Publicidad
Publicidad

Luis Suárez de nuevo inmerso en otro escándalo por morder a un rival

El defensa italiano Giorgio Chiellini mostró imágenes de su hombro mordido tras una acción con el polémico delantero charrúa

Luis Suárez pudo haber mordido más de lo que puede masticar este momento.

Ya ha sido sancionado dos veces en su carrera por morder a un rival, pero el delantero del Uruguay, clave en la victoria de su país a Italia en el Mundial, parece que otra vez ha hecho de las suyas.

Justo antes de gol de la victoria uruguaya, el delantero se vio envuelto en un incidente con el defensor italiano Giorgio Chiellini, tanto que los dos hombres cayeron al suelo.

Imágenes de televisión mostraron a Suarez sumergir la cabeza en Chiellini, pero cuando el defensa italiano finalmente se levantó e hizo a un lado su camisa, aparecieron las marcas de una posible mordida en su hombro.

Publicidad

Suárez, de 27 años, ahora esperará una posible sanción del maxímo organismo rector del futbol que incluso le podría hacer perder partidos oficiales como castigo.

Leer: Luis Suárez, ¿una figura odiada en el futbol inglés?

Pero el entrenador de Uruguay Oscar Tábarez insite en que el no vio ningún incidente al ser cuestionado durante la conferencia de prensa posterior al juego.

"Me gustaría ver las imágenes", dijo.

Publicidad

"Yo no lo vi. Y si paso el árbitro problablemente tampoco lo vio. Entonces no puedo dar mayores comentarios. Tenemos cosas más importantes que esto en un partido de futbol", agregó el entrenador.

Luis Suárez dijo en declaraciones posteriores que son "jugadas que pasan en la cancha" y agregó "choqué con el hombor de él (Chiellini)"

Diego Godín marcó el gol de la victoria al minuto 81 de juego ante una Italia que jugó la última media hora con 10 hombres tras la expulsión de Claudio Marchisio.

El entrenador de Italia, Cesare Prandelli, ofreció su renuncia en la conferencia de prensa pero todos los ojos estaban sobre Luis Suárez.

Publicidad

El uruguayo, quien juega en el cluib inglés Liverpool, fue suspendido durante 10 partidos en abril de 2013 después de morder al defensor del Cheslea Branislav Ivanovic.

También, durante su estancia en el Ajax de Holanda fue encontrado culpable y castigado durante siete juegos después de darle una mordida a Otman Bakkal.

Publicidad

Pero los escándalos del uruguayo no se quedan ahí.

En la Copa Mundial 2010 en Sudáfrica, el charrúa tomó deliberadamente el balón con la mano negándole a Ghana la posibilidad de alcanzar un lugar en las semifinales del torneo.

Al año siguiente, después de su fichaje por el Liverpool, Suárez fue declarado culpable por abusos racistas contra el jugador del Manchester United Patrice Evra.

Fue multado con 63,000 dólares y suspendido por ocho partidos.

Publicidad

La semana pasada, después de anotar dos goles en la victoria por 2-1 de su equipo sobre Inglaterra, Suárez arremetió contra los medios de comunicación británicos después de afirmar que había sido tratado de manera injusta sobre sus transgresiones.

"Antes del juego contra Inglaterra se rieron de mi actitud en los últimos años", dijo a los periodistas después del partido.

"Quiero ver lo que piensan ahora. He soñado con este momento."

La empresa de comida rápida, McDonald's, de Uruguay, aprovechó la controversia y publicó en su cuenta de Twitter un mensaje para Luis Suárez.

Publicidad

La marcha de chocolates Snickers también aprovechó el suceso para hacerse publicidad. "Oye Luis Suárez, la siguiente vez que tengas hambre solo agarra un Snickers", escribió.  

Publicidad

Publicidad

“Creo que es seguro decir que Uruguay tenía hambre de ganar”, tuiteó TGI Fridays, una cadena de restaurantes de Estados Unidos.

Publicidad

La marca de chicles Trident no quiso quedarse atrás. “Mastica Trident, no jugadores de futbol”, escribió.  

Publicidad

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad