El plan de la NASA para encontrar vida más allá de la Tierra

El viaje de la agencia para estudiar planetas con otras estrellas inició con observatorios terrestres y siguió con artefactos en el espacio
| Otra fuente: CNNMéxico

Muchos científicos creen que no estamos solos en el universo. Es probable, aseguran, que la vida pudo haberse desarrollado en al menos uno de los billones de planetas que se cree que existen tan solo en nuestra galaxia, de la manera en como la conocemos en la Tierra.

Esta pregunta simple sobre nuestro lugar en el Universo es una que quizás se pueda responder con futuras investigaciones científicas. ¿Cuáles  son los próximos pasos para encontrar la vida en otro planeta?

Expertos de la NASA y sus instituciones hermanas hicieron esta pregunta este lunes, en una plática que se ofreció en las oficinas centrales de la Agencia Espacial en Washington. Delinearon el mapa que sigue la NASA en la búsqueda de vida en el universo, una travesía continua que involucra un número de actuales y futuros telescopios.

“En algún momento del futuro, las personas podrán apuntar hacia una estrella y decir “esa estrella tiene un planeta como la Tierra”, dijo Sara Seager, profesor de ciencias planetas y física en el Instituto de Tecnología en Cambridge, Massachusetts.

“Los astrónomos piensan que es muy probable que cada estrella en nuestra Vía Láctea tiene al menos un planeta”, señaló Seager, según un texto publicado por la NASA.

El viaje de la agencia para estudiar los sistemas planetarios alrededor de otras estrellas comenzó con observatorios terrestres, y luego se movió a artefactos en el espacio como el Telescopio Espacial Hubble, el Telescopio Espacial Spitzer y el Telescopio Espacial Kepler.

Los telescopios actuales pueden observar a muchas estrellas y determinar si tienen uno o más planetas orbitándolas. Aún más, pueden determinar si los planetas están en la distancia adecuada de la estrella como para tener agua líquida, el ingrediente clave para sustentar la vida como la conocemos.

El mapa de viaje de la NASA continuará con el lanzamiento del Satélite Explorador de Exoplanetas Transitorios (TESS, por sus siglas en inglés) en 2017, el Telescopio Espacial James Webb en 2018, y quizás el ya propuesto Telescopio Explorador Infrarrojo Wide Field (WFIRST-AFTA) a inicios de la próxima década.

Estos telescopios futuros encontrarán y describirán una serie de nuevos exoplanetas (planetas que orbitan otras estrellas), expandiendo el conocimiento de sus atmósferas y su diversidad.

El telescopio Webb y el WFIRST-AFTA llevarán a cabo el trabajo inicial y furutras misiones extenderán la búsqueda de océanos en la forma de vapor de agua atmosférica y también buscarán vida en el dióxido de carbono y otros químicos atmosféricos, en planetas cercanos que son similares a la Tierra en tamaño y masa, un paso clave en la búsqueda de vida.

“Esta tecnología que estamos usando para explorar exoplanetas es real”, dijo John Grunsfeld, astronauta y administrador asociado para el Directorio de la Misión de Ciencia de la NASA en Washington.

"El Telescopio James Webb y los siguientes avances ocurrirán ahora. Estos no son sueños, esto es lo que hacemos en la NASA”, dijo.

Desde su lanzamiento en 2009, Kepler ha cambiado dramáticamente lo que conocemos de los exoplanetas, encontrando la mayoría de los más de 5,000 potenciales planetas extrasolares, de los cuales han sido confirmados más de 1,700.

Las observaciones de Kepler han llevado a estimar que existen billones de planetas en nuestra galaxia, y ha mostrado que la mayoría de los planetas dentro de una unidad astronómica son menos de tres veces el tamaño del diámetro de la Tierra.

Kepler también encontró el primer planeta del tamaño de la Tierra que hace órbita en una “zona habitable” de una estrella, la región en donde el agua líquida puede salir a la superficie.

Está década ha sido testigo del descubrimiento de más y más super Tierras, que son planetas rocosos más grandes que la Tierra.

Encontrar planetas más pequeños, como gemelas de la Tierra, es un desafío más grande porque producen señales menos intensas. La tecnología para detectar y observar estos planetas similares a la Tierra está siendo desarrollada ahora para uso con futuros telescopios espaciales. La habilidad para detectar vida extraterrestre quizá se logre en muchos años, pero el viaje está en proceso.

“Solo imagínate el momento en el que encontremos potenciales señales de vida. Imagina el momento cuando el mundo se despierte y la raza humana se dé cuenta que su soledad de largo tiempo en el tiempo y espacio quizás llegue a su fin, la posibilidad en donde ya no estemos solos en el universo”, dijeron los expertos de la NASA.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×