Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Usain Bolt es descalificado por salir en falso en Daegu y pierde su corona

El triple campeón olímpico de atletismo fue descalificado por salir en falso y su trono fue ocupado por su compañero Yohan Blake
dom 28 agosto 2011 11:29 AM
Usain Bolt lamenta su descalificación de los 100 metros
REU. Usain Bolt-Daegu-atletismo

El jamaicano Usain Bolt protagonizó el mayor fiasco en la historia de los campeonatos del mundo, al ser descalificado por una salida en falso en la final de 100 metros, y su corona en la categoría fue recogida por su amigo Yohan Blake, quien acreditó su mejor registro del año: 9.92.

Triple campeón olímpico y mundial, de 100, 200 y 4x100, Bolt se precipitó en la salida, y consciente de que había cometido un error, se despojó inmediatamente de la camiseta y abandonó la pista.

Momentos después, Yohan Blake, a quien el propio Bolt ha señalado como "el futuro de la velocidad jamaicana", quiso acortar los plazos y se ubicó como el nuevo campeón mundial, por delante del estadounidense Walter Dix y del cristobalense Kim Collins, campeón en París 2003, que ha regresado del olvido.

El francés Christophe Lemaitre, único blanco en la final, se quedó a las puertas del podio en una carrera muy devaluada por las ausencias.

Bolt asumió con entereza la descalificación y se negó a hablar con los periodistas que lo acosaban. "¿Buscan lágrimas? Pues eso no va a suceder", fue su único comentario a un grupo de periodistas que lo rodeaban.

La superioridad de Bolt en las dos rondas anteriores de 100 metros le daba tranquilidad para no arriesgar en la salida, pero su intenso esfuerzo durante el año para mejorar su salida, que era su punto débil, lo llevó al error.

Publicidad

Blake, de 21 años, lamentó la salida de su compañero, pero no ocultó su alegría por el triunfo.

"No encuentro palabras para explicarlo. Siento como si fuera a llorar. Créanme, he rezado por este momento toda mi vida", aseguró el nuevo campeón mundial. "Lo siento por Usain, mi compañero de entrenamientos. Pensé que tenía que ganar la carrera también por él".

La ciudad de Daegu está repleta de carteles que anuncian los campeonatos del mundo con el atractivo de un enfrentamiento entre Bolt y Asafa Powell, pero la oferta se vino abajo con la renuncia de este último, el más rápido del mundo este año , y al final ninguno de los dos participó en la contienda.

Cuando el rey de la velocidad, triple campeón olímpico y mundial, parecía más accesible a sus adversarios, después de casi ocho meses sin competir por una lesión de espalda, de pronto sus principales enemigos se borraron de la lista: Tyson Gay y Powell por lesión, Steve Mullings y Mike Rodgers.

La descalificación de Bolt sucede el mismo día en que cayó otro mito:  Kenenisa Bekele perdió por primera vez en su vida —en su carrera número 13— en los 10,000 metros, pero también le cupo el consuelo de que el título se quedará en Etiopía: Ibrahim Jeilan batió en un apasionante sprint al británico Mo Farah.

La segunda jornada en Corea del Sur registró otro acontecimiento histórico: el sudafricano Oscar Pistorius se convirtió en el primer atleta amputado que compite en juegos mundiales no paralímipcos, y además se clasificó para las semifinales de 400.

La IAAF, opuesta a su participación, tuvo que acatar el fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que admitió la apelación de Pistorius y resolvió que sus prótesis de fibra de carbono no le otorgan ninguna ventaja en competición, contra la opinión de algunos expertos que calculan 10 segundos de diferencia a su favor.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad