3 robots que conquistaron el CES 2015

Los robots han dejado de vivir en las páginas de la ciencia ficción para operar en miles de hogares; estos robots pueden ayudarte a recoger tu casa y son fáciles de controlar desde un celular.
Robots 2015  (Foto: Cortesía Qualcomm)
Hugo A. Juárez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Clasificar objetos y guardarlos o tomar el control de la TV de una mesa “lejana” son tareas simples para el ser humano; sin embargo, para que un robot aprenda a ejecutar este tipo de procesos se necesitaron de años de investigación y perfeccionamiento de tecnologías que emulan o replican algunas de nuestras capacidades neuronales. Hoy esos robots no son un simple proyecto, sino que se tratan de una realidad que puede habitar en la estancia de cualqueir hogar.

En el marco del CES 2015, la compañía estadounidense de semiconductores Qualcomm presentó avances en tecnología robótica operada con y sin la intervención de los seres humanos. Algunos de estos robots y drones utilizan la tecnología de los chips que tienen nuestros teléfonos celulares e incluso pueden construirse con impresoras 3D lo que permitirá su reproducción masiva. 

 

Foto: Cortesía Qualcomm

¿Qué hace?

Recoge y clasifica objetos y puede moverlos de un espacio a otro con total autonomía.

¿Cómo lo hace?

El robot encuentra el objeto y le pregunta al usuario en dónde debe colocarlo. Eventualmente, si el robot encuentra juguetes similares, los colocará en la cesta sin preguntar. Rover aprende a clasificar objetos por su forma y tipo, y a discriminar dónde colocarlos.

¿Cómo funciona?

Utiliza los procesadores Snapdragon como “cerebro” principal y Zeroth para distinguir los colores y las formas, imitando la forma en la que funciona el cerebro humano. Previamente, el robot fue “entrenado” para asociar la forma de los objetos con los colores de cestas en dónde colocarlos. A través de comandos el usuario indica al robot si realizó bien el trabajo. Así, eventualmente el robot deja de equivocarse y sólo coloca los objetos en su cesta correspondiente.

Mediante cámaras que captan profundidad y distancia, y la plataforma de visión móvil Vuforia (es decir, realidad aumentada), Rover identifica la cesta y va hacia ella. La cámara asigna colores a los objetos, dependiendo de qué tan cerca o lejos están de él. Así, evita chocar si el color es demasiado intenso, pues eso indica que está demasiado cerca de un obstáculo.

¿Para qué lo podrías usar?

Para arreglar tu cuarto o guardar todos los juguetes de los niños sin mover un dedo.

Foto: Cortesía Qualcomm

¿Qué hace?

Se desplaza por suelo y aire, y traslada objetos de un lugar a otro.

¿Cómo lo hace?

Cual tanque de guerra, Cargo puede subir o bajar rampas, recorrer terrenos completos y recoger objetos para desplazarlos de un lugar a otro. Si la situación en tierra se complica, el robot tiene ocho pares de hélices que lo elevan.

¿Cómo funciona?

Snapdragon permite que el robot integre procesamiento de múltiples núcleos, posicionamiento, comunicación inalámbrica (control remoto) y mecanismos de entrada y salida en tiempo real. Como Rover, Cargo también utiliza una plataforma de visión móvil para percibir su entorno, sistemas de visión computarizada como estéreo cámaras para entender la profundidad del ambiente y evitar colisiones, odometría para rastrear posiciones en 3D y orientarse en espacios desconocidos, y localización y mapeo simultáneos que le permiten reconstruir espacios en tres dimensiones y crear puntos de reconocimiento.

¿Para qué lo podrías usar?

Para recolectar objetos “lejanos”. Más que un juguete, se trata de un robot que debe manejarse por mayores de edad capacitados en su operación.

Foto: Hugo Juárez

¿Qué hace?

Vuela, se desplaza por el suelo y tiene un brazo para manipular su entorno. Su componentes se pueden construir vía una impresora 3D.

¿Cómo lo hace?

Incorpora en su infraestructura un smartphone con Snapdragon para que sea su unidad central de procesamiento.

¿Cómo funciona?

Micro Rover se puede programar a través de una app móvil o controlarlo con otro smartphone para seguir trayectorias. El robot no tiene cámaras incorporada; sin embargo, sus creadores piensan hacer pública su arquitectura para que cualquiera persona pueda replicarla con una impresora 3D.

¿Para qué lo podrías usar?

Como juguete o para probar tu nueva impresora 3D.

A la par de estas innovaciones, la compañía presentó un drone que vuela de manera autónoma (sin la intervención del ser humano ni de ningún control remoto) utilizando una app para Android. El robot que trabaja con smartphone como cerebro central, despega y realiza una trayectoria predefinida (gira sobre su eje y sobrevuela un área delimitada) para luego aterrizar por sí solo. Esto puede ser muy útil para tomar fotografías aéreas y, por supuesto, mejores ‘selfies’.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×