Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Derivados, ¿un escudo contra el dólar a 20 pesos?

Entendemos que tienes una gran preocupación por el estado de tu billetera... así que esta podría ser una opción solución.
Busca el más conveniente
Busca el más conveniente Los diferentes tipos de derivados te permiten obtener beneficios más acordes a tu necesidad.

El peso mexicano se deprecia cada vez más frente al dólar estadounidense y esta semana tocó mínimos históricos, un hecho que puede generarte preocupación por el estado de tu billetera.

Sin embargo, existen opciones para proteger tu dinero de la volatilidad: una de ellas son los derivados financieros.

1-

¿Qué son?

Los derivados son instrumentos de cobertura cuyo valor está vinculado a un activo subyacente—como una acción, un bono o una tasa de interés—. Te permiten pactar de antemano condiciones, precios y fechas de vencimientos desde el momento de una adquisición para que, independientemente de que el precio del activo sube o baje, tú pagues siempre lo mismo.

Publicidad

Lee: Opinión: Redefiniendo nuestras inversiones

“Usándolos responsablemente (los derivados financieros) te pueden ayudar mucho a reducir la volatilidad, ya sea como empresa o como persona física”, dijo a Expansión el director ejecutivo de negocios de la casa de bolsa Finamex, Eduardo Carrillo.

2-

¿Para qué sirven?

Los derivados financieros protegen tus inversiones ante escenarios de cambio, lo que te permite fijar y programar tus gastos y cuidar de tu patrimonio.

“No se tienen que ver como una inversión sino como una protección ante diferentes escenarios”, señaló Carrillo.

Estas herramientas pueden ser utilizadas por personas físicas y morales, aunque es necesario contar con la asesoría de un especialista en la materia.

Recomendamos: Crece el número de empresas e inversión fintech en México

3-

¿Qué tipos de derivados existen (y cómo saber cuál te conviene más)?

Hay muchos tipos diferentes de derivados financieros. Entre los más conocidos se encuentran los futuros, los warrants, los forwards, los swaps y las opciones. Aunque todos contribuyen a la liquidez, tienen diferentes beneficios y pueden usarse para diferentes propósitos.

“Dadas tus necesidades es el tipo de derivados que podrían utilizar”, dijo el experto de la casa de bolsa Finamex.

Algunos, como los forwards, se usan en el sector de importación y exportación de bienes, mientras que otros, como las opciones, “son como si tuvieras un seguro, pues tienes el derecho, pero no la obligación, de comprar y vender el subyacente”. Otros pueden usarse en obligaciones contratadas a tasa variable o planeación de flujos en efectivo, entre otros.

Recomendamos: 5 lecciones para conseguir inversión extranjera para tu emprendimiento

4-

Quiero uno, ¿qué hago?

México tiene in mercado de derivados conocido como MexDer, así como una Cámara de Compensación de Derivados, que operan bajo la regulación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Banco de México (Banxico) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de acuerdo con Finamex. Su existencia garantiza que toda transacción sea ordenada y legal.

Así que, si quieres adquirir algún tipo de derivado debes siempre asesorarte con algún especialista en las casas de bolsa. Lo puedes hacer como persona o como empresa y te sirve para inversiones personales, de la Bolsa, de tipo de cambio o para asuntos de negocios, destacó Carrillo.

Cada institución determina los distintos montos que puedes utilizar en derivados financieros, por lo que puedes compararlos y analizar tus opciones para saber qué es lo que más te conviene.
null

¿Quieres saber cómo cuidar tu dinero?
Recibe nuestro contenido sobre ahorro, gasto e inversión en un correo semanal.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad