Publicidad
Publicidad

¿Por qué algunas mujeres deciden no señalar a un acosador?

Muchas mujeres ocultan los nombres de sus hostigadores porque temen que sus compañeros no les crean o tengan que enfrentar represalias, por lo que no están tratando de protegerse a sí mismas.

Ella lo llamó ‘Señor X’

Sallie Krawcheck, CEO y cofundadora de Ellevest, una plataforma de inversiones para mujeres, compartió recientemente su propia experiencia #MeToo a través del boletín de su compañía.

Sin embargo, a lo largo del relato de su historia, Krawcheck llama a su acosador por un seudónimo: ‘Señor X’. Ella dice que consideró nombrarlo, pero al final decidió no hacerlo, porque en el momento del incidente, la dinámica de poder estaba a su favor: una historia diferente a la de las mujeres alguna vez desconocidas enredadas en escándalos de acoso sexual con grandes nombres como Harvey Weinstein, James Toback o Roger Ailes.

Aún así, dice Krawcheck, la decisión le preocupaba.

Publicidad

Lee: ¿Cuándo es aceptable el contacto físico en el trabajo?

"Pasé una parte del fin de semana, preguntándome: '¿Debería ponerle un nombre? ¿No debería ponerle un nombre? Si lo nombrara, ¿qué pasaría? ¿Por qué iba a nombrarlo? ¿Por qué no le pondría un nombre?", Dice. "Pensé en ello a conciencia. Él no estaba en una posición de poder y tomé la decisión".

Pero Krawcheck ha tenido experiencias previas en las que ella no era quien estaba en el poder, como las mujeres involucradas en tantos escándalos que hoy ocupan los titulares. En otro trabajo, cuando era una mujer joven que acababa de salir de la universidad, una compañera de trabajo sacaba fotocopias de genitales masculinos y decoraba su escritorio con ellas.

"Lo único que podía hacer, pensé, y lo único que hice fue simplemente arrugar las imágenes y tirarlas", dice Krawcheck. "No tenía la opción de dejar de renunciar. Acababa de salir de la universidad y había firmado un contrato de arrendamiento. Necesitaba el dinero. Yo estaba en ese punto en una situación muy difícil".

Publicidad

La investigación muestra que muchas mujeres continúan ocultando los nombres de sus hostigadores porque temen que sus compañeros de trabajo no les crean o peor aún, que el acosador tome represalias.

Recomendamos: El caso Weinstein destapa más agresiones sexuales en EU

Y su miedo está justificado. En un estudio de Lilia Cortina, profesora de psicología y estudios de la mujer en la Universidad de Michigan, dos tercios de las empleadas que se quejaron de acoso sexual dijeron que sufrieron represalias después de haberlo informado.

Pero Cortina dice en su investigación, que la "gran mayoría" de hombres y mujeres sexualmente acosados nunca revela ningún incidente.

Publicidad

"Hay muchas razones diferentes por las que las mujeres no denuncian el acoso sexual, pero el principal es el miedo", dice.

"Miedo a la incredulidad, a la inacción, a las represalias. Y sabemos por investigación que estos temores están bien fundamentados. Hay muchas buenas razones para no informar estas experiencias cuando les sucede a las mujeres".

“Cuando las mujeres hablan, arriesgan gran cantidad de cosas: su reputación, su salud mental, su posición social e incluso sus trabajos”, dice Cortina.

Cortina expone que las mujeres en su investigación han dicho que dudan incluso de comenzar el proceso de denuncia y sobre todo omiten nombrar a su acosador.

Publicidad

Lee: Los escándalos de acoso sexual afectan las finanzas de EU

"Las mujeres no quieren involucrarse en el proceso de denuncia porque es fundamentalmente algo perjudicial", dice ella.

"Su reputación se daña. Es angustiante y humillante tener que seguir contando su historia una y otra vez: al personal de recursos humanos y a los investigadores. A menudo se encuentran con incredulidad, preguntas sobre lo que estaban haciendo, lo que llevaban puesto, o simplemente respuestas arrogantes".

Entonces, cuando las mujeres deciden no nombrar a sus acosadores, no están tratando de proteger a los perpetradores. Están tratando de protegerse a sí mismas.

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad