Publicidad
Publicidad

Una ola de quiebras amenaza a Rusia

Si las tasas de interés no bajan de su actual 17%, varias empresas quebrarán, dijo un funcionario; el impacto de las sanciones occidentales ha cortado el suministro de efectivo a muchas firmas rusas.
El presidente ruso Vladimir Putin respondió a las sanciones de Europa y EU con prohibiciones de importaciones de alimentos. (Foto: Reuters)
putin

La presión está aumentando sobre Vladimir Putin: Rusia será golpeada por una ola de quiebras a menos que recorte las tasas de interés muy pronto, advirtió un alto funcionario financiero.

Anatoly Aksakov, presidente de la Asociación Bancaria regional de Rusia y vicepresidente del comité de mercados financieros del parlamento, dijo que las empresas se estaban quedando sin dinero en efectivo.

“Los banqueros creen que mantener la situación tal y como está provocará una ola de quiebras, no sólo entre entidades de crédito, sino también en varias negocios y empresas”, escribió Aksakov en una carta al Banco Central, según medios estatales rusos.

Aksákov dijo que el Banco Central debe recortar las tasas este mes al 15% desde el 17%, y luego gradualmente hasta el 10.5%, el nivel que tenían antes de la crisis financiera actual. Una tasa de 17% significa que algunas empresas tenían que pagar hasta 30% para pedir dinero prestado.

Publicidad

Las tasas más bajas permitirán a los bancos prestar más a empresas y particulares, dijo.

Los comentarios indican una profundización del estrés en el sector financiero ruso. La agencia de calificación Fitch rebajó la calificación de la deuda soberana del país la semana pasada, atribuyéndolo a un fuerte deterioro de sus perspectivas económicas.

Las sanciones occidentales impuestas a causa de las acciones de Rusia en Ucrania  han provocado una crisis de liquidez, al dejar fuera a muchas empresas de los mercados de financiamiento internacionales.

La aerolínea regional Ak Bars Aero dijo el lunes que suspendería las operaciones hasta marzo, uniéndose a varias otras líneas rusas que han suspendido vuelos a medida que el rublo cae y sus problemas financieros se profundizan.

Publicidad

Un colapso en el rublo, impulsado en parte por el desplome en los precios del petróleo, está causando más afectaciones económicas al elevar la inflación. La inflación anual alcanzó el 11.4% en 2014, informó la prensa estatal el lunes. Esa presión sobre los precios ha llevado al banco central a elevar las tasas de interés.

El rublo estaba bajo presión nuevamente el lunes, cayendo 1.3% frente al dólar estadounidense a medida que los precios del petróleo continuaban bajando. Rusia depende en gran medida de los ingresos petroleros. La moneda perdió alrededor del 40% de su valor en 2014.

El Gobierno ha tratado de apuntalar al sector bancario con una serie de apoyos financieros, al gastar miles de millones para respaldar a prestamistas incluyendo VTB, Gazprombank y el quebrado Trust Bank.

BNP Paribas indicó el lunes que los bancos rusos podrían necesitar una cantidad abrumadora de apoyo este año.

Publicidad

“Los bancos podrían necesitar hasta... 45,000 millones de dólares en capital en 2015 para apoyar los préstamos y absorber las pérdidas de crédito, y otros... 11,500 millones de dólares para hacer frente a las pérdidas de valoración del tipo de cambio”, escribió la especialista en créditos Tatiana Tchembarova.

Al mismo tiempo, el banco central ha estado recurriendo a sus reservas de dinero extranjero para tratar de estabilizar su moneda y contener la crisis económica.

Quemó más de 120,000 millones de dólares en reservas en moneda extranjera el año pasado. Ahora cuenta con 388,500 millones de dólares restantes en su total de reservas internacionales, que incluyen oro y otros activos externos líquidos.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad