Publicidad
Publicidad

Los rasgos que distinguen a los mejores ejecutivos

Una investigación revela que además de las capacidades de liderazgo, la inteligencia emocional y moral son dos elementos que diferencian a un buen directivo.
trabajo
Ambiente laboral. El estudio dice que la inteligencia ayuda a crear ambientes en los que la gente quiere trabajar.

CNN - La competencia gerencial, experiencia y una gran trayectoria son algunos de los rasgos clave que pueden ayudarle a ser promovido al nivel ejecutivo. También lo son el estar preparados para lidiar con la presión particular de su industria.

Pero los ejecutivos que terminan siendo los mejores líderes con frecuencia tienen algo más: un alto nivel de inteligencia emocional y moral.

Esa inteligencia es lo que les ayuda a crear ambientes en los que la gente quiere trabajar. Es lo que les ayuda a contratar y mantener al talento. Y es lo que los lleva a lidiar con los problemas y fracasos de manera productiva.

Publicidad

Una investigación a largo plazo incluso encontró que los altos ejecutivos que cuentan con un carácter moral alto tienen empresas más rentables que otros.

Lee: Olvídate de Jeff Bezos; Marc Benioff está en ascenso

¿Qué separa a los mejores del resto?

Publicidad

Estos son tan solo cinco de los rasgos esenciales que distinguen a los ejecutivos con alta inteligencia emocional y moral: Sintonizado con los otros: Ellos entienden que los empleados son personas con vidas, no solo activos con habilidades.

Conocen a sus empleados y escuchan sus preocupaciones, lo cual ayuda a generar confianza y conexión, de acuerdo con el doctor Karol Wasylyshyn, asesor ejecutivo y autor de Destined to Lead (Destinado a liderar).

Publicidad

Consciente de sus emociones: Ser consciente de sus propias emociones y canalizarlas en modos en que pueden ayudarle a realizar su empleo es una característica común de los líderes excelentes, señaló Wasylyshyn.

Él es Marc Benioff, un líder en ascenso

Saber cuál es el momento adecuado para expresar su enojo, por ejemplo, puede ser muy efectivo. Pero mostrar su rabia frecuentemente no lo es.

Publicidad

Los mejores ejecutivos también están conscientes de sus propias vulnerabilidades y miedos, dijo.

Comprometidos con poner a las personas correctas en los puestos correctos: Un líder con inteligencia emocional no teme despedir o transferir a la gente si no están en el puesto adecuado. Pero lo hacen de tal modo en que la persona puede irse con gracia y dignidad, dijo Wasylyshyn.

Lee: ¡In your face! Las acciones de Facebook han perdido el 30% de su valor

Publicidad

Intentar hacer que algo funciona con la gente equivocada solo porque no puede decidirse a reemplazarlos es uno de los principales arrepentimientos de los CEO a su salida, señaló.

Capaces de vivir con la incomodidad: Los líderes altamente evolucionados no temen tomar decisiones difíciles, incluso si pueden representar un riesgo y generar críticas, dijo el doctor Ken Settel, director de Boswell Group, una consultoría empresarial.

Otros líderes, en cambio, pueden verse amarrados por la incertidumbre o la posibilidad de molestar a otros. O no pueden tolerar la asertividad o la agresión.

Publicidad

“Siempre estás balanceando los intereses. La gente puede ser muy crítica sobre ti”, dijo Settel, quien escribió CEO Psychology: Who Rises, Who Falls and Why (Psicología del CEO: quién sube, quién cae y por qué).

Encontrar el equilibrio: Todos tienen tendencias más fuertes y más débiles que influyen en sus acciones. Los emprendedores más exitosos, por ejemplo, tienden a tomar más riesgos que la mayoría.

Pero cuando se trata de liderar a otros, el lograr un mayor equilibrio emocional y social puede ser benéfico para la compañía.

Publicidad

El Grupo Flipper, una firma de talento corporativo y Desarrollo de equipos, usa una prueba para determinar qué tan claramente exhiben sus clientes algunos rasgos esenciales (por ejemplo, confianza, habilidad de ser considerado con los otros, dominancia, personalidad edificante y conciencia crítica, o la tendencia de buscar lo que está mal). Algunos de los mejores líderes típicamente se encuentran en el rango medio, según encontró la firma.

“Aquellos con un gran balance socioemocional verdaderamente se preocupan por su gente y lo demuestran”, dijo Flip Flippen, el fundador de la firma. Eso, en cambio, puede incrementar la participación de los empleados.

Lee: Líderes de Ford, JPMorgan y Blackstone cancelan evento con Arabia Saudita

Publicidad

En contraste, cuando la gente se sale del rango medio en algunos de los rasgos principales, eso puede restringir su habilidad de liderar.

Piense en los líderes que tienen un bajo nivel de ser enriquecedor y un alto nivel de conciencia crítica.

“Ellos no celebran o reafirman a su gente. No actúan de manera respetuosa hacia ellos. Ellos no saben cómo disculparse. Y quieren todo para ayer”, dijo Flippen un psicoterapeuta.

Publicidad

Conviene tener buen carácter

KRW International, una consultoría de liderazgo, realizó una investigación a largo plazo de 84 compañías para evaluar el carácter de sus líderes. Los investigadores midieron el carácter según cuatro principios: integridad, responsabilidad, capacidad de perdonar y compasión.

Publicidad

En el estudio, los ejecutivos se autoevaluaron y también fueron evaluados aleatoriamente por un grupo de sus empleados.

Lo que encontró KRW es que las empresas con líderes con un resultado promedio alto en los cuatro principios clave típicamente contaban con mayor participación de sus empleados, un riesgo financiero y legal menor y un rendimiento sobre los activos mucho más alto que el de las empresas cuyos líderes tuvieron resultados menores.

“Las personas con un alto carácter moral dicen la verdad y tienen una tolerancia apropiada al fracaso. Eso es lo que hace que la gente sea capaz de atravesar muros por ellos”, dijo Kelly Garramone, socia directora de KRW.

Publicidad

Lee: Tequila, ¿el nuevo amor de Elon Musk?

Y el tener a alguien en la cima conocido por tener un “alto” carácter moral puede influir positivamente en el comportamiento hacia abajo en la cadena de mando.

Curiosamente, la reputación de un líder entre sus empleados está más ligada a su desempeño en los negocios que la autoevaluación del líder, de acuerdo con Garramone.

Publicidad

Así que un CEO puede creer que tiene una alta integridad y compasión, pero si sus empleados no lo perciben como tal, la empresa probablemente tenga un peor desempeño de lo que podría tener.

Recomendamos: ¿Puede una ciudad ser más inteligente que sus habitantes?

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad