Lucha vs. pedófilos presiona a Google

Un arresto en EU reveló que la empresa revisa las cuentas de GMail en busca de pornografía infantil; la firma asegura que su vigilancia se limita a esa área y que no busca otro tipo de conducta...
gmail  (Foto: AP)
James O'Toole
NUEVA YORK -

La policía de Texas arrestó a John Henry Skillern, de 41 años de edad, el mes pasado después de que presuntamente envió un correo electrónico que contenía pornografía infantil a un amigo. ¿Quién fue el informante que puso a Skillern al descubierto? Google.

El gigante de las búsquedas alertó a la policía local después de detectar imágenes presuntamente ilícitas en la cuenta de Gmail de Skillern, como parte del esfuerzo continuo de la empresa para acabar con la pornografía infantil en línea. De este modo, ofreció una visión del vasto poder que ejerce sobre sus usuarios.

La ley federal estadounidense requiere que Google y otras firmas de tecnología reporten los casos de pornografía infantil descubiertos en sus servicios al National Center for Missing and Exploited Children (NCMEC), un grupo sin fines de lucro que mantiene una base de datos de URL e información de archivo asociada con la pornografía infantil conocida.

Google y otras empresas como Facebook y Microsoft han ido un paso más allá al vigilar voluntariamente sus servicios, incluyendo la búsqueda y el correo electrónico, en busca de este material. Las empresas utilizan algoritmos para comprobar si la información digital codificada en las imágenes coincide con la base de datos de pornografía infantil del NCMEC.

Google insiste en que sólo utiliza esta tecnología de escaneo de correo electrónico para detectar este tipo de archivos, y “no contenido de correo electrónico que podría estar relacionado con actividad delictiva general (por ejemplo, utilizar el correo electrónico para planear un robo)”. Traducción: si estás chateando en Google con un amigo sobre comprar marihuana, Google no quiere que te preocupes por ser denunciado ante las autoridades.

Hanni Fakhoury, abogado de la Electronic Frontier Foundation, llamó al sistema de detección de pornografía infantil de Google “una vía enfocada y limitada para abordar al problema”. Sin embargo, advirtió de los peligros potenciales que implica el permitir que servicios como Google o Facebook vigilen a sus usuarios.

“La pornografía infantil es terrible, pero ¿qué pasa si alguien envía un correo electrónico con un episodio pirata de Game of Thrones?”, dijo Fakhoury. “¿Qué pasa si yo escribo un correo electrónico que sea acosador o que contenga un lenguaje ofensivo? ¿Gmail vigilara eso también? Y, ¿queremos vivir en una sociedad donde las empresas estén vigilando eso?”.

Google ya escanea tus correos electrónicos y consultas de búsqueda con fines comerciales, y te presenta anuncios dirigidos. Tú renuncias a ese derecho a la privacidad en los términos del servicio.

Y esos términos de servicio van más allá de la publicidad, al indicar que Google “puede suprimir o rechazar mostrar contenido que creamos razonablemente que viola nuestras políticas o la ley”.

“Eso no significa necesariamente que revisemos el contenido, así que por favor no asuma que lo que hacemos”, añade Google.

Ryan Calo, un experto en políticas de tecnología de la Escuela de Derecho de la Universidad de Washington, dijo que si Google “decidió adoptar la vigilancia de otras cosas, puede hacerlo y no violaría los términos de servicio o la Cuarta Enmienda”, la cual prohíbe búsquedas irracionales contra ciudadanos privados. Tú invitas a Google a buscar en tus comunicaciones al registrarte en sus servicios.

En cuanto a las promesas de la compañía de que no vigila las cuentas de usuario en busca de evidencia de actividad ilegal más allá de la pornografía infantil, Calo dijo que la promesa “debe estar incluida en los términos del servicio para que tenga importancia”.

Las preocupaciones acerca de este tipo de control por parte de las empresas no son abstractas. A principios de este año, Microsoft admitió en documentos ante la corte federal que forzó el ingreso a la cuenta de Hotmail de un bloguero para localizar una fuga de software propietario.

Microsoft refirió a sus términos de servicio para justificar la búsqueda. Pero después de que el incidente despertara críticas en línea, la empresa se comprometió a ya no investigar las cuentas de clientes tras reportes de propiedad robada, y que, en lugar de ello, remitiría tales cuestiones a la policía.

Fakhoury dijo que el episodio de Microsoft demuestra la importancia de hacer responsables a las empresas de tecnología ante sus usuarios.

“Debemos ser realmente cuidadosos acerca de cuán lejos dejamos llegar a estos proveedores de servicios”, dijo.

Ahora ve
El demócrata Doug Jones vence al candidato de Trump al Senado de Alabama
No te pierdas
×