Publicidad
Publicidad

Las “tonterías” del FMI según Brasil

La Hacienda brasileña calificó de “tonterías” el reporte del Fondo acerca de sus finanzas públicas; su titular expresó su desacuerdo, diciendo que las fallas se deben, quizá, a la falta de su líder.
 La agencia colocó su deuda dentro de la categoría de grado de inversión. (Foto: Cortesía SXC)
brasil-bandera-SXC.jpg (Foto: Cortesía SXC)

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, refutó este viernes un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que alertó sobre un brusco deterioro de las cuentas públicas de Brasil, al que calificó como una "tontería".

Mantega usó palabras extrañamente fuertes para rebatir el Monitor Fiscal del FMI, divulgado el jueves pasado, y atribuyó su autoría a "alguno de aquellos viejos ortodoxos del Fondo" que según él "se distrajo y dijo todas esas tonterías".

"Se dice en el Monitor que hay un deterioro en la situación fiscal de Brasil. eso es un error porque viendo los datos se percibe que de 2009 a 2010 tenemos una mejoría fiscal. El superávit primario en 2010 será mayor que en 2009", declaró el ministro a periodistas.

Precisó que el superávit fiscal primario del gobierno central, que excluye el servicio de la deuda, cerrará 2010 en 2.15% del Producto Interno Bruto (PIB), similar al 2.1% alcanzado en 2009 contemplando el Gobierno central junto a los estados y municipios.

Adelantó también que el déficit nominal, que incluye el servicio de la deuda, alcanzará 2.4% del PIB en 2010, inferior a 2009 cuando estuvo por encima del 3% del PIB.

El ministro recordó además que la deuda pública en 2009 alcanzó 42.5% del PIB, mientras que en 2010 caerá a 41% y a 38% en 2011.

Publicidad

El Monitor Fiscal del FMI proyectó un déficit nominal de 3.1% en 2011, lo que el ministro calificó como un error, por cuanto el Gobierno trabaja con una previsión de 1.8%.

"Creo que el director gerente del FMI (Dominique Strauss-Kahn) debe haber salido de vacaciones y alguno de aquellos viejos ortodoxos del Fondo escribió ese monitor", sostuvo Mantega.

Agregó que incluso llamó a Strauss-Kahn este viernes por la mañana para discutir el informe pero que no pudo hablar con él porque era muy temprano en Washington. Según Mantega, el texto no refleja la opinión del jefe del organismo.

El Monitor Fiscal atribuyó el supuesto deterioro fiscal brasileño al incremento de gastos en 2009 y 2010 adoptado para estimular la economía ante los efectos de la crisis global, pero Mantega explicó que se trató de un incremento temporal que ya fue retirado.

Recordó además que el gobierno prepara un fuerte recorte en el gasto público para 2011 para equilibrar las cuentas y asegurar la preservación del superávit primario.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad