Pensar como 'startup': el consejo ideal para competir en tecnología

La consultora estadounidense considera que México tiene rezago en digitalización, pero que avanza a pasos acelerados por cerrar la brecha.
Sólo los países mejor preparados lograrán mayor crecimiento, más empleo y mejores servicios.
Impacto de la digitalización  Sólo los países mejor preparados lograrán mayor crecimiento, más empleo y mejores servicios.  (Foto: iStock)
Sofía Sánchez Morales /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En la era de la digitalización y la disrupción tecnológica, todas las empresas tradicionales deben prepararse para competir con las nativas digitales, compañías como Uber, Airbnb o Spotify, que cambiaron, a nivel global, el modo en el que las personas se comportan, y representan ahora una fuerte competencia para empresas no digitales de transporte, hospedaje y música.

“El que se mueve primero, pega más fuerte“, dice Daniel Sujo, partner de McKinsey & Company, especialista en comercio digital, que considera que las empresas tradicionales necesitan pensar como startup para ganar en la carrera por disrumpir en sus industrias. “Este es un hecho que hemos observado con nuestros clientes, quien llega primero causa el mayor impacto“.

“La cuestión número uno que genera angustia, tanto a nuestros clientes como a otros personajes del mundo empresarial, es lo digital“, dice Sergio Waisser, managing partner de McKinsey en México, en entrevista con Expansión. “Cómo hacerse digitales, cómo tener una estrategia de organización con recursos digitales, cómo competir con los nativos, son algunas de las cuestiones que más les preocupan“.

McKinsey & Company es una consultora estratégica global que se especializa en resolver problemas respecto a administración. Fundada en 1926, tienen oficinas en más de 110 locaciones y 11,000 empleados en todo el mundo. Empresarios como Sundar Pichai, CEO de Google y Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, trabajaron en la consultora.

Retail y telecomunicaciones a la cabeza

En cuestión de digitalización, hay industrias que se han visto completamente cambiadas, como la de los viajes, explica Waisser. Le siguen retail y telecomunicaciones como las que están dando los pasos más fuertes, tanto por empresas tradicionales como por startups que no están esperando y dan pasos veloces para cambiar sus operaciones y la atención al cliente.

“En otras industrias hay grandes empresas que quieren crear sus propias disrupciones, pero a su paso, por lo que innovan, pero se frenan“, explica el analista de 45 años. En este caso se encuentran la banca, seguros e instituciones financieras, que aún no ven en los emprendedores una amenaza fulminante.

Lee: El salto digital en México, los retos y los avances de la digitalización

Sin embargo, algunas de las industrias que mayores beneficios pueden obtener de una estrategia de digitalización a nivel operativo, son las que se encuentran en el final de la lista de adopción de tecnologías, como la manufactura de materiales básicos. Con una preparación para sumarse a la tendencia de big data, internet de las cosas (IoT) y machine learning, podrían conseguir fuertes ahorros y eficiencia a futuro.

“Algo que deben considerar todas las empresas es que digitalizar para lo que hacen hoy, es un error“, explica Sujo. “Hay que digitalizar para lo que harán mañana, a futuro, o se van a quedar rezagados“.

México será jugador global

“México se encuentra rezagado en digitalización respecto a los jugadores globales, pero está cerrando la brecha a pasos agigantados“, asegura Waisser. “En tan solo cuatro o cinco años estaremos por encima del promedio global de digitalización“.

El fenómeno que beneficia al país, de acuerdo con los especialistas de McKinsey -empresa que opera en México desde 1970- es el llamado leap frogging, que hace referencia a pasar de largo por encima de algunas tendencias para colocarse directamente en las que generarán grandes cambios a nivel global.

“En México se debe resolver la cuestión regulatoria para que el desarrollo digital pueda completarse, una vez que se resuelva, el país despegará gracias a esa capacidad de saltar tendencias“, considera Sujo.

Consejos para empresas tradicionales

Aunque la digitalización es un proceso largo, muchas empresas buscan resolverlo contratando a personas jóvenes, lo cual no es una buena solución, advierten los especialistas.

“Contratar 10 o 15 millennials nada más por pertenecer a esa generación es un error“, asegura Sujo. Es mejor contratar a un equipo multidisciplinario, que aporten diversas fortalezas para el proceso.

A la hora de adaptarse a una tendencia, como cloud, big data, IoT o robótica, es importante buscar la que puede ofrecer mayor valor, y no subirse a cualquiera, a pesar de que todas están interconectadas.

“Hay empresarios que piensan que subir a todos sus empleados a la nube con un correo de Google es digitalizarse“, comenta el analista. “La pregunta que en realidad se deben hacer es: ¿cuánto de tus ingresos provienen de innovaciones con más de cinco años? Si es un número pequeño, es hora de buscar cómo innovar“.

Finalmente, los analistas destacan que uno de los grandes problemas a los que se enfrentarán las empresas en los próximos cinco años se encuentra en el área de management.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Se calcula que el 60% de las actividades administrativas se pueden automatizar, por lo que tanto empresas, como universidades, deben pensar qué va a pasar con esos trabajos que desaparezcan“, concluye Sujo.

Para más información y datos sobre la transformación digital, el estudio de McKinsey & Company acerca del estado de la digitalización en México formará parte del número de la revista Expansión CEO que se publicará el 15 de abril.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×