Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vettel, el campeón de F1, toma el camino tranquilo a la gloria

El actual campeón de la Formula Uno habla con CNN. Su opinión es que en el deporte se depende del hombre y de la máquina
sáb 09 julio 2011 11:03 AM
el aleman celebra su triunfo
vettel-automovilismo el aleman celebra su triunfo

Hay una pregunta que se cierne en todo los deportes, quitando méritos a los logros de todos los que compiten en el más alto nivel.

Se trate de golf, tenis o la Formula Uno, la pregunta sigue siendo la misma: ¿Cuál es el verdadero núcleo del éxito de un deportista? ¿Es el talento o es la tecnología?

Esta temporada es el turno para que Sebastian Vette l calle a los escépticos.

Pocos pueden discutir su supremacía en la F1. El campeón mundial de 24 años ha ganado seis carreras de siete, y lidera las posiciones de los pilotos con una ventaja de 77 puntos mientras nos acercamos a la mitad de la temporada.

Igualmente, pocos estarían en desacuerdo con la supremacía técnica de Red Bull , tal ha sido la velocidad y la recién encontrada confiabilidad que ha sido la piedra angular de la notable primera mitad de temporada de Vettel. ¿Es el hombre o es la máquina lo que ha asegurado esta ventaja? Vettel es tajante.

"Siempre se necesitan los dos", dice el alemán a CNN en una entrevista previa al Gran Premio Británico de este domingo.

Publicidad

"Es por seguro que en Formula Uno dependes de tu coche. En un automóvil malo no siempre ganas. Tú sabes, siempre pensé que hay una oportunidad para hacer grandes cosas, incluso cuando competía en automóviles que no eran tan competitivos y con la posibilidad de ganar. Mi objetivo al entrar a una carrera siempre ha sido ganar".

"Sigo pensando que se necesitan los pilotos para empujar al equipo para asegurar que se mantenga este nivel, tu sabes, mantener el desarrollo, el tuyo y el de tu equipo, y juntos pueden alcanzar el siguiente nivel".

El Grand Prix del próximo domingo puede ser un momento crucial en la temporada. Otro triunfo de Vettel podría convertir a la segunda mitad de la temporada en una mera formalidad. Y a pesar de que la Formula Uno es un deporte que venera a las leyendas que la han dominado —ya sea Alain Prost, Ayrton Senna o Michael Schumacher– eso sólo ocurre cuando se retiran. A medida que recogen sus laureles, se pueden escuchar las críticas comunes de que el deporte se ha vuelto "aburrido".

"Yo creo que las carreras de este año han sido emocionantes", dice Vettel en respuesta a las críticas de que esta temporada se ha vuelto monótona, en parte debido a su dominio y al de Red Bull.

"La carrera no está decidida después de la primera curva de la primera vuelta. Muchas cosas pueden pasar más adelante. Así que, tu sabes, existe esta tensión y esta emoción, así que pienso que es diferente a lo que veíamos en Formula Uno quizá hace 10 años".

"Algunas veces tienes a los dos mejores equipos (de futbol) del mundo jugando uno contra el otro y empatan y no pasa nada. Así que también puedes decir que es un juego aburrido. Y después el siguiente resultado es de 5-4, con muchos goles".

Se podría decir que tiene razón. Mientras que gente como Jacques Villeneuve y David Coulthard se han quejado de la falta de emoción, esta temporada ha tenido sus momentos.

Fuera de las pistas estuvo el escándalo que rodeó al Grand Prix de Bahrein, cancelado por la deteriorada situación de seguridad después de protestas sectarias en el Reino del Golfo. En la pistas, hubo emoción en Mónaco, el aumento en la agresividad de Lewis Hamilton y, por supuesto, Montreal, el único resbalón de Vettel hasta el momento.

"Quería ganar esa carrera y presioné mucho, tu sabes, el ritmo de Jenson", dice, refiriéndose al Grand Prix de Canadá que transcurrió bajo la lluvia, en donde Jenson Button derrotó a Vettel en la última vuelta.

"Me di cuenta de que él era muy rápido y la única manera era presionarme al máximo y por supuesto, cuando presionas tanto (…) cuando estás en el límite, puedes cometer un error".

"A la distancia, creo que cometí un error, el momento quizá no era perfecto, pero sabes, así es la vida".

Su atención ahora se centra en la carrera del domingo en Silverstone. A pesar de tener al mundo a sus pies, y de todas las tentaciones que trae ser el campeón de la Formula Uno, el todavía huye de la vida glamorosa que muchos de sus compañeros pilotos acogen".

"Hay mucha gente alrededor, muchas chicas alrededor y muchas fiestas", dice.

"No puedo darme el lujo de salir una noche de sábado para un par de tragos, por que si me duermo tarde, no estaré en condiciones al día siguiente. Tú sabes, algunas veces te gustaría salir y disfrutarlo de alguna manera".

"Pero es mejor tener un buen domingo y tener una mejor noche el domingo".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad