Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El presidente del Barça acusa al Madrid de comportamiento antideportivo

El presidente del club catalán acusó al equipo madridista de comportamiento antideportivo y criticó a su técnico, José Mourinho
vie 17 junio 2011 07:19 AM
El presidente del club Barcelona en conferencia de prensa
EFE. Sandro Rosell-Barcelona El presidente del club Barcelona en conferencia de prensa

La guerra verbal entre los clubes del futbol español Barcelona y el Real Madrid se intensificó este jueves cuando el presidente del Barça, Sandro Rosell, acusó a su eterno rival de un comportamiento antideportivo y criticó al entrenador José Mourinho.

Las hostilidades entre los equipos aumentaron durante los cuatro duelos en tres competencias que se disputaron en 18 días entre abril y mayo y Rosell leyó, en una rueda de prensa en Barcelona con la que dio por cerrada la temporada, un comunicado contundente de condena a la actitud del Madrid.

"Consideramos que esta temporada el Real Madrid ha traspasado todos los límites de la necesaria rivalidad deportiva , dirigiendo acusaciones hacia nuestro club, sin ningún tipo de fundamento", dijo Rosell, que lleva un año al frente del club.

"La rivalidad continuará la próxima temporada, pero no permitiremos que se vuelvan a traspasar los límites de la deportividad", añadió.

El Barça, campeón de Europa , eliminó al Madrid en la Liga de Campeones y lo dejó segundo de la Liga por tercera temporada consecutiva, mientras que el club merengue ganó la Copa del Rey en una dramática final ante el equipo catalán.

Los cuatro partidos se vieron empañados por altercados, acusaciones de trampas e insultos racistas.

Publicidad

Tras el partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones, Mourinho denunció que el Barça gozaba de un trato favorable de los árbitros y el Madrid se quejó ante la UEFA —que rechazó la demanda—, acusando a los jugadores del Barça de simular faltas y asegurando que Sergio Busquets llamó mono al defensor Marcelo.

El Barça presentó su propia queja ante la UEFA por los comentarios de Mourinho y el portugués fue sancionado con cinco partidos y una multa de 50,000 euros (70,700 dólares).

El entrenador portugués, que enfrenta una audiencia de apelación el 29 de julio, ha dicho que usará todos los medios a su disposición para impedir la sanción.

"La rueda de prensa que el entrenador del Real Madrid protagonizó tras el partido de ida de semifinales de la Champions en el (estadio Santiago) Bernabéu sí avergüenza a cualquiera que se sienta deportista", dijo Rosell.

El Barça también se mostró indignado por un reporte de la radio Cadena Cope, que citó como fuente a un alto cargo del Madrid no identificado, que sugiere que los jugadores del Barça y su personal médico estaban implicados en dopaje.

"Les aseguro que si alguien, en nombre del FC Barcelona, se hubiera atrevido a hacer una acusación de este tipo, habríamos actuado con firmeza, desmintiendo de manera inmediata y llevando a sus responsables a los tribunales. Habríamos agradecido una respuesta similar por parte del Real Madrid, que lamentablemente no se produjo", dijo Rosell.

Rosell dijo que ahora dependía del presidente madridista, Florentino Pérez, arreglar la relación entre los dos clubes.

"El presidente del Real Madrid tiene la oportunidad de volver a reconducir nuestras relaciones, dentro y fuera del campo. El futbol, que suele devolverte lo que le das, será el gran beneficiado", concluyó.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad