6 firmas de la revolución de los drones

Google, Amazon y Lockheed Martin son algunas de las empresas que están innovando en esta área; comunicación, comercio y vigilancia son algunas funciones que podrían desarrollar estos aparatos.
drone  (Foto: Getty)
Matt Egan

Google

Puede que los drones no estén tomando control del mundo por ahora, pero son claramente el camino hacia el futuro.

Las aeronaves no tripuladas o drones están jugando un papel más importante en combatir guerras y vigilar ciudades. Pronto podrían enviarte paquetes y brindarte noticias.

Google tiene otro propósito para los drones (no, no entregar a mano tus mensajes de Gmail). El titán de la tecnología quiere desplegar aviones no tripulados para ayudar a ampliar la cobertura de Internet a zonas remotas del mundo.

A principios de este año, Google causó gran revuelo cuando acordó adquirir a Titan Aerospace, que fabrica drones tamaño jet que podrían volar sin parar durante años.

El sueño es que una flota de estos drones de energía solar y vuelo a gran altitud emitan señales de Internet a millones de personas que no tienen acceso a Facebook y Wikipedia (y oh sí, a los anuncios de búsqueda de Google).

Aunque los drones podrían no aportar mucho a los 50,000 millones de dólares en ingresos anuales, podemos esperar que el gigante de Internet permanecerá a la vanguardia en este frente.

Amazon

Imagina pedir un paquete en línea y recibirlo tan sólo 30 minutos más tarde, por medio de un helicóptero no tripulado.

Amazon.com causó sorpresa el año pasado al revelar una visión similar como parte de un programa secreto llamado en código 'Octocopter'.

“Un día, ver Amazon Prime Aire será tan normal como ver a los camiones de correo en las calles hoy en día, lo cual resultaría en enormes beneficios para los consumidores de toda la nación”, dijo recientemente el gigante estadounidense del comercio electrónico.

Este plan de entrega mediante drones aún requiere de años de pruebas y la aprobación de la FAA, que prohíbe el uso no recreativo de drones en Estados Unidos.

Los drones, obviamente, no juegan un papel activo en el negocio actual de Amazon, pero es fácil ver cómo podrían ser un agente de cambio para esta empresa.

Boeing

Millones de personas han volado en aviones tripulados que Boeing ha fabricado, pero el gigante aeroespacial también está maniobrando para convertirse en un jugador clave en el mundo no tripulado.

El dron de demostración de Boeing Phantom Eye puede volar a 65,000 pies hasta por cuatro días, proporcionando una inteligencia y comunicación persistente a los operadores en tierra.

El contratista de defensa también tiene una serie de otros aviones no tripulados en desarrollo, incluyendo el helicóptero no tripulado Little Bird.

Boeing, que se negó a desglosar sus ingresos anuales en drones a CNNMoney, genera alrededor del 18% de sus ventas totales en aviones militares.

Lockheed Martin

El balón gigante que planea sobre Afganistán no es el dirigible de Goodyear.

Es una aeronave no tripulada de Lockheed Martin que puede mantener un ojo las 24 horas del día sobre los soldados estadounidenses que operan en el extranjero.

Otros drones de Lockheed incluyen de todo, desde el helicóptero de carga no tripulado K-MAX y el Desert Hawk III de próxima generación, hasta el pequeño, silencioso y de nombre espeluznante Stalker (Acosador, en inglés).

No está claro cuántos ingresos recauda Lockheed de sus aviones no tripulados, pero estas naves futuristas son una parte cada vez mayor de las ventas aeronáuticas por 14,000 millones de dólares del gigante de la defensa.

Otros contratistas de defensa como Raytheon han sido solicitados por los militares para mejorar sus sistemas de control de drones. 

Northrop Grumman

El Global Hawk de gran altitud fue una de las herramientas de próxima generación que los militares estadounidenses desplegaron después del 9/11.

El avión no tripulado, que es uno de los varios fabricados por Northrop Grumman, puede espiar a los enemigos desde una altura de más de 60,000 pies sobre la tierra.

Northrop también fabrica el Fire Scout, un helicóptero no tripulado que puede despegar y aterrizar en buques de guerra, proporcionar supervisión y apoyo aéreo para el combate a incendios.

Ambos drones contribuyen a los ingresos de Northrop Grumman de 10,000 millones de dólares en ventas anuales por sistemas aeroespaciales, lo cual representa aproximadamente un tercio de las entradas totales del contratista de defensa.

Northrop no revela la cantidad de ingresos que genera específicamente a partir de aviones no tripulados, pero la empresa culpó en parte a la reducción de ingresos en el segundo trimestre, de los menores envíos de Global Hawk y Fire Scout.

AeroVironment

AeroVironment podría ser lo más parecido a una firma pura de drones. La empresa de California generó 209 millones de dólares en ingresos por sistemas de aviones no tripulados el año pasado, lo que representa la impresionante cifra de 83% de sus ventas totales.

AeroVironment es mejor conocido por fabricar el Nano Hummingbird, que puede caber en la palma de tu mano y fue nombrado uno de los mejores inventos de 2011 por Time.

La empresa fabrica un pequeño ejército de drones ligeros, incluyendo el Switchblade. Este dron de pilas es lanzado desde un tubo y despliega sus alas, transformándose en un arma que tiene una pequeña cabeza explosiva. La firma de inversión Jefferies estima que el Switchblade aportará más de 40 millones de dólares en ingresos en el año fiscal 2015.

En total, AeroVironment dijo que ha entregado más de 20,000 vehículos aéreos nuevos y de reemplazo en Estados Unidos y en otros lugares.

Jefferies cree que cada uno de los tres puntos focales de AeroVironment -Switchblade, sus iniciativas globales y el mercado de los drones- ofrecen una oportunidad de mercado en el rango de los 1,000 millones de dólares o más.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×