Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo superar con éxito una inspección de la norma contra el estrés laboral

Las multas por el incumplimiento de este marco normativo van de los 4,481 a los 422,450 pesos, según el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo.
jue 07 octubre 2021 04:06 PM
Inspecciones de la autoridad laboral
Por ley, las empresas deben permitir el acceso al inspector y otorgar las facilidades para que pueda levantar el acta correspondiente.

En México, ninguna empresa se salva de la norma contra el estrés laboral. Para este año, la meta de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) es realizar 40,000 inspecciones para verificar que los empleadores están cumpliendo con la NOM-035-STPS-2018.

Este marco normativo -que entró en vigor el 23 de octubre de 2019- obliga a los centros de trabajo a identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, a fin de promover un entorno organizacional favorable.

De no cumplirlo, las empresas pueden ser acreedoras a multas de entre 50 y 5,000 unidades de medida y actualización (UMA), es decir, de los 4,481 a los 422,450 pesos, según el artículo 43 del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Publicidad

El monto asignado depende de la fracción infringida de este artículo, del número de empleados que tiene la compañía y del riesgo psicosocial generado, dice Mónica Rodríguez, solution sales expert en Holmes RH, una firma de software de recursos humanos.

La especialista asegura que las empresas más propensas a recibir una visita de la autoridad laboral son aquellas en las que se identificaron incidencias de incumplimiento, a partir de análisis previos y cruces de información con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el SAT.

También las compañías que están en la base de datos de la STPS y las que tuvieron alguna inspección recientemente, pues de acuerdo con el artículo 36 del reglamento general de inspección del trabajo y aplicación de sanciones, los centros de trabajo tienen 90 días para corregir deficiencias halladas por el inspector en turno, así como una prórroga de otros 90 días, siempre que no se ponga en riesgo la vida de algún trabajador.

Esperanza Granados Martínez, especialista certificada por la STPS en higiene laboral, afirma que ocho de cada diez empresas no han implementado aún la norma, debido a la llegada del coronavirus. “Sus esfuerzos se volcaron hacia la adaptación del nuevo mercado laboral y a cumplir con otros cambios legislativos como la eliminación del outsourcing”.

Con ella coincide Carlos Marina, director de operaciones de la firma de soluciones de recursos humanos Worky, quien refiere que de su base de clientes solo el 12% de las organizaciones está enfocada en llevar un registro sobre los riesgos psicosociales que pueden darse en la organización.

Además, una de cada cinco empresas reconoce el riesgo regulatorio y solo el 16% está consciente de que pueden darse posibles auditorías por parte de la autoridad laboral, mientras que el 19% sabe que podría ponerse en el foco de la Secretaría del Trabajo, a través de quejas o denuncias de terceros.

Cómo son las visitas de inspección

El próximo 23 de octubre, la NOM 035 cumple dos años de su entrada en vigor. Las compañías ya deben contar con un plan de sensibilización, aplicación, análisis, canalización, seguimiento y corrección.

“[Es necesario] establecer por escrito una política de prevención de riesgos psicosociales, tener un registro de los empleados que recibieron la información y un buzón confidencial de quejas y sugerencias, no anónimo. También tener claro quién de la plantilla necesita una valoración médica y cuáles son los beneficios adicionales con los que cuentan los empleados. El inspector busca evidencias de cómo están cumpliendo con la norma, así que no basta con tener los diagnósticos en un cajón”, advierte Rodríguez.

Publicidad

Las visitas extraordinarias ocurren sin previo aviso, ya que responden a quejas o denuncias de posibles violaciones a la ley en materia laboral. En cambio, las visitas ordinarias pueden ser iniciales, periódicas o de comprobación y el inspector federal entrega un citatorio al menos 24 horas antes.

En ambos casos, el inspector es seleccionado de forma aleatoria salvo en situaciones que requieran cierto grado de especialización. Según el artículo 30 del reglamento, las empresas deben permitir el acceso al inspector y otorgar las facilidades para que pueda levantar el acta correspondiente. Si el patrón se opone, el inspector lo hará constar en el acta para efectos legales.

En este tipo de visitas, el inspector entrega al patrón una orden de inspección por escrito y una guía de sus derechos y obligaciones. En todo momento, el inspector debe exhibir su credencial vigente, la cual lleva la leyenda: ‘Esta credencial no autoriza a su portador a realizar una inspección sin la orden correspondiente’.

Qué debes considerar en una inspección

Las empresas con menos de 50 empleados deben medir los factores de riesgo psicosocial y las que tienen más de 50 también deben medir su entorno organizacional.

1. La autoridad laboral programa la visita a través de un sistema aleatorio.

2. El inspector federal revisa registros, documentación y realiza entrevistas.

3. El inspector levanta un acta en colaboración con el patrón, entrevistados y testigos.

4. En caso de irregularidades, emite un emplazamiento.

5. Pasado el plazo, si no se solucionan las incidencias y se acredita el cumplimiento comienza el proceso sancionador, esto es, la multa que corresponda.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad