Harlem, el nuevo Silicon Valley de NY

Una serie de proyectos sociales busca que el barrio sea la nueva meca tecnológica de la ciudad; la idea es ofrecer a emprendedores lugares atractivos y baratos para iniciar sus empresas.
Nueva York NY estatua libertad  (Foto: Getty)
Contessa Gayles
NUEVA YORK -

Cuando pensamos en la floreciente escena tecnológica de la ciudad de Nueva York, pensamos en Silicon Alley, esa zona en los barrios elegantes del bajo Manhattan, no en el barrio de Harlem.

Sin embargo, Harlem está atravesando una transformación impulsada por la tecnología gracias a una nueva serie de iniciativas de desarrollo económico orientadas a combatir las altas tasas de desempleo y la pobreza generalizada del barrio.

“Nuestra misión es transformar la comunidad en un tech hub o centro de tecnología”, afirmó Clayton Banks, productor ejecutivo de Silicon Harlem. “Podemos eliminar el delito, aumentar las oportunidades de empleo y darle a la comunidad otro Renacimiento”.

Silicon Harlem, una organización comunitaria sin fines de lucro lanzada en 2013, se ha asociado con políticos y empresarios locales y nacionales para ayudar a desarrollar el entorno tecnológico de Harlem. Apoyan iniciativas de educación en tecnología, la instalación de infraestructura de banda ancha en la zona y busca atraer al barrio a talento innovador.

El primer paso: conexión Wi-Fi gratuita. Prosiguiendo con una iniciativa impulsada por el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, la administración del alcalde Bill De Blasio está desplegando la red más grande y continua de Wi-Fi gratuito en Estados Unidos, justo en el centro de Harlem. La red abarcará 95 cuadras de la ciudad.

De acuerdo con Banks y su colega productor ejecutivo Bruce Lincoln, ofrecer acceso gratuito a Internet es un medio de democratizar la innovación y la educación, y llevar a Harlem a la economía del siglo 21.

Pero Internet gratis no es la única ventaja que obtiene alguien que inicia una startup en la zona. El barrio está experimentando una transformación significativa, con nuevos condominios de gran altura, una rápida expansión de restaurantes y un perfil demográfico cambiante.

También es más barato vivir y trabajar allí que en la mayoría de los otros barrios de Nueva York que son objeto de iniciativas tecnológicas.

“El abaratamiento de los costos es un factor muy importante para una startup o empresa de reciente creación”, dijo David Burke, residente de Harlem y fundador de Burke Software and Colsulting.

El negocio de Burke, especializado en tecnología de la información, es una de las muchas nuevas empresas ubicadas en el Harlem Garage, una incubadora de microempresas y firmas tecnológicas que se abrió en la Calle 118 en noviembre de 2013 con fondos aportados por la ciudad. La mayoría de los emprendedores que trabajan en el Harlem Garage también viven en el vecindario.

La membresía en el Harlem Garage es barata (a partir de 15 dólares por día) e incluye escritorio, sala de conferencias, Wi-Fi de alta velocidad y una dirección comercial. Harlem Garage también acoge eventos de networking y ofrece talleres variados, desde consejos de capitalistas de riesgo a asesoría para proteger la propiedad intelectual.

Para Kofi Kankam, residente de Harlem y fundador de la página web de orientación universitaria, Admit Advantage, la incubadora Harlem Garage presenta una oportunidad. “La mayoría de los otros espacios de coworking en la ciudad ya tienen una cultura establecida, definida por las startups exitosas que han salido de allí”, explicó Kankam. “Aquí, como es nuevo, podemos ser una de esas empresas definitorias”.

Las universidades locales también están jugando un papel en el despertar tecnológico de Harlem.

La incubadora tiene convenios con la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia, y aloja emprendimientos de los propios estudiantes. El profesor de ingeniería biomédica Sam Sia escogió el barrio como base de operaciones para las más de 20 startups de biotecnología seleccionadas para formar parte de la nueva incubadora Harlem Biospace. Y la Escuela de Ingeniería del City College de Nueva York acaba de abrir el Centro de Innovación Zahn sobre la avenida Convent, que hospeda emprendimientos de hardware, software y empresas con fines sociales.

“El Centro cuenta con una gran red y recursos para ayudarnos a aprender el ángulo empresarial,” señala Tanjin Panna, un estudiante de ingeniería del City College que está montando su empresa de biotecnología, GesTherapy, en el centro Zahn sin costo alguno.

El equipo de Panna, compuesto por estudiantes universitarios de último año, ya ha sido abordado por inversionistas. Planean comenzar pronto los ensayos clínicos para su software de terapia física, centrándose en la gran población de pacientes con apoplejía en el vecino Hospital Harlem.

Adam Price, cuya startup Homer Delivery, afincada también en Harlem, soluciona problemas de logística urbana, dice que reclutar a estudiantes del City College para construir su equipo es muy rentable, lo que los inversores ven con buenos ojos.

“He trabajado en incubadoras y espacios de coworking más elegantes en otras partes de la ciudad, y no tenían tanto inversionista como aquí”, reconoció Price.

Newsletter
Ahora ve
Los posibles vínculos con Ucrania de un asesor de campaña de Trump
No te pierdas