Síguenos en nuestras redes sociales:

El pulso de la vivienda / header desktop
Publicidad

Cuando comprar casa usada es tu opción

Por precio, distribución de los espacios o la zona en la que se encuentren, las propiedades de segundo uso representan una decisión financiera viable, siempre y cuando cumplan con estos puntos.
Cuando comprar casa usada es tu opción
El punto de la negociación es llegar a la Zona de Posible Acuerdo.

Según su estilo de vida y necesidades, muchos compradores prefieren estrenar departamentos o casas en desarrollos recién construidos aunque, en el mercado no está descartado adquirir un inmueble que ya haya sido habitado y que se mantenga en buenas condiciones.

Como señal de esta tendencia creciente, el Índice SHF de Precios de la Vivienda en México, emitido por la Sociedad Hipotecaria Federal, revela que en el primer semestre de 2018, los precios de la vivienda nueva en el ámbito nacional tuvieron un aumento de 9.26% y los de la usada de 9.33% (respecto al mismo periodo del año anterior).

“La subida de la inflación y las tasas de interés han favorecido a la oferta de vivienda usada y compraventas de contado”, explica Elizabeth García, presidente de SUMA, en el Informe del Mercado Inmobiliario 2018 a Inversión Extranjera Directa publicado por el portal de bienes raíces Lamudi.

Este documento también apunta que las entidades del país con el precio por propiedad a la venta más elevado son: la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Jalisco y Querétaro; en contraste con los estados de Tlaxcala, Hidalgo y Tamaulipas que mantienen los precios más accesibles.

Expertos en bienes raíces, como la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) sugieren que, al buscar tu próxima casa entre bienes usados, consideres como estratégicos los siguientes puntos:

Ubicación

Publicidad

La zona donde esté situado tu nuevo hogar deberá ser segura y ofrecer todos los servicios básicos y de calidad (drenaje, alumbrado público, gas, suministro de agua). También es importante pensar en el tiempo que tomarán los traslados hasta tu trabajo o la escuela de los niños, así como las rutas viales y de transporte que facilitarán el desplazamiento.

Puede ser que el precio de la casa resulte muy atractivo, no obstante, debes analizar si el trayecto cotidiano sería un inconveniente a futuro. De igual manera, lo ideal es que se encuentre cerca de tiendas, bancos, hospitales y zonas recreativas o que ofrezca las amenidades que hagan más cómodo tu día a día.

Antigüedad de la propiedad y mantenimiento

Podría entusiasmarte comprar una casa o departamento con mucha historia, pero no debes dejar de lado los inconvenientes que esto conlleva. El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) determina que el inmueble que ya ha sido habitado debe encontrarse en buenas condiciones estructurales y de estabilidad, es decir, sin problemas de carácter técnico; que no esté ubicado en zonas de riesgo y garantice, cuando menos, la vida de la vigencia del crédito obtenido.

Estas circunstancias dependen del mantenimiento que se le haya dado a la propiedad y de la calidad de los materiales con los que fue construida, por lo que es indispensable solicitar los planos arquitectónicos y de la instalación eléctrica, así como buscar ayuda profesional para hacer una inspección total.

Si todo es favorable, tal vez estés ante la oportunidad no sólo para hacer una renovación, sino para invertir en ecotecnologías que hagan tu hogar más eficiente y sustentable.

Situación legal en orden

Es primordial que, antes de firmar cualquier contrato de compra, verifiques que la propiedad no tenga créditos hipotecarios pendientes, dificultades con la licencia de uso de suelo, problemas de embargo, esté intestada o presente adeudos de sus dueños actuales y anteriores.

El Infonavit recomienda que te sean entregados los recibos de agua y predial de los últimos seis meses, para comprobar que no hay pagos incompletos. De igual forma, para las viviendas con una antigüedad mayor o igual a 3 años son obligatorias las escrituras ante el Registro Público de la Propiedad.

Avalúo correcto

Como señala la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el avalúo determina la estimación del valor comercial de un inmueble reflejado en cifras monetarias, por medio de un dictamen técnico e imparcial. Las instituciones financieras toman como base esta estimación para determinar el monto del crédito aprobado.

Para conocer el valor real de una casa o departamento es necesario recurrir a un perito valuador debidamente acreditado ante la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) o las tesorerías estatales. En este proceso se consideran aspectos como la ubicación del predio, los precios del mercado, el tipo de construcción, las mejoras realizadas y la antigüedad, entre otros.

Finalmente, para una transacción de esta magnitud, no está de más contratar a un asesor inmobiliario profesional que te oriente desde la búsqueda y facilite los trámites y el proceso de compra de tu nuevo hogar.

Deberás tener muy claro cuál es el total a pagar, las condiciones en las que liquidarás ese monto y el tiempo en el que se entregará la propiedad. Asegúrate de que toda esta información quede asentada por escrito para evitar complicaciones.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad