Aviones, nueva vía para espiar celulares en Estados Unidos

Aeronaves cargadas con falsas antenas de telefonía permiten monitorear llamadas, según reportes; los dispositivos engañan a los teléfonos para que se conecten y compartan su ubicación e identidad.
celular  (Foto: Agencias)
Jose Pagliery
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Los agentes federales de Estados Unidos pilotean pequeños aviones cargados con equipo para espiar las llamadas celulares de los ciudadanos.

El jueves, el Wall Street Journal, citando fuentes anónimas, reveló la magnitud del programa: el Gobierno federal estadounidense recoge los datos de los aviones Cessna y puede cubrir la mayor parte de la población del país.

Estos dispositivos suelen engañar a los teléfonos para que compartan sus datos de localización y revelen la identidad del usuario.

CNNMoney ha confirmado de forma independiente que al menos una agencia federal, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ha utilizado esta tecnología en los aviones desde 2010, de acuerdo con documentos gubernamentales. Los aviones llevan una caja que sirve como una antena ficticia de telefonía celular. Este dispositivo imita a las torres celulares reales, engañando a los teléfonos móviles cercanos para que se conecten a él en lugar de una torre auténtica de la compañía telefónica.

“Este es un preocupante incremento del uso del Gobierno federal de esta tecnología”, dijo a CNNMoney Nathan Freed Wessler, un abogado de la American Civil Liberties Union (ACLU). “Lo que es diferente acerca de esto... es que aumenta enormemente el número de personas completamente inocentes cuya información está siendo acopiada por las fuerzas de seguridad”.

Un funcionario del Departamento de Justicia no quiso confirmar o negar el uso de estas falsas torres celulares. Dijo que cualquier discusión permitiría que los criminales y los gobiernos extranjeros “determinen nuestras capacidades y limitaciones”. El funcionario dijo a CNNMoney que cualquier táctica utilizada cumple con la ley federal.

Esta noticia es la última revelación sobre el alcance de la vigilancia que el Gobierno ejerce sobre los estadounidenses. Este tipo de espionaje se ha incrementado dramáticamente desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

La policía local y los agentes federales hacen uso generalizado de este tipo de dispositivos. Los registros públicos, como esta transcripción de la corte de Florida, han puesto de manifiesto que la policía emplea esta tecnología para obtener información sobre sospechosos.

Las “stingrays”, por ejemplo, son máquinas que también simulan torres genuinas de telefonía celular.

Gracias a los registros públicos, la ACLU ha podido elaborar un mapa que muestra cuáles estados utilizan las Stingrays y qué departamentos federales se valen de ellas. Aparte de esta información, poco se sabe sobre cómo se utilizan o se autorizan por los tribunales.

Las agencias policiales se niegan a revelar información acerca de los dispositivos. Las fuerzas de seguridad tienen acuerdos de confidencialidad con el fabricante de las Stingrays: la Harris Corporation con sede en Melbourne, Florida.

Las organizaciones de noticias y la ACLU han solicitado a las agencias del Gobierno conocer más sobre el uso de estas falsas torres de telefonía celular.jajaaja

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×