Cómo diseña Google sus productos pensando en la discapacidad

La empresa contrata a personas con discapacidad para la creación de nuevos productos; una de ellas es Laura Palmaro quien es la encargada de modificar el navegador Chrome en estos casos.
Laura Palmaro Ciegos Google  (Foto: Google)
Heather Kelly

Laura Palmaro tenía 10 años cuando se talló los ojos y notó que había algo mal con su vista. Ella tenía una hemorragia en el ojo izquierdo y perdió la visión central, parte de una rara condición llamada osteoma coroideo.

La misma condición llegó a su ojo derecho cuatro años más tarde. De la noche a la mañana, se convirtió en ciega legalmente, manteniendo sólo la visión periférica. No podía leer ni ver un pizarrón.

“Parecía que todo lo que amaba se detenía. Fue muy difícil en ese momento saber hacia dónde ir”, dijo Palmaro, ahora de 27 años.

La familia de la niña ayudó para que terminara la escuela. Para su último año, había descubierto los lectores de pantalla –programas que leen texto en voz alta. Ella quitaba las pastas de sus libros y escaneaba sus hojas para que el programa se las leyera.

Ahí es cuando se dio cuenta del impacto que podría tener la tecnología para alguien con una discapacidad.

Palmaro es ahora líder de programa en Google. Ella usa su perspectiva única para lograr que el navegador Chrome funcione para la gente con discapacidad. Por ejemplo, hay herramientas para magnificar y una extensión que personaliza las páginas web para las personas que no ven colores.

Todas las grandes empresas de tecnología tienen equipos dedicados a la accesibilidad –haciendo características de programas y hardware que permitan usarlos a la gente con discapacidad–. Emplear gente con discapacidad es una forma de asegurar que las herramientas se construyan con la accesibilidad en mente.

Alguien con una visión perfecta puede que no se le ocurra diseñar mapas de tránsito que puedan ser empleados por un usuario daltónico. El ingeniero de YouTube Ken Harrenstien, quien es profundamente sordo, tuvo como misión trabajar en los subtítulos para los videos.

“Si no tienes un familiar cercano con una discapacidad, simplemente no lo sabes. No es que quieras excluir a la gente con discapacidad, simplemente no lo sabes”, dijo Astrid Weber, una investigadora de la experiencia de usuario en Google cuyo trabajo ha estado influenciado por una amiga cercana con discapacidad.

Weber colabora con los miles de ingenieros y diseñadores de Google para hacerlos pensar en accesibilidad a la hora de construir productos. Ella anima a los empleados a diseñar con empatía, y a dejar de lado ciertas concepciones, como que cualquiera puede tocar un dispositivo Android o escuchar el sonido que hace una app.

“Logramos grandes resultados en los equipos interdisciplinarios con personas que tienen experiencia personal con discapacidades y personas que no”, dijo Weber.

Diseñar para la accesibilidad es una inversión inteligente, especialmente dado que la población envejece y comienza a experimentar fallas en su visión y capacidad auditiva. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de 1,000 millones de personas en el mundo cuentan con alguna discapacidad.

“Es una sección muy importante del mercado, pero también es un grupo de personas que tradicionalmente está poco atendida por la tecnología”, dijo Eve Andersson, líder del grupo de ingenieros de accesibilidad en Google.

Las características diseñadas para la accesibilidad pueden terminar mejorando el producto para los usuarios cotidianos. Las herramientas de autocompletar fueron creadas originalmente para personas con discapacidad que tenían dificultades para teclear. Ahora se encuentra como parte de casi todos los smartphones. La ampliación de pantalla y los subtítulos son usados frecuentemente por personas sin discapacidad.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

En Google, se requieren nuevos ingenieros para ser parte de talleres sobre accesibilidad móvil y web. La empresa tiene días de concientización sobre accesibilidad para los empleados y una cumbre anual sobre diversidad para organizaciones como Autism Speaks y la Federación Nacional de Ciegos. Realiza pruebas internas de las herramientas con sus empleados que no trabajan en accesibilidad, pero que sí cuentan con una, y llama a usuarios para realizar estudios.

“Cada persona debería ser capaz de usar nuestros productos y disfrutarlos”, dijo Palmaro.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×