Publicidad
Publicidad

Segob prevé que ‘Dean’ sea categoría 5

El huracán se ubicaba a 1,225 kilómetros de Cancún por lo que se estableció la Alerta Naranja; se prevé que el ojo del huracán impacte la costa de Quintana Roo a partir del martes.
'Dean' se acerca a la península de Yucatán. (Reuters)

El huracán Dean se ubicó a las 13:00 horas a 1,225 kilómetros de Cancún, con categoría 4, pero "no se descarta que siga intensificándose hasta llegar a categoría 5", informó el Grupo Interinstitucional para Ciclones Tropicales.

Por ello, la Coordinación General de Protección Civil, en el marco del Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales, indicó que ha establecido la Alerta Naranja en Quintana Roo y Yucatán, y en las próximas horas, según la trayectoria, aplicaría la misma alerta a Campeche.

En tanto, la Alerta Amarilla iniciará esta noche en Tabasco y Veracruz, por lo que se exhorta a la población a mantener alto nivel de atención a la información difundida por autoridades de Protección Civil.

En un comunicado dado a conocer esta tarde por la Secretaría de Gobernación (Segob), se especificó que el meteoro tiene vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora y rachas de 285, lo cual lo convierte "en un huracán de considerable peligrosidad".

Tras la reunión, el Grupo Interinstitucional advirtió que por su desplazamiento al oeste u oeste-noroeste a 30 kilómetros por hora, Dean continuará acercándose a la Península de Yucatán, donde sus primeros efectos se presentarían a partir del lunes por la tarde.

Se prevé que el ojo del huracán impacte la costa de Quintana Roo a partir de las primeras horas del martes 21, con vientos cercanos a los 250 kilómetros por hora, acompañado de oleaje y marea de tormenta "altamente peligrosa".

Publicidad

En Cancún, la marea de tormenta es altamente peligrosa y podría provocar importantes daños en las zonas de playa, lluvias intensas, inundaciones, con riesgo para la población de zonas costeras, lacustres y de alto riesgo, principalmente en viviendas endebles.

No se descarta que algunas comunidades se queden incomunicadas a consecuencia de los daños en la infraestructura de comunicaciones.

Igualmente se recomendó a la población ubicar los refugios, prever el transporte, atender los avisos, acordar puntos de reunión para la familia y tener a mano agua, documentos, radio, botiquín y alimentos para niños y personas enfermas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad