Surface 3, el orgullo de Microsoft

La PC-tablet es una muestra de que la firma cumplió con las expectativas, dice David Goldman; pese a sus mínimas deficiencias, es un buen dispositivo a un precio bajo.
surface 3  (Foto: Getty)
David Goldman
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La Surface 3 es una admirable pieza de hardware que no podría haber existido hace un año.

La nueva PC-tablet de Microsoft es sólo una pizca más grande y pesada que el iPad Air de Apple; sin embargo, es una computadora personal en toda regla que corre todo el software de Windows al que estás habituado, incluidos iTunes, Chrome, Office y la colección de aplicaciones que tu empresa te hace descargar para trabajar desde casa.

Sumemos a eso una hermosa pantalla, una batería que dura toda la jornada, buenos altavoces, un diseño sobresaliente, un precio de 628 dólares… y tiene un dispositivo que era impensable en 2014.

Es un logro del que Microsoft debe estar orgulloso. Pero en muchos sentidos, la compañía se vio obligada a realizar esta hazaña, tenía pocas alternativas.

Tenía que ser delgada

La ultra delgada pizarra iPad Air 2 es capaz de realizar casi todas las tareas informáticas cotidianas, por lo que Microsoft precisaba que la Surface 3 fuera liviana, delgada y portátil. Y la Surface 3 también tenía que correr Windows entero sin medias tintas, para no ser una segundona ante el iPad como las Surface que la precedieron, que ejecutaban una versión reducida de Windows con una selección limitada de aplicaciones.

Tenía que ser hermosa

Apple ha influido en el diseño de gadgets a tal grado que incluso hoy los dispositivos más baratos son una preciosidad. La Surface 3 tenía que ser visualmente atractiva y estar muy bien diseñada. Aparte de su tamaño, la Surface 3 es casi idéntica en calidad y diseño a su más grande hermana, la Surface Pro 3 que cuesta 300 dólares más.

Tenía que ser barata

Las computadoras personales son cada vez más económicas, hay muchas máquinas Windows por debajo de 300 dólares. Así que Microsoft tuvo que ser agresiva con el precio de la Surface 3.

Es como si todas esas fuerzas moldearan la PC-tablet de Microsoft en la forma de la nueva Surface 3.

Pero la triste realidad es que todo este estira y afloja que padeció el producto te exige hacer dos difíciles concesiones al elegir la nueva Surface.

La primera concesión sería el tamaño

La pantalla de la Surface 3 es pequeña. De solo 10.8 pulgadas, apenas tiene el tamaño y la alta resolución suficientes para realizar el trabajo. Pero sientes que te hace falta un poco de espacio.

Lo mismo ocurre con el diminuto trackpad. Sentí que no había bastante espacio para el pulgar y los dedos al intentar utilizar el ratón. Con frecuencia preferí usar en su lugar la pantalla táctil.

La segunda concesión es la velocidad

El procesador Intel Atom x7 de la máquina es el chip para tablet de mayor potencia, el mejor en su tipo. Es lo bastante potente como para ejecutar múltiples aplicaciones de manera simultánea, usar Netflix y realizar otras tareas de alto consumo de potencia.

Pero después de abrir un montón de pestañas del navegador y múltiples aplicaciones, definitivamente noté algunas demoras, nada graves, pero es claro que no obtendrás la potencia de un procesador Intel Core de quinta generación que llevan la mayoría de otros ordenadores del mismo precio que la Surface 3. La computadora que Microsoft me dio para probar es la Surface 3 con 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento (cuesta 100 dólares más). El modelo más barato viene con la mitad de la memoria y de almacenamiento.

¿Deberías comprarla?

La respuesta depende como siempre de otra pregunta ¿Qué es lo que buscas cuando compras una PC?

En el mercado no hay nada con la combinación de precio, calidad de diseño y tamaño de la Surface 3. Si tienes que tener los tres, entonces la Surface 3 es para ti.

Existen PC más potentes y con una pantalla más grande por el precio de la Surface 3, pero no conseguirás nada que la iguale en portabilidad y elegancia. Puedes conseguir algo igual de portable, pero menos potente.

El principal competidor de la Surface 3 acaso sea la Surface Pro 3 de Microsoft. Esta tablet PC viene con un procesador mucho más potente y una pantalla más grande (12 pulgadas), añadiendo sólo media libra de peso, pero también le añade 300 dólares al precio.

Así que la velocidad y el tamaño son las únicas dos cosas que estás sacrificando al elegir una Surface 3 en lugar de una Surface Pro 3. Estos dos híbridos de Microsoft son tan similares que las diferencias son difíciles de detectar: ​​una pequeña diferencia en la ubicación de los botones, un cargador micro-USB en lugar del cargador magnético, y un caballete de tres posiciones en lugar de una "bisagra continua."

A 628 dólares (técnicamente su precio base es de 499 dólares, pero eso es sin un teclado y asumimos que quieres un teclado), la Surface 3 es una buena compra.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

¿Puede hacer el trabajo? Por supuesto. ¿Puede servir como tu única PC? Para la mayoría de la gente la respuesta es sí.

Para una computadora cuyo grosor es la mitad de tu dedo meñique, eso es muy impresionante.

Ahora ve
Científicos observan por primera vez el choque de dos estrellas de neutrones
No te pierdas
×