Elon Musk avanza en la construcción de su imperio en energías limpias

Tesla anunció en junio que había llegado a un acuerdo para adquirir SolarCity por 2,600 millones de dólares, pendiente de la aprobación de los accionistas.
Musk también dirige SpaceX, un servicio de transporte espacial. Pero él dijo que este año no hay motivos para fusionar eso con Tesla.
Fusión en puerta  Musk también dirige SpaceX, un servicio de transporte espacial. Pero él dijo que este año no hay motivos para fusionar eso con Tesla.  (Foto: EFE)
Seth Fiegerman
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Elon Musk acaba de cumplir su deseo de crear un imperio de energía limpia.

Los accionistas votaron para aprobar el plan de Tesla de comprar SolarCity, preparando el camino para que una de sus empresas de energía sustentable bajo el mismo techo de paneles solares.

"Creo que su fe será recompensada”, dijo Musk en una sesión de preguntas a los accionistas después del voto el jueves. “Realmente saldrán cosas impresionantes de esto”.

Tesla anunció en junio que había llegado a un acuerdo para adquirir SolarCity por 2,600 millones de dólares, pendiente de la aprobación de los accionistas.

Recomendamos: Tesla sale de compras para acelerar su producción

Tesla presentó la adquisición como la creación de “la única empresa de energía integrada verticalmente en el mundo” que podría proveer de energía tanto a tu hogar como a tu auto.

El mes pasado, Musk demostró el potencial de la fusión. Él reveló unas hermosas tejas solares que se veían como tejas típicas, junto con una versión actualizada de la batería de hogar de Tesla. Juntos, estos productos prometen permitir el acceso y almacenaje de energía alternativa en los hogares modernos.

Sin embargo, el acuerdo levantó sospechas en parte por preocupaciones sobre la estructura de gobierno corporativo. Musk es el presidente y accionista mayor de ambas empresas. SolarCity también fue fundada y dirigida por dos primos de Musk.

"El que estén separadas, a pesar de sus orígenes similares y la búsqueda de la misma meta de la energía sustentable, es en gran medida un accidente de la historia”, escribió Musk en un blog en defensa de la necesidad de fusionarlas.

Recomendamos: A los autos Tesla solo les falta quitar el volante

Para atenuar las inquietudes de los inversionistas, Musk se recusó de las mesas de ambas empresas durante la votación de la propuesta de adquisición.

Algunos críticos también argumentaron que Musk estaba usando uno de sus negocios para estabilizar al otro.
Las acciones de SolarCity cayeron un 60% este año debido a sus problemas para incrementar la demanda de instalaciones de paneles solares comerciales y continuó quemando el efectivo. Su reserva de efectivo cayó a solo 146 millones de dólares en junio, de los 421 millones de dólares que tenía el año pasado.

Para dificultar más las cosas, Tesla también es conocido por sangrar dinero. Actualmente está invirtiendo millones para construir una fábrica de baterías y producir su primer auto eléctrico comercial, el Modelo 3.

Lee: Elon Musk detalla su plan para llevar a los humanos a Marte

Quizás con la adquisición de SolarCity en mente, Musk instó a los empleados de Tesla a cortar gastos y “entregar todos los autos que podamos” en un esfuerzo desesperado por obtener ganancias.

El mes pasado, Tesla publicó su primer trimestre rentable en más de tres años y dijo que puede que sea igual el próximo trimestre.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

En un blog publicado a principios de este mes, Tesla arremetió contra los detractores. Aseguró que SolarCity incrementará las ventas de Tesla en mil millones de dólares el próximo año y agregará más de 500 millones de dólares en efectivo al balance de Tesla en los próximos tres años.

Musk también dirige SpaceX, un servicio de transporte espacial. Pero él dijo que este año no hay motivos para fusionar eso con Tesla.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×