Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mavericks y Miami buscarán ampliar el marcador esta noche

Los Mavericks no disimulan sonrisas a pesar de que están a la misma distancia del 'Heat' para coronarse
jue 09 junio 2011 04:09 PM
mavs
basquet nba mavs heat mavs

Los Mavericks no disimulan sonrisas a pesar de que están a la misma distancia del Heat para coronarse, reduciendo una larga serie al lograr dos triunfos para ser campeón.

Los Mavs no sólo muestran esa felicidad por la más reciente victoria, que igualó las finales a dos triunfos, sino porque han encontrado nuevas armas para retar a Miami y sus estrellas en los momentos de definición.

Si en los primeros tres encuentros, Dallas se convirtió en lo que Dirk Nowitzki quiso que fueran, en el duelo anterior, ante la baja del alemán en los primeros cuartos, salieron otros más a darle forma al equipo para que Nowitzki firmara la victoria .

El apoyo esperado del casting de los Mavs revitaliza sus anhelos. En el compendio de las finales de la NBA, Dallas aparece en momentos críticos, en los que salvo el primer juego, ha recuperado el espíritu para pelear los triunfos hasta los últimos segundos.

Nowitzki fue el primero en dar palmadas a sus compañeros cuando él estaba en un momento caótico, pero el no es el único que ha salido a dar cara cuando el Heat parece enfilado a la victoria.

"(El duelo anterior) estábamos abajo por nueve cuando (Jason) Terry tuvo un par de ofensivas en las que pudo enfrentar a LeBron James para que descontáramos a cinco la diferencia", recuerda Nowitzki al final de la práctica de este miércoles. "Sabía que ese era nuestro momento, cuando Jason se puso en modo de ataque, era lo que necesitábamos. Él sabe que es uno de nuestros jugadores de momentos cruciales."

Publicidad

Mientras en Dallas realimentan sus fundamentos para pronto poder llamarse campeones, en Miami la molestia tiene rostro de seriedad. Dwyane Wade prefiere no profundizar los análisis del por qué James ha desaparecido en momentos cruciales en los últimos duelos y apoya sus palabras cuando dice que tomará mayor relevancia.

"Vamos a tener otros juegos y estoy seguro que él (James) va a estar ahí con un papel importante. No es que sea que vaya a meter 50 puntos, pero confío que va a cambiar su mentalidad", aseguró Wade, quien parece no inmutarse cuando la tormenta atrapa al Heat.

Con el quinto juego a la puerta, los Mavs cierran su campaña ante sus aficionados. El sueño de ser campeones los obligará a viajar a Dallas para finiquitar el cetro. El equipo testarudo , como definió su armador Jason Kidd, espera que hoy la narrativa de una victoria de su lado no tenga maquillaje de dramatismo como en sus dos ganados de la serie.   

"Aún debemos mejorar muchas cosas. Espero que mañana (hoy) tengamos un gran juego, con el deseo que tengamos un par de disparos más que ellos al final con lo que podamos asegurar la victoria ante nuestros aficionados", sentenció Nowitzki, sin duda, el mejor maverick a lo largo de la serie y fundamental para que ahora sus objetivos de ser monarcas de la NBA estén muy altos.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad