Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un campeón en silla de ruedas visualiza los nuevos retos en su carrera

El nigeriano Ade Adepitan dejó atrás el polio para volverse estrella del básquetbol y ganar una medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos
jue 09 diciembre 2010 10:40 AM
ADE
ADEPITAN ADE

Una infancia con polio lo dejó en silla de ruedas, pero no impidió que el paralímpico Ade Adepitan lograra sus objetivos.

Cuando era más joven, había poca atención en torno a los deportes de personas con capacidades diferentes, según el campeón de básquetbol nigeriano en silla de ruedas.

"Como yo tenía una discapacidad, y como no sabía nada sobre los juegos paralímpicos, siempre asumí que la única forma de competir en los deportes era haciéndolo contra otras personas con capacidades completas", dijo Adepitan.

Pero el trabajo duro, junto con una determinación y pasión innatas por los deportes, lo ayudaron a crear una brillante carrera atlética que culminó en 2004, cuando ganó la medalla de bronce en los Juegos Paralímpicos de Atenas, como miembro del equipo de básquetbol en silla de ruedas de Reino Unido.

Los sueños de Adepitan fuera de la cancha son llamar la atención en torno a los deportes jugados por personas con capacidades diferentes. Es un rostro familiar para los fanáticos de los deportes de Gran Bretaña, y es embajador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012.

Hoy en día, la mayoría de los jóvenes están familiarizados con los deportes de personas con capacidades diferentes. "Aún se puede hacer mucho más”, dijo Adepitan.

Publicidad

"Creo que es una gran oportunidad para que podamos aumentar la notoriedad de los jugadores paralímpicos, para llamar la atención en torno a los deportes paralímpicos y también para obtener mejores instalaciones”, expresó con respecto de los juegos 2012.

Desde que se retiró de la acción internacional en 2006, Adepitan ha forjado una nueva carrera en los medios como presentador televisivo. Como parte de su trabajo está en un programa que se concentra en los jugadores paralímpicos.

Dijo que su objetivo es "lograr que el público los conozca, que sepa lo que hacen y que se enamore de ellos".

Sin importar cuáles hayan sido sus logros como atleta y personaje de entretenimiento en Reino Unido, Adepitan siempre señala que nunca ha olvidado su crianza africana.

"No puedes escapar de tus antecedentes", comentó Adepitan. "No es que yo quiera escapar de ellos, sino que son parte de mí. Ser africano es parte de mí".

Adepitan añadió que le gustaría poder llevar su experiencia de vuelta a África para ver si puede ayudar al deporte de discapacitados en ese continente.

"Sería increíble poder regresar y ayudar a crear una academia del deporte, entrenar a algunos jugadores, crear algunos talleres, simplemente poder regresar algo de mi conocimiento, pues he jugado el deporte a un nivel de élite durante 20 años, y creo que sé algo que puede ser útil para esas personas", dijo.

Una de las cosas que detiene a África en torno a los deportes de personas con capacidades diferentes es el precio del equipo paralímpico , dice Adepitan. Él cree que si hubiera más recursos disponibles, el continente sería capaz de tener un papel más importante en los Juegos.

"África tiene que jugar un papel muy importante en los juegos paralímpicos, y el efecto de los deportes paralímpicos y de sus jugadores en África será muy importante para educar y hacer crecer a las personas con capacidades diferentes en ese continente".

Adepitan, nacido en Lagos, Nigeria, en 1973, se mudó al Reino Unido junto con su familia cuando él tenía 3 años de edad.

De joven no le llamaba la atención el básquetbol en silla de ruedas. "No siempre usé silla de ruedas y sentí que si lo hacía sería un retroceso", dijo.

Pero su mentalidad cambió cuando asistió a una sesión de entrenamiento del equipo de básquetbol en silla de ruedas de Gran Bretaña. Al ver a esos atletas competir, sintió el entusiasmo por el deporte que lo ayudó a transformar su vida.

"Ellos me impresionaron por completo. Hicieron de lado todos los prejuicios que tenía sobre los deportes en sillas de ruedas. Estos hombres eran atletas, con brazos enormes", recordó Adepitan.

A partir de ese momento decidió que se convertiría en jugador paralímpico y competiría en el nivel más alto. Adepitan confesó  que nunca soñó que algún día sería reconocido por ser un atleta o por ser una personalidad de la televisión, más que por tener una discapacidad.

"Es un sentimiento increíble, y siento que logré algo que tuvo un impacto en el mundo".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad