Publicidad
Publicidad

Ley de ISR, golpe al trabajador y seguridad social: Prodecon

La reforma hace distinción en el tema salud entre contribuyentes con altos y bajos ingresos, señala; los cambios aprobados son inequitativos para quienes se autoemplean, agrega la procuraduría.
Lo aprobado por los diputados fue turnado al Senado para su discusión. (Foto: Shutterstock)
seguro medico

La  reforma a la Ley del Impuesto Sobre la Renta aprobada por los diputados, y turnada al Senado, significa un golpe a los trabajadores, a la seguridad social y a los contribuyentes más desprotegidos, afirmó este martes la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon). 

El organismo se refirió en particular a la modificación al artículo 51, correspondiente a la deducción de servicios médicos.

El Pleno de la Cámara baja aprobó el lunes adicionar a las deducciones de pagos estrictamente indispensables por honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios, los de enfermería, análisis, estudios clínicos, prótesis, y compra o alquiler de aparatos para la rehabilitación de los pacientes.

Esta posibilidad es siempre y cuando se deriven de incapacidades contempladas en la Ley Federal del Trabajo, que éstas sean mayores al 50%, y se cuente con el certificado correspondiente expedido por las instituciones públicas de seguridad social.

Publicidad

“(Esta modificación) está atentando contra el sistema mismo de seguridad social, pues parece que si el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado) o ISSFAM (Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas) no proporcionan, como es su obligación, todos los servicios médicos necesarios para cubrir la incapacidad del trabajador, éste los puede erogar por su cuenta y serán deducibles sin límite alguno”, dijo la Prodecon en un comunicado.

La procuraduría añadió que la reforma sólo favorecerá a los trabajadores con altos sueldos, ya que, dijo, éstos sólo acuden a la seguridad social pública para obtener el certificado de incapacidad, pero erogan por su cuenta los gastos que les ocasione su enfermedad o accidente atendiéndose en hospitales y médicos privados.

“En cambio, los trabajadores que perciben bajos salarios difícilmente podrán afrontar por ellos mismos los gastos que no les provean las instituciones de seguridad social”, dijo.

La Prodecon señaló también que la reforma es regresiva e inequitativa para las personas que se autoemplean, ya que ellos seguirán teniendo como tope de deducción para gastos médicos y hospitalarios el equivalente al 10% de su salario.

Publicidad

“En cambio, los trabajadores, ejecutivos o servidores públicos que obtengan altos sueldos (…) podrán ir con médicos privados o atenderse en hospitales privados deduciendo el total de sus gastos”, comentó.

El organismo concluyó el texto señalando que el Ombudsman se mostró preocupado de que se haga una distinción entre los contribuyentes en “un tema tan sensible como es la salud”.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad