Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Rosa pastel", el himno en TikTok de una generación perdida de profesionales

"Ya nos graduamos, vamos a ser los mejores ingenieros"... Ahora "trabajamos en las paradas de los semáforos". Es la realidad de miles de egresados y los expertos explican que esto puede empeorar.
lun 17 julio 2023 07:35 AM
rosa pastel tik tok generacion perdida.jpg

El verso "Todo acabó, no queda más" de Rosa Pastel de Belanova resuena en las historias de profesionistas mexicanos que, a pesar de sus títulos universitarios, terminan trabajando en empleos no relacionados con sus carreras.

Este fenómeno, más que una tendencia en TikTok, refleja la realidad del mercado laboral en México. Las causas varían, desde la falta de habilidades tecnológicas hasta la carencia de habilidades blandas. Y aunque la matrícula universitaria ha aumentado en México, el acceso a empleos relacionados con las carreras sigue siendo bajo, por lo que muchos jóvenes se ven obligados a trabajar en oficios de baja calificación.

Publicidad

Un desencanto que es real

Cada vez hay más mexicanos matriculados en alguna universidad y, de hecho, la cobertura de educación superior creció del 35.6% al 42% entre 2015 y 2021, según datos de la SEP. En 2022, la matrícula de universitarios llegó a 5.1 millones de personas.

Los datos también indican que más del 50% de los egresados mexicanos trabajan en empresas pequeñas o microempresas, espacios que no suelen requerir de perfiles especializados.

Aunado a ello, la calidad del ingreso para profesionistas altamente calificados en México es baja, ubicándose en el último lugar de la OCDE. Por ejemplo, mientras en Luxemburgo más del 40% de los trabajadores con educación superior tienen alta calidad en sus ingresos -lo cual asegura buenas condiciones de vida- en México esa proporción no es superior al 10%. ¿Qué es lo que puede estar fallando?

Muchos abogados y técnicos, pero poca creatividad

De acuerdo con el académico Óscar Calderón, catedrático de la Universidad Autónoma de Puebla, México no invierte en investigación, en ciencia básica ni en innovación, y tampoco lo ha hecho este sexenio. Los jóvenes no tienen espacios culturales, deportivos ni recreativos y solo 20% de las personas que ingresan a la primaria llegan a la universidad. Todo ello en conjunto representa el abandono en que los gobiernos han tenido a este sector de la población.

El doctor en sociología menciona que a pesar de que el mercado laboral ha cambiado y "no lo hemos entendido, seguimos apostándole a carreras tradicionales: abogados, contadores y administradores”. Estas carreras no cumplen con las necesidades actuales de una economía en constante cambio.

La sobrecalificación en el país es la más alta de OCDE con el 38% de los empleados, ya que los trabajos generados no requieren de estudios avanzados. "Tienen un porcentaje más alto (de sobrecalificación) los egresados ​​de programas de administración de empresas y derecho, cuyo 56.1% se desempeñó en ocupaciones que no requerían un título de educación superior", señala el documento Educación superior en México: resultados y relevancia para el mercado laboral.

Esta opinión también la comparte Alberto Mondelli, director senior para América Latina de WTW, quien afirma que los procesos de automatización han dejado sin campo laboral incluso a egresados de carreras como la ingeniería civil, que tuvieron un auge durante la creación de grandes obras de infraestructura en las décadas pasadas.

“No he visto una política pública centralizada que se dirija al desarrollo de algunas habilidades que tienen que ver con nuevas tecnologías”
Alberto Mondelli

Esta tendencia de automatización y redefinición de los roles profesionales se agudizará con la incursión y auge de nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial generativa de lenguaje.

Tanto el académico como el experto en recursos humanos coinciden que las universidades no están reaccionando a tiempo, agregando asignaturas novedosas a sus programas de estudio y que esto, en definitiva, darán lugar a la pérdida del talento que representó el “bono demográfico” del que México goza hasta ahora.

Publicidad

¿Hay mano de obra sobrecalificada?

Óscar Rodríguez Chávez, docente del Colegio de la Frontera Norte, reconoce que existe una fuga de cerebros, principalmente hacia Estados Unidos donde la mano de obra altamente calificada desempeña, sin embargo, roles básicos y alejados de su área de expertise. La diferencia es que perciben mejores ingresos.

Sin embargo, tanto la formación universitaria, como la industria manufacturera en México siguen volcados al mercado de ensamblaje para la exportación. Por lo cual, aunque se formen cuadros altamente calificados, no encuentran más oferta de vacantes que para niveles técnicos o manuales, señalan los expertos.

El nearshorig, ¿cambio o continuidad?

La probable llegada de inversiones a México debido a la relocalización de empresas con miras a llegar al mercado estadounidense puede abrir nuevas oportunidades para los profesionistas. Pero hay tres escenarios, según el punto de vista de los expertos consultados por Expansión.

El primero, que las empresas no encuentren mano de obra calificada para asentarse en México y decidan irse a otros lugares.

El otro, según Alberto Mondelli, es que las empresas decidan instalarse en México y coadyuvar en la capacitación de la mano de obra mexicana para reconvertir sus carreras y adecuarlas a las nuevas necesidades globales.

El tercer escenario es que lleguen más empresas a México pero que los egresados sigan insertándose en empleos precarios, en armadoras y maquiladoras para los cuales no se requiere alta calificación intelectual y creativa.

El candidato ideal

Más allá de las tareas que competen al Estado y a las universidades, las empresas están buscando habilidades más allá de las especificaciones técnicas. Para Alberto Mondelli, “quienes terminan trabajando en condiciones precarias no tienen las habilidades que están buscando y además no quieren aprenderlas”.

Publicidad

El candidato ideal, en este sentido, las personas que quieran insertarse con éxito en el mercado laboral actual deben contar con “pensamiento crítico y analítico”, personas que puedan resolver problemas complejos, “creatividad” y capacidad de aprendizaje.

Puedes tener un conocimiento válido hoy, pero que sabemos que en cuatro años va a perder validez, si tu mantienes la capacidad de aprendizaje, siempre vas a irte reinventando y estar trabajando en buenos trabajos y buenas empresas. La capacidad de la comunicación efectiva es muy importante para el futuro, pues en eso radica el hecho de poder vender las ideas.

Importancia de estudiar una carrera universitaria

A pesar de las dificultades, estudiar una carrera universitaria sigue siendo ventajoso en comparación con tener solo educación media superior. Según la OCDE, los trabajadores mexicanos con un título universitario pueden esperar ganar un 78% más que aquellos con educación secundaria.

Fallas en el mercado laboral mexicano y costos sociales: La falta de inversión en investigación, ciencia e innovación, así como la apuesta continua por carreras tradicionales, han generado un desajuste entre las necesidades del mercado laboral y la formación de los egresados. Esto lleva a que muchos jóvenes terminen en empleos precarios o en el negocio familiar, lo que representa costos sociales significativos para México. Además, existe una fuga de cerebros hacia Estados Unidos, donde los profesionistas altamente calificados desempeñan roles básicos alejados de su área de expertise.

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad