Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reforma aprobada: ¿qué hago si estoy contratado por outsourcing?

Los especialistas consultados advierten que no todas las empresas cuentan con el flujo de caja para incluir en su nómina al total de las personas que fueron subcontratadas.
mié 21 abril 2021 05:00 AM
Outsourcing
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoció la importancia del outsourcing, tras aprobar el Convenio 181 en 1997.

La reforma para la subcontratación, presentada por el ejecutivo federal en noviembre pasado y recientemente aprobada por el Congreso, ha generado incertidumbre entre los líderes del sector obrero y empresarial. La reforma acotará la subcontratación: una empresa ya no podrá contratar, a través de un tercero, empleados que realicen labores relacionadas con el core del negocio. Por ejemplo, un fabricante automotriz no podrá subcontratar a alguien para las labores de manufactura en planta.

Desde que se presentó la iniciativa, en noviembre de 2020, los especialistas laborales y representantes de asociaciones empresariales se han posicionado en contra ya que, argumentan, el outsourcing es una figura legal que se ha usado en otros países para agilizar los procesos de contratación, sobre todo, en empresas que no cuentan con la infraestructura para hacerlo.

Pero en México algunas empresas aprovecharon los huecos legales para evadir el pago de impuestos subcontratando a sus empleados. Hoy, seis de cada diez trabajadores mexicanos no cuentan con seguridad social, aguinaldo, prima vacacional, ni ninguna otra prestación de ley.

Publicidad

Pablo Lezama, director general de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), advierte que el reordenamiento de las nóminas inevitablemente aumentará el desempleo en el país. "No todas las organizaciones cuentan con el flujo de caja ni con los recursos humanos y materiales para incluir en su nómina al total de las personas que fueron subcontratadas", dice.

Al cierre del 2019, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) contabilizó 4,685,356 trabajadores en el esquema de outsourcing. Esta figura tiene su historia. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoció su importancia, tras aprobar el Convenio 181, en el que precisó que las agencias de empleo privadas tienen un papel legítimo en el mercado de trabajo cuando están bien reguladas.

Aunque Estados Unidos, Canadá, Perú, Chile, Uruguay, Argentina y Colombia son algunos países que cuentan con una regulación de no prohibición al outsourcing, en México se ha restringido. Para Héctor Márquez, presidente de la asociación y director de relaciones institucionales de Manpower Group, la clave estaba en combatir directamente a las empresas que se han aprovechado de la figura para evadir impuestos.

Los líderes empresariales insistieron en que la regulación de esta figura en México debía anteponer la importancia del outsourcing para crear empleos formales, incrementar las oportunidades laborales, otorgar mejores condiciones de trabajo y sancionar la ilegalidad. Pero finalmente la reforma fue aprobada en ambas Cámaras.

El abogado laboral Kair Vela aconseja lo siguiente a los colaboradores que están contratados en este esquema:

Tener claridad


Mantener la calma y cerciorarse de que están contratados por outsourcing. En este momento de incertidumbre deben tener visibilidad clara de que la empresa que maneja su situación fiscal es legal, y está cumpliendo mes a mes con sus aportaciones al seguro social.

Pedir copia del contrato


Vela prevé que la desaparición del outsourcing desatará una ola de juicios laborales. En su experiencia, el 90% de los casos los gana el trabajador que fue despedido, siempre que pueda comprobar que sí laboraba para cierta compañía.

“En un despido injustificado se demanda a la empresa de outsourcing, y si no responde se puede demandar a la compañía, donde se prestaba el servicio. El detalle es que la justicia laboral en México es muy lenta y un juicio laboral puede tardar hasta seis años en resolverse”, puntualiza.

Guardar los recibos de pago


Es oportuno que el colaborador guarde cada recibo de pago. Así podrá demostrar cuál era su salario real. Si el patrón estaba entregando una cantidad menor al seguro social tendrá que reponer esas cantidades y además se hará acreedor a una multa.

Tener testigos


No solo se refiere a los compañeros de trabajo que quieran testificar, sino a otros elementos que sirven de evidencia en un juicio laboral. Por ejemplo, la credencial del trabajo o los estados de cuenta del banco, donde se reflejen los depósitos de la empresa.

 
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad