4 gadgets más futuristas que el Apple Watch

El nuevo reloj de Apple no sólo deberá enfrentarse a los vestibles de firmas como Samsung o Sony; su competencia más fuerte podrían ser los emprendedores que han tomado mayores riesgos al innovar.
Ritot  (Foto: Cortesía Ritot)
Carlos Fernández de Lara
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los relojes inteligentes son el gadget en boga en la electrónica de consumo. Samsung, Sony, LG, Motorola y Apple se han unido a la moda de conectar usuarios a través de sus muñecas.

Ingenieros, emprendedores y amantes de la tecnología buscan hacer realidad gadgets dignos de cualquier libro de ciencia ficción a través del financiamiento público en sitios de internet como KickStarter y IndieGoGo.

Desde anillos con pantallas sensibles al tacto y brazaletes que utilizan tu piel como pantalla, hasta cascos con realidad aumentada y relojes curvos, estos dispositivos hacen que cualquier reloj inteligente parezca un objeto del pasado.

MOTA notificaciones en tu anular

Los relojes inteligentes te permiten ver mensajes, correos o llamadas entrantes. MOTA te ofrece funciones similares pero en un formato más discreto: como anillo. MOTA se conecta mediante Bluetooth con equipos iOS y Android, tiene una superficie sensible al tacto en la que el usuario puede visualizar llamadas, correos, tuits, el clima o comentarios en Facebook.

Aunque su pantalla no es a color, el anillo despliega textos cortos que permiten al usuario conocer parte del contenido de la notificación.

De acuerdo con Kevin Faro, uno de los cofundadores de la empresa, el objetivo de MOTA es “permitir a los usuarios estar al pendiente de su vida digital, sin perder contacto con su realidad”.

El anillo se vende solo por internet en IndieGoGo por 75 dólares, para las personas que quieren financiar el proyecto, pero su comercialización masiva arrancará a principios de 2015.

 

Ritot, tu piel como pantalla

Los relojes inteligentes presumen el tamaño y calidad de su pantalla, pero Ritot quiere llevar el sentido de los dispositivos vestibles al siguiente nivel, al utilizar tu propio cuerpo como pantalla.

Ritot es una pulsera reloj inteligente con un microproyector integrado que despliega la hora sobre el dorso de tu mano. Además, el dispositivo es capaz de notificar al usuario sobre llamadas entrantes, mensajes de texto, contenidos de redes sociales, así como alertas de calendario y algunas apps de desempeño físico.

Ritot se carga de manera inalámbrica, se conecta vía Bluetooth con el teléfono inteligente y es resistente al agua. El proyecto está liderado por Michael Medvid y logró recaudar más de 1.3 millones de dólares en IndieGoGo. El vestible comenzará a venderse en 2015 y tendrá un costo aproximado de 180 dólares.

Momentum, hasta el extensible es smart

Una de las principales limitantes de los relojes inteligentes es que la interacción debe suceder en una pantalla menor a dos pulgadas. Con su smartwatch, Apple incluso tomó la decisión de utilizar una perilla digital como elemento de navegación para el reloj.

La firma Momentum tiene la idea de aprovechar cada parte del reloj para facilitar la interacción con el usuario, al definirlo como el primer smartwatch de 360 grados.

A diferencia de otros relojes, Momentum no tiene extensibles intercambiables porque su extensible funciona como pantalla. De hecho, en la parte inferior del reloj el usuario podrá acceder a un teclado QWERTY completo para poder redactar mensajes, correos o escribir tuits o post de Facebook.

Similar a otros vestibles del mercado, el reloj se debe enlazar vía Bluetooth y NFC a un teléfono inteligente. El proyecto logró recaudar 447,000 dólares de los 100,000 que requería para salir a mercado. Momentum tendrá un costo aproximado de 229 dólares y comenzará a liberar sus primeras unidades en enero de 2015.

 

Skully, el gadget para motociclistas

“La tecnología vestible debe mejorar la vida del ser humano”, considera Marcus Weller, CEO y fundador de Skully. Esa es la promesa detrás del AR-1: integrar el mundo digital con el real con el objetivo de  mejorar la seguridad de los motociclistas.

El casco tiene un visor translúcido LCD que despliega información como llamadas entrantes, mensajes, mapas de navegación, conectividad con aplicaciones y la velocidad alcanzada.

Además, integra una cámara en la parte posterior que ofrece la posibilidad al motociclista de tener un mejor control del ambiente que lo rodea, sin necesidad de voltear la cabeza o mirar los retrovisores.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Skully AR-1 se conecta vía Bluetooth al teléfono del usuario, integra un sistema de audio estéreo para reproducción de música y manos libres para las llamadas. El casco tendrá un costo de 949 dólares y comenzará a venderse en julio de 2015.

 

Ahora ve
Lo más buscado por los mexicanos en Google durante 2017
No te pierdas
×