Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las empresas en crecimiento saben a donde quieren llegar

Pensar a largo plazo y tener claros los objetivos de tu empresa, sobre todo en momentos de crisis, es la clave para superar el caos.
jue 17 septiembre 2020 09:00 AM
130283897
Liderazgo. Tener un propósito claro y a largo plazo es estratégico.

Por: Daniel Marcos, CEO Growth Institute.

Hace algunos años conocí al presidente ejecutivo de XPrize y Singularity University, Peter Diamandis. Conversamos sobre los cambios que sufrirían las empresas por la transformación tecnológica y Peter me dijo algo memorable: “Daniel, las empresas me pagan miles de dólares para que les diga lo que va a cambiar en el mundo, pero nadie me ha pagado para que le diga lo que no cambiará… Yo creo que la segunda pregunta es mucho más importante que la primera”.

A 6 meses del comienzo de la pandemia por el COVID-19 esta frase se vuelve más significativa pues hemos atravesado meses de incertidumbre, volatilidad, ambigüedad en industrias y mercados, por lo que, como líderes empresariales, nos concentramos en lo que ha cambiado y cambiará en el corto, mediano y largo plazo, pero prestamos poca atención en aquello que no cambiará.

No niego que mucho lo hará en un escenario donde el PIB del país sufrirá un desplome del 10.5% (FMI) y tendrá una lenta recuperación —sólo un 3.3% en 2021. Habrá importantes cambios en este contexto pero, luego de atravesar 6 meses en este entorno de crisis hemos aprendido mucho sobre estos cambios y cómo sacar nuestros negocios adelante, por lo que ahora es importante centrarnos en aquello que no cambiará dentro y fuera de nuestras empresas.

Publicidad

Algo que no cambiará es que las empresas en escalamiento tienen claro y bien definido su propósito; saben hacia dónde se dirigen. No me refiero a 1 o 2 años, ni siquiera 5, saben dónde quieren estar los próximos 10 o 20 años. Tal vez creas que es una locura pensar en el largo plazo en este momento de crisis, pero es crucial saber a dónde quieres llegar cuando prevalece el caos y la ruta cambia constantemente.

El emprendedor y escritor Simon Sinek es reconocido por su premisa del Círculo Dorado (The Golden Circle), en donde encontró un patrón de crecimiento que diferenciaba a empresas que conocían su “por qué” de las que no. Todas las empresas conocen QUÉ hacen: vender productos, ofrecer determinados servicios; la mayoría conocen CÓMO hacen lo que hacen: a través de sistemas, procesos, propuestas de venta; pero muy pocas empresas conocen POR QUÉ hacen lo que hacen, y este propósito o razón de ser es lo que inspira a clientes, empleados e inversionistas a ser parte de eso.

Y no se trata de hacer dinero, es mucho más significativo: el desafío global derivado de la pandemia ha generado todo un conjunto de necesidades humanas y materiales que sirve para convertirnos en agentes de cambio que impacten positivamente al mundo; es una de las mayores oportunidades para definir un propósito que beneficie y transforme al mundo.

Cuando doy sesiones de consultoría en una empresa me doy cuenta que la mayoría de ellas no tienen claro su propósito, no pueden responder “quiénes son”. Esto provoca que tengan diferentes ideas sobre a dónde quieren ir y eso los lleva por muchas direcciones. Un propósito claro y a largo plazo no sólo es aspiracional, también es estratégico pues además de ser una brújula, te permite definir un plan para llegar ahí. Te ayuda a tener todo tu equipo motivado y alineado, pues cada quién sabe qué debe hacer para mover su empresa en esa dirección, algo fundamental en tiempos de crisis. Y a ti como líder te fuerza a innovar y adoptar una visión exponencial.

Publicidad

Existe un concepto que te permitirá definir el propósito de tu empresa llamado Gran Meta Audaz y Descabellada, BHAG (por sus siglas en inglés), que se compone de 3 elementos o preguntas que debes responder:

1. ¿Qué te apasiona profundamente?: tenemos que ser apasionados en lo que hacemos pues las empresas son proyectos a largo plazo; Apple, Amazon, Netflix, Starbucks, son sólo algunos ejemplos de empresas que tardaron más de 20 años en crecer de forma exponencial, por lo que si haces lo que te apasiona no abandonarás simplemente tu empresa en unos años.

En mi empresa Growth Institute, nuestro BHAG es “Escalar el impacto y reducir el drama de 10 millones de líderes para 2040”. Lo que más nos apasiona es darle libertad al emprendedor, pues como asesor me he encontrado que la mayoría de quienes inician o escalan un emprendimiento es por obtener libertad (financiera, de toma de decisiones, de trabajar en lo que ellos quieren), pero la mayoría nos volvemos presos de nuestros negocios. Entonces lo que da libertad es escalar el impacto y reducir el drama, pues si tu empresa crece y lo hace sin drama, tú puedes obtener la libertad que deseas.

2. ¿En qué puedes ser el mejor en el mundo?: algo es que te apasione lo que haces y otra que puedas hacerlo bien; debemos ser realistas en nuestro alcance y nuestras capacidades pero sin dejar de ser ambiciosos. En Growth Institute podemos ser los mejores en tener un impacto exponencial en la carrera de los líderes empresariales, su compañía, su comunidad, y la única forma que vamos a lograrlo es creciendo a sus líderes. Por eso nuestra labor es ayudarles a crecer con metodologías probadas de los mejores autores del mundo, con toda una comunidad de soporte que les permita aprender e implementar lo aprendido.

3. ¿Cómo multiplicar tus ganancias?: debes tener claridad en cuál es la métrica más importante que determina el éxito de tu negocio y en la que debes enfocar todo tu equipo a lograrla. En Growth Institute buscamos crear una gran comunidad de líderes a los que podamos impactar; las comunidades comparten objetivos, nos ayudan a llegar a más líderes y eso es lo que nos ha permitido crecer.

Bill Gates tiene uno de los BHAG más exitosos y reconocidos del entorno empresarial pues, en los años setenta se propuso poner una computadora en cada escritorio del mundo corriendo en Windows. Gates lo imaginó en un contexto donde las computadoras ocupaban una habitación, por lo que fue muy claro lo que quería lograr y nadie pudo refutar su plan. Las empresas del mundo que realmente tienen un impacto ven a largo plazo pues las obliga a ser increíbles y visionarias en lo que hacen. Esa es la naturaleza y el poder de tener claro tu porqué. Para definir tu propósito, como asegura Peter Diamandis: “encuentra algo por lo que morirías y vive por ello”.

No te pierdas el próximo 23 de septiembre el entrenamiento “ Cuatro decisiones para impulsar tu empresa durante la crisis ” con Daniel Marcos. Regístrate aquí

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad