Publicidad
Publicidad

La economía pierde fuerza en julio

La actividad económica acumuló cuatro meses en zona de recesión, de acuerdo con el INEGI; las importaciones y la actividad industrial mostraron debilidad durante el periodo.
El sistema de indicadores cíclicos del INEGI está basado en una metodología desarrollada por la OCDE. (Foto: Getty Images)
grafica

La economía mexicana se debilitó en julio y acumuló cuatro meses en zona de recesión, de acuerdo con los indicadores cíclicos presentados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

El indicador coincidente- que refleja el estado actual de la economía-  bajó 0.01 puntos en julio respecto a junio para ubicarse en 99.9 puntos, una cifra por debajo de su tendencia de largo plazo.

Recesión es una de las cuatro fases que mide el "ciclo de crecimiento" que incluye  además "expansión", "desaceleración" y "recuperación", pero no establece la magnitud del crecimiento. Es una metodología desarrollada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La caída de julio se debió a que las importaciones totales , la actividad industrial y la actividad económica mensual se ubicaron en fase recesiva, mientras que el número de asegurados permanentes en el IMSS, se situó en fase de desaceleración.

Publicidad

El resto de los seis componentes de este indicador (la tasa de desocupación urbana y el índice de ventas netas al por menor en los establecimientos comerciales) se encuentra en fase expansiva.

Artículo relacionado: ¿México en recesión?, los expertos debaten

Para el INEGI, la economía está en zona de recesión cuando el componente cíclico del indicador coincidente está decreciendo y se ubica por debajo de su tendencia de largo plazo, lo que sucedió a partir de abril de 2013, cuando ya se habían registrado por lo menos nueve meses desde que inició la desaceleración, es otro de los datos para determinar si la actividad económica se encuentra en esa fase. 

El indicador adelantado- que con seis componentes busca señalar anticipadamente la trayectoria del coincidente- retrocedió 0.02 puntos porcentuales, para ubicarse en los 100 puntos, con lo que acumula cinco meses a la baja.

Publicidad

Su evolución se debe a que el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores se encontró en fase recesiva en términos reales, mientras que el tipo de cambio real se posicionó en fase de desaceleración.

Por el contrario,  las exportaciones no petroleras  y la tendencia del empleo en las manufacturas se localizaron en fase de recuperación, en tanto que la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio y el Índice Standard & Poor´s 500 (índice bursátil de Estados Unidos) se ubicaron en fase de expansión.

 

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad