Publicidad
Publicidad

Sueldos crecen menos que productividad

El rezago genera una creciente desigualdad de ingresos en el grueso de las naciones, dice la OIT; asegura que no hay una política convincente y coordinada a nivel global para afrontar el desempleo.
La OIT pide que se aumenten las inversiones en infraestructura y su mantenimiento. (Foto: Getty Images)
salarios

Los sueldos aumentan menos que la productividad a nivel mundial, lo que ha llevado a una "creciente desigualdad" de ingresos en la mayoría de países, advirtió este sábado la Organización Internacional del Trabajo (OIT). "Los salarios van por detrás de la productividad en la mayoría de países, lo que ha llevado a un giro a favor de los beneficios", afirmó el director general del organismo, Guy Ryder.

El directivo destacó que la recesión en Europa "está empujando el desempleo a niveles no vistos en generaciones" y alertó que la pobreza aumenta en los países más afectados por la crisis.

Consideró que no existe una política "convincente" y "coordinada" a nivel global para afrontar el problema del desempleo.

"Las actuales políticas no están deteniendo el aumento del desempleo en las economías avanzadas y están frenando el rápido crecimiento que los países emergentes y en desarrollo necesitan para satisfacer las demandas de su joven fuerza laboral", destacó en el texto del discurso preparado ante la sesión plenaria del Comité Monetario y Financiero (IMFC por su siglas en inglés), máximo órgano asesor del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Publicidad

Para solucionar los problemas existentes instó a aumentar las inversiones en infraestructura y su mantenimiento, a mejorar las condiciones del crédito para las pequeñas y medianas empresas y a crecer y reforzar los sistemas de protección social.

Dijo, además, que es necesario supervisar las políticas salariales en los países en los que los sueldos se han quedado por detrás de la productividad, lo que ha llevado a una demanda deficiente "y en algunos casos a una deuda insostenible de los hogares".

Insistió, por otro lado, en la necesidad de reforzar los sistemas de educación y formación, concentrándose sobre todo en los jóvenes y las mujeres.

Lamentó que cinco años después del estallido financiero, "la economía global no crezca a un ritmo lo suficientemente rápido para crear oportunidades de empleo decentes" con las que se pueda regresar a los niveles de antes de la crisis y acelerar la reducción de la pobreza extrema.

Publicidad

El fondo inició este viernes su asamblea de primavera conjunta con el Banco Mundial (BM) que concluye este sábado en Washington y a la que asisten más de 200 ministros de Finanzas y banqueros centrales.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad