El Pardis Technology Park, el ‘Silicon Valley’ iraní, quiere abrirse al mundo

El parque tecnológico está instalado a 20 kilómetros de Teherán, en un terreno de 1,000 hectáreas de las que sólo 60 están ocupadas por edificios que acogen a los 3,000 trabajadores de 200 empresas.
El parque tecnológico fue creado en 2002 para reforzar las capacidades de la sociedad en materia tecnológica.
Único en Irán  El parque tecnológico fue creado en 2002 para reforzar las capacidades de la sociedad en materia tecnológica.  (Foto: AFP)
PARDIS, Irán -

El parque tecnológico de Pardis, apodado el Silicon Valley de Irán y donde desde hace 15 años trabajan decenas de empresas líderes, quiere ahora abrirse a las compañías extranjeras.

Situado a unos 20 kilómetros al noreste de Teherán, el Pardis Technology Park está instalado en un terreno de 1,000 hectáreas de las que sólo 60 están ocupadas por edificios modernos que acogen a los 3,000 trabajadores de 200 empresas.

Entre ellas hay proveedores de acceso a internet, bancos, centros de atención telefónica, laboratorios científicos, compañías especializadas en nano y biotecnología o inteligencia artificial.

Incluso hay una oficina de una escuela religiosa de la ciudad santa de Qom (norte) que difunde sus enseñanzas por internet.

Este parque tecnológico, único en Irán, fue creado en 2002 para "reforzar las capacidades de la sociedad en materia tecnológica y para facilitar su presencia en el mundo", explica a su director, Mehdi Safarinia.

Actualmente Pardis es "el centro tecnológico de Irán donde están nuestras mejores empresas". "Cada 3 años desarrollamos una nueva fase de 20 hectáreas con un centenar de compañías" nuevas, añade.

Acelera tu startup en Silicon Valley

Entre ellas hay 12 extranjeras, de Asia y Europa, que trabajan junto a compañías iraníes, una tendencia que el director del parque quiere acelerar.

Safarinia recuerda que las empresas se benefician de 20 años de exoneración de impuestos y tienen facilidades en sus intercambios con el exterior.

El lunes pasado Pardis recibió la visita de Thierry Mandon, el secretario de Estado francés de la Enseñanza Superior y de la Investigación.

Irán es "una gran nación científica en varias disciplinas como las matemáticas y la informática, sin hablar de la geología o las ciencias humanas. Es una ciencia de gran calidad", aseguró.

Irán, con un crecimiento todavía insuficiente del 4.4%, tiene un desempleo del 12.7%, que sube al 26.7% entre los jóvenes de entre 15 y 29 años, muchos de ellos diplomados, una cifra que las autoridades intentan reducir.

Fin al aislamiento

El país empezó a salir del aislamiento en julio de 2015, cuando logró un acuerdo histórico sobre su programa nuclear con seis grandes potencias. El pacto ha permitido levantar parte de las sanciones internacionales que afectaban gravemente a la economía iraní.

El ministro francés recuerda que cuando se reunió por primera vez hace un año con su homólogo iraní Mohamad Farhadi, "las relaciones eran muy débiles" en materia de ciencia e investigación.

"Pero desde entonces es impresionante cómo se ha desarrollado la cooperación directa entre universidades francesas y organismos de investigación iraníes," afirma.

En concreto, París quiere facilitar la estancia de estudiantes iraníes en Francia, unos 1.800 actualmente, menos que los 4.000 que hay en Alemania e Italia y que los 10.000 de Estados Unidos.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

"Está claro que la cooperación entre las sociedades iraní y francesa reforzará sus capacidades tecnológicas y les dará más acceso a los distintos mercados", dice Mehdi Safarinia, el director del parque tecnológico de Pardis.

Irán "está en cuarta posición en lo que a respecta a los diplomas en el sector de la ingeniería en el mundo", explica, y asegura que para los extranjeros "nuestros expertos y el mercado iraní suponen una gran ventaja".

Ahora ve
Los venezolanos necesitarán visa para entrar a Panamá
No te pierdas
×