 3D.

A principios de este año un equipo de investigadores británicos logró imprimir un avión no tripulado o drone plenamente funcional. Tardaron menos de 24 horas para hacerlo.

El vehículo, dado a conocer en marzo, es un planeador a control remoto de 1.5 metros de ancho que pesa casi dos kilos y está compuesto por nueve piezas que se acoplan entre sí.

¿Para qué necesitamos drones impresos en 3D?

El equipo del Centro de Investigación en Manufactura Avanzada de la Universidad de Sheffield afirma que en el futuro el proyecto podría tener diversas aplicaciones, como entregar paquetería, recabar información de inteligencia y operaciones de búsqueda y rescate, y los usuarios podrán adaptar los vehículos a sus necesidades particulares.

El bajo costo de producción del drone de plástico “podría dar pie a la impresión de aeronaves no tripuladas desechables para vuelos sin retorno”, dijeron los investigadores.

Los investigadores señalan que pronto les gustaría imprimir en 3D un drone que use un par de ventiladores eléctricos para propulsión. Versiones futuras podrían incluso tener la posibilidad de vuelo autónomo, mediante la tecnología GPS.

El experimento de Sheffield es sólo un ejemplo de la forma en que los científicos están mezclando estas nuevas tecnologías para idear un acceso rápido a lugares de difícil acceso.

En mayo, el Laboratorio de Robótica Aérea del Imperial College de Londres hizo la demostración de un avión no tripulado de tipo helicóptero que lleva su propia impresora 3D. Los ingenieros imaginan que las futuras versiones del vehículo volarán a zonas peligrosas, y luego imprimirán herramientas para, por ejemplo, sellar derrames químicos, retirar residuos nucleares o reparar edificios dañados.

Por ahora, esos posibles usos se encuentran todavía en etapa hipotética. Aunque la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) aún no permite el uso de drones con fines comerciales, trabaja para mantenerse al día con la nueva tecnología.

En diciembre, la agencia anunció planes para una serie de pruebas con el propósito de llevar a cabo las investigaciones necesarias para “integrarlos de forma segura [a los sistemas de aviones no tripulados] en el espacio aéreo nacional en los próximos años”.

“Durante más de 50 años hemos incorporado con éxito las nuevas tecnologías en el sistema de aviación de la nación. No tengo ninguna duda de que haremos lo mismo con los aviones no tripulados”, dijo el titular de la FAA, Michael Huerta, en ese momento.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×