Publicidad
Publicidad

Los precios en la eurozona caen 0.7%

La baja se atribuye a la disminución de los costos de la energía y los alimentos; debido a estos resultados, el Banco Central Europeo quiere mantener la inflación debajo del 2%.

Los precios al consumidor de la eurozona bajaron en julio más de lo que se había estimado anteriormente, gracias a la disminución de los costos de la energía y los alimentos, mostraron unos datos rectificados este viernes. Y aún sin esos componentes volátiles, la inflación continuó moderándose.

Los precios al consumidor en las 16 naciones que usan el euro descendieron el 0.7% mensual para una caída interanual también del 0.7%, mayor que la baja de 0.6% estimada inicialmente por Eurostat, oficina de estadísticas de la Unión Europea.

Es el segundo mes seguido que los precios retroceden en términos anuales después de la reducción de 0.1% en junio.

La desinflación fue principalmente el resultado de la caída de los precios energéticos, que cedieron el 1.8% mensual y el 14.4% interanual, además del abaratamiento de los alimentos, cuyos precios se redujeron el 0.4% mensual y tuvieron un desempeño anual plano.

Publicidad

Sin esos volátiles componentes, en lo que el Banco Central Europeo (BCE) denomina inflación subyacente, los precios cayeron el 0.5% mensual para un aumento anual de 1.2%, una baja desde 1.3% en junio, 1.5% en mayo y 1.7% en abril.

El BCE quiere mantener la inflación debajo pero cerca del 2%. La entidad ha dejado en claro que no quiere que la inflación se enfríe demasiado, pero también ha dicho que existe sólo un riesgo muy pequeño de deflación, que define como un período largo de bajas de precios junto con expectativas de más declives.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad