Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El taekwondo, empuje mexicano en un deporte de importación asiática

Con su triunfo en los Juegos Panamericanos, Irma Contreras pone un sello muy mexicano a un deporte de importación asiática
lun 17 octubre 2011 12:52 PM
taekwondo
irma contreras taekwondo taekwondo

Con 24 años de edad y tan solo unos meses de haberse integrado a la selección mexicana de taekwondo, Irma Edith Contreras llegó a los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 sin muchas expectativas para pelear una medalla.

Sin embargo, Contreras se coló a la final y entusiasmó a la afición tapatía, que la vio pelear en el tatami del CODE II  y alzarse con el oro tras derrotar a la colombiana Doris Patiño , en la categoría de 57 kilogramos, una justa a la que faltaron los campeones olímpicos María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez.

Junto con otras apuestas jóvenes, como Damián Villa, ganador de plata en 58 kilogramos, y Janet Alegría, bronce en 49 kilogramos, este domingo la taekwondoína mexicana sacó el carácter y entrega, a pesar de ser la más nueva del equipo.

"Yo soy la más nueva en el equipo, pero gracias al apoyo de todos mis profesores y compañeros he subido muchísimo y pues no por el hecho de ser nueva iba a llegar con una actitud de 'a ver qué pasa', explicó la taekwondoín en conferencia de prensa.

No es sorpresa que México lleve a sus jóvenes a lo más alto del podio en el arte marcial . Los mexicanos han estado en las principales competencias internacionales de takwondo desde el primer campeonato de la especialidad en Seúl, Corea del Sur en 1973.

Las primeras medallas para los mexicanos cayeron dos años después en la capital coreana: platas para Jaime de Pablos y Ramiro Guzmán (48 y 58 kilogramos respectivamente).

Publicidad

El campeonato lo ganó México en el mundial de Stuttgart 1979, de la mano del taekwondoín Óscar Mendiola (68 kilogramos). Aquel certamen ha sido uno de los mejores que para el deporte mexicano porque al oro se sumaron cuatro medallas de plata y dos de bronce.

Desde entonces, ha crecido una generación de campeones en el arte marcial, el cual empezó a formar parte del programa de los campeonatos nacionales infantiles y juveniles a partir de 1994, organizados por el Sistema Nacional del deporte en México.

Hasta los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, el taekwondo se convirtió en un deporte olímpico. En aquella competencia, Víctor Estrada dio el primer bronce olímpico en la especialidad. En Atenas 2004,  los hermanos Óscar e Iridia Salazar continuaron la cosecha de medallas en los Juegos , plata y bronce respectivamente.

Beijing 2007 vio nacer a otra promesa: la sinaloense María del Rosario Espinoza, quien ganó el oro en ese año y después obtuvo la presea dorada en los Olímpicos celebrados en la capital china un año más tarde, donde también Guillermo Pérez subió a lo más alto del podio.

El más reciente medallista mexicano en el mundo ha sido Damián Villa, en Copenhague 2009: terminó en segundo puesto en la categoría de 58 kilogramos. En las olimpiadas de Seúl México ya no destacó entre los finalistas.

Pero la gloria tricolor en el arte marcial sigue dominante en los Juegos Panamericanos. El mejor año en la justa continental fueron en Mar de Plata 1995, cuando los mexicanos obtuvieron ocho medallas. Los nacionales se han convertido en gigantes de la especialidad en el continente, tanto en los Panamericanos como en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Irma Contreras sumó otra presea más al medallero, lo que representa el tricampeonato mexicano en Panamericanos en la categoría de los 57 kilogramos, mismos que Iridia Salzar ganó en Santo Domingo 2003 y Río de Janeiro 2007.

En la categoría de los 80 kilogramos, otro joven de 21 años daba de qué hablar en los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Se trató del tamaulpeco Uriel Adriano quien este lunes rescató la medalla de bronce.

Este martes Guadalupe Ruíz, 67 kilos, y Salvador Pérez, 80 kilos, buscarán hacer lo mismo.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad