Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Pueden los jugadores de la NBA ganar el conflicto laboral en Twitter?

Las estrellas del basquetbol están utilizando las redes sociales para buscar apoyo a sus exigencias laborales
mié 12 octubre 2011 05:20 PM
fisher
derek fisher fisher

Cuando se supo la noticia el lunes de que un cierre patronal cancelaría por lo menos las dos primeras semanas de la temporada de la NBA este año, el presidente de la asociación de jugadores y base de los Lakers de Los Ángeles, Derek Fisher, tuvo una respuesta de pocas palabras:

“Déjenos jugar” (“ LET US PLAY ”)

Pero esas palabras no aparecieron en un comunicado de prensa o en una declaración frente a un grupo de cámaras de prensa. Fue en Twitter, la plataforma de red social donde las estrellas de la liga tienen millones de seguidores y donde esperan que sus altos perfiles les ganen la simpatía del público durante una lucha laboral cada vez más amarga.

No es la primera vez que los atletas profesionales han utilizado el sitio de microblog para hacer oír su voz en este tipo de disputas. De hecho, “Déjenos jugar” era una frase utilizada por la asociación de jugadores de la NFL en Twitter durante las negociaciones laborales del verano pasado, que se resolvieron sin que ningún juego de temporada regular se perdiera.

Pero puede ser la primera vez que sean una parte integral de un plan para influir en la opinión pública.

“Este es un esfuerzo orquestado por los jugadores para conseguir atención y apoyo para su causa, del mismo modo en que alzar una pancarta podría haber servido en otra época”, dijo Eric Rabe, asesor del Instituto de Gobierno Fels de la Universidad de Pennsylvania, donde estudia el uso de las redes sociales.

Publicidad

Fisher agregó el hashtag “#standunited” a su publicación , una etiqueta o tag que los jugadores han adoptado y que permite a los usuarios de Twitter seguir todos sus tuits en un solo lugar.

En una carta a sus compañeros de juego después de que quedara claro que las negociaciones se habían roto entre jugadores y propietarios, Fisher dijo que él y el base de los Hornets de Nueva Orleans, Chris Paul, estarían “ utilizando nuestros canales personales de redes sociales para demostrar a los aficionados y a todos ustedes que estamos unidos y que queremos volver a trabajar bajo un acuerdo justo”.

“Invitamos a cada uno de ustedes a hacer lo mismo”, escribió en la carta, que fue obtenida por la revista Sports Illustrated. “Para mostrar nuestra unidad y para recordar a los aficionados que esto no es nuestra elección y nos gustaría volver a trabajar y jugar el juego que les gusta apoyar”.

Algunas de las mayores estrellas del basquetbol siguieron la señal.

“¡Quiero pedir sinceramente una disculpa a todos los fans! ¡Es un día triste para todos nosotros, especialmente para ustedes, chicos!" escribió en su Twitter la superestrella de Miami Heat, LeBron James. “No hay ningún Nosotros sin Ustedes”.

Y en eso, dicen los observadores, es donde los jugadores tienen la ventaja. James tiene 2.5 millones de seguidores en Twitter. Su compañero de equipo Dwyane Wade tiene 1.7 millones de seguidores. Casi todos los mejores jugadores de la liga que están activos en el sitio son seguidos por cientos de miles de aficionados. (Twitter, no Facebook, ha sido la plataforma de expresión para los mensajes sobre el conflicto laboral de las estrellas de la NBA).

En la mayoría de las situaciones laborales, es menos probable que la administración apele directamente al público por una serie de razones, dijo Rabe, quien también fue jefe de comunicaciones corporativas de Verizon. “No estoy seguro de que eso sea necesariamente sabio, pero es una tendencia que la administración sigue en estas situaciones”.

Eso es cierto en el caso en las negociaciones de la NBA, durante las cuales los propietarios han mantenido un perfil mucho más bajo.

Mark Cuban, jefe de los Mavericks de Dallas, es el dueño de más alto perfil de la liga y uno de los más activos en Twitter, con más de 700,000 seguidores.

Pero a pesar de tuitear con regularidad, el extrovertido Cuban parece no haber mencionado el cierre patronal en los últimos días. Uno de sus otros proyectos, el canal de cable HDNet, ha recibido más menciones que la NBA en los últimos días.

Otros propietarios de alto perfil permanecen igualmente en silencio acerca del cierre patronal. El propietario de los Trail Blazers de Portland (y cofundador de Microsoft), Paul Allen, tiene 23,000 seguidores, pero se ha enfocado recientemente en emprendimientos tecnológicos de la industria y en una de sus otras propiedades, los Halcones Marinos de Seattle de la NFL.

Con casi 3 millones de seguidores, la cuenta de la NBA en Twitter es más popular que la de cualquiera de sus jugadores activos. Pero desde el martes por la tarde, había publicado solo un tuit reconociendo el cierre patronal.

“En términos generales, usualmente he aconsejado que la administración sea activa en la comunicación mientras está en una negociación laboral”, dijo Rabe. “No creo que tengas una ventaja cuando abandonas la discusión pública para que vaya hacia el otro lado”.

Sin embargo, hablar de negociaciones laborales complejas en una plataforma de rápido movimiento y sin filtrar como Twitter tiene sus riesgos. La cuenta de Twitter de Kenyon Martin, quien jugó para los Nuggets de Denver la temporada pasada, parecía haber sido eliminada el martes, luego de que aparentemente escribió un mensaje ofensivo el domingo durante un intercambio de mensajes con sus seguidores.

“¡Todos los enemigos deberían contraer sida y morir! ¡Hagan al mundo un favor, y líbrenos de ustedes!”, se leía en un mensaje en su cuenta. Fue eliminado más tarde. En un tuit posterior, Martin negó haberlo escrito.

Aún está por verse si las redes sociales jugarán un papel importante en última instancia en la resolución del conflicto laboral. Pero, para uno y otro lado, es muy probable que valga la pena intentarlo, de acuerdo con Rabe.

“Ciertamente, en las negociaciones laborales, ambas partes están buscando el apoyo público que están recibiendo, como un indicador de cuánto tiempo pueden mantener su posición firme”, dijo. “En este momento, parece que ambos están posiciones firmes, pero alguien va a tener que ceder tarde o temprano”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad