Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
header.jpg

A tus clientes ¿les gusta hacer fila para pagar?

Las tiendas físicas también pueden evolucionar para mejorar la experiencia de compra. Cuál será la tecnología que le ayude a tu negocio.
Mastercard
Las tarjetas con tecnología de pago sin contacto ya se han adoptado en mercados desarrollados, como Australia o el Reino Unido.

En la hora de la comida en una oficina de una ciudad mexicana se escucha este diálogo:

- Vamos por esa playera que querías ¿no?

- No, no alcanzamos a ir y regresar, hay unas filas enormes en la caja.

Las filas en las cajas desaniman a los compradores. No solo son aquellos que los comercios ven, es decir usuarios que abandonan las mercancías poco antes de llegar a la caja, al ver que el tiempo de espera será largo. También están los que ni siquiera van a la tienda, porque suponen que en la caja van a tardar más de lo que quisieran. Las tiendas físicas pueden evolucionar un poco más, para ser más eficientes a la hora de cobrar.

Mientras el comercio digital ha avanzado, para facilitar las compras, también se han presentado nuevas tecnologías para las tiendas físicas que pueden hacer más agradable la experiencia del consumidor. Pero no todos los comerciantes se han enterado y por eso pueden perder usuarios. Hay una nueva ola en la tecnología de pago, que puede ayudar a los negocios mexicanos a aumentar sus ventas, con buenos resultados probados en restaurantes de comida rápida, kioscos y tiendas de conveniencia, pero que se puede extender a todo tipo de tiendas.

Se trata de la tecnología de pago sin contacto. El usuario puede pagar con solo acercar su tarjeta a un dispositivo y ahorrarse así muchos pasos en el momento de pagar. El proceso de pago es siete veces más rápido que si se hiciera en efectivo. En México algunos comercios lo están adoptando y las nuevas terminales de cobro ya cuentan con esta tecnología. Los jóvenes ni siquiera se lo cuestionan, porque estas tarjetas les ahorran tiempo. “La tecnología de pago sin contacto es como un puente entre el mundo físico y el mundo digital”, explica Guillermo Escobar, VP Ejecutivo Comercial de Mastercard para México y Centroamérica ¿Por qué si el mundo digital ha evolucionado tanto, el mundo físico tendría que quedarse atrás?

Publicidad

Esta tecnología de pago sin contacto ofrece las siguientes ventajas.

Sustituyen fácilmente al efectivo. En México, las tarjetas habilitadas con tecnología de pago sin contacto se pueden obtener en las taquillas del metro. Los usuarios ya saben cómo funcionan: se ponen en el lector en los torniquetes y dan el paso en milésimas de segundos. Esas mismas tarjetas se pueden cargar con dinero y funcionar como monedero electrónico. El ecosistema sin contacto se está construyendo: al mismo tiempo que algunos bancos han empezado a emitir tarjetas con tecnología de pago sin contacto, la aceptación de dicha tecnología está creciendo. Cada vez más comercios habilitan los pagos sin contacto en sus terminales punto de venta (TPV).

Tienen medidas de seguridad. La tarjeta se acerca al lector de la TPV y el cobro se hace sin tener que ingresar el NIP o esperar a que se imprima un recibo y se firme. Como el usuario no suelta la tarjeta, tiene menos riesgo de que se la roben o la clonen. Hay un sistema de autenticación y tecnología similar a la de las tarjetas con chip, para proteger los datos del usuario. Las terminales están programadas para no cobrar doble en caso de que la tarjeta se pase dos veces por el lector. Y si se pierde, la tarjeta se puede bloquear rápidamente. Como una protección adicional al usuario, la compra se limita a un monto máximo por cada vez que la tarjeta habilitada con pago sin contacto se usa en una TPV.

Si el monto de la compra es mayor a ese monto, entonces la tarjeta se utiliza como una tradicional. Se le pide al usuario que la inserte en la terminal para que se lea el chip y se agregue el NIP o una firma para confirmar la identidad.

Las tarjetas con tecnología de pago sin contacto se han adoptado en mercados desarrollados, como Australia o el Reino Unido. Es una prueba de que la experiencia física al comprar seguirá. En Australia, más de 90% de las transacciones son con tecnología de pago sin contacto. En la República Checa, Polonia, Hungría, Georgia y Eslovaquia más de 3 de cada cuatro operaciones son sin contacto. La tecnología avanza en Reino Unido, Países Bajos, España, Singapur, Nueva Zelanda y Canadá. En Londres, 40% de los viajes en metro se pagan con tarjetas con tecnología de pago sin contacto.

¿Tendrán los comercios que hacer grandes inversiones para aceptar estas nuevas tarjetas? No, porque muchas de las nuevas terminales de venta ya incluyen la tecnología de pago sin contacto,. De cualquier manera, la tendencia es hacia allá, como subraya Escobar, de Mastercard. Gracias al transporte público, tal como sucedió en Londres, los usuarios están adoptando las tarjetas de forma natural a través del sistema de transporte público de la Ciudad de México y pronto podrán hacerlo en los sistemas de otras ciudades mexicanas.

De acuerdo con estudios de Mastercard realizados en Singapur, Hungría, Canadá, Australia y Estados Unidos, las tiendas con tecnología de pagos sin contacto han logrado aumentar la lealtad y el ticket promedio de sus consumidores. Con filas rápidas, tal vez alguien se decida por hacer esa compra durante su hora de comida.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad